Ir a contenido

EXTRAÑA DEMANDA

Messi no se presenta a un juicio en el que le piden un porcentaje de sus ganancias

Según el demandante el padre del futbolista le prometió entre el 1 y el 3% de la ficha del jugador si llegaba a profesional en el 2004

Leo Messi en el partido frente al Valencia en Mestalla.

Leo Messi en el partido frente al Valencia en Mestalla. / KAI FORSTERLING

Leo Messi no ha comparecido este martes a las 10 de la mañana al juicio para el que había sido citado en Girona por un presunto incumplimiento del contrato que permitió que su padre regularizara hace años su residencia en España. Al parecer, el progenitor de la estrella azulgrana prometió a un promotor gerundense un pequeño porcentaje de las ganancias del hijo a cambio de un trabajo cuando el futbolista solo era una promesa del Barça.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Messi estaba citado a esa hora, pero no se ha presentado y, además, en ese momento ha comenzado una huelga convocada por los letrados de administración de justicia. Ante esta última circunstancia, el juicio se ha suspendido y se reanudará con la participación del otro testigo convocado y de Messi si se persona a tiempo.

La causa del juicio

La querella contra el futbolista es por un presunto contrato a su padre expedido por una empresa constructora que le permitió regularizar su estancia en España en los inicios de la carrera del jugador y que, según el demandante, contemplaba una recompensa si el argentino se incorporaba a la plantilla profesional del Barcelona.

El juicio tenía programada una primera cita el pasado 22 de mayo, pero se aplazó a este martes también por incomparecencia de Messi. El futbolista estaba citado en el Juzgado de Primera Instancia de Girona en un juicio civil por un embrollo con un contrato que la familia de la estrella argentina niega haber firmado; aunque, en cambio, el demandante da validez.

El riesgo

Todo sucedió cuando Jorge Messi, padre del jugador, quedó en situación irregular en España tras finalizar el contrato que lo ligaba con el Barça, rescindido en el 2004 por el entonces presidente del club Joan Laporta. Si no arreglaba la situación corría el riesgo de tener que regresar a Argentina con su hijo.

Jorge Messi consiguió entonces un trabajo durante seis meses como captador de inversiones para una empresa constructora ubicada en Girona. A cambio, para devolver el favor al empresario que lo contrató, Jorge Messi, siempre según la versión de los demandantes, prometió pagar entre el 1 y el 3% de la ficha del futbolista si llegaba al primer equipo del Barça. La familia Messi niega la existencia de este acuerdo. Está previsto que, una vez se reanude el juicio, el padre del jugador declare desde Buenos Aires por videoconferencia.

El jugador se arriesga a una multa y a que se falle en su contra

Esta tarde se ha reanudado el juicio tras la huelga de funcionarios. Si Messi no acude se arriesga no solo a una multa pues la legislación precisa que "si la parte citada para el interrogatorio no compareciese al juicio, el tribunal podrá considerar reconocidos los hechos", en este caso el impago de una recompensa a la empresa constructora que contrató al padre de Messi si el delantero llegaba a la plantilla profesional del Barcelona.

Además, la normativa contempla la imposición de una multa previo apercibimiento al interesado si su ausencia está injustificada.

Temas: Messi