Ir a contenido

LESIÓN MUSCULAR

Coutinho, de dos a tres semanas de baja

El jugador brasileño sufre una pequeña rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda

Marcos López

Coutinho, el pasado sábado en Vallecas donde fue sustituido por Valverde.

Coutinho, el pasado sábado en Vallecas donde fue sustituido por Valverde. / AFP / BENJAMIN CREMEL

Se rompió Coutinho. Justo después de completar en Milán un buen partido, sirviendo, por ejemplo, la asistencia del gol a Malcom, la estrella azulgrana estará de baja "entre dos y tres semanas", según anunció el Barcelona en un escueto comunicado médico.

Escueto porque no informó donde sufrió ese percance muscular el exjugador del Liverpool. El club no quiso revelar si fue, precisamente, en San Siro donde jugó los 90 minutos cuando padeció "una pequeña rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda", que le aleja de los terrenos de juego

Coutinho se pierde el duelo del domingo en el Camp Nou ante el Betis (16.15 horas), pendiente ahora, como explicó el propio Barcelona, de que "la evolución de la lesión" le permita estar el próximo 24 de noviembre en el Metropolitano ante el Atlético de Simeone. Si no llega a tiempo, también podría perderse el penúltimo duelo europeo de la liguilla en Eindhoven ante el PSV (miércoles 28 de noviembre).

Messi, a punto

La lesión de Coutinho, que se pierde los dos amistosos de Brasil en Inglaterra (el 16 ante Uruguay y el 20 frente a Camerún), coincide con el inminente retorno de Messi al equipo. Se entrena con normalidad el astro argentino, que ya viajó a Milán, pero Valverde no quiso precipitar su retorno para evitar una recaída de la fractura en el radio del codo derecho que sufrió ante el Sevilla el pasado 20 de octubre.

Como ya ocurrió en Milán,  tanto Leo como Valverde decidirán si merece la pena correr riesgos ante el Betis

Los médicos azulgranas fijaron en tres semanas el plazo para que Messi volviera al campo. Un plazo que le permitiría así poder jugar el domingo contra el Betis o, al menos, que se siente en el banquillo. Al igual que ya ocurrió en Milán, donde se quedó en la grada, tanto el delantero como Valverde decidirán, horas antes del choque liguero, si merece la pena correr ese riesgo o aprovechar el parón de dos semanas en la Liga para que la lesión en el codo haya quedado totalmente olvidada.

Ese mismo parón le viene de maravilla a Coutinho, que ha sufrido su primera lesión desde que llegó al Barcelona en enero. En este inicio de temporada, el brasileño, que ha marcado cinco goles, había disputado 16 de los 17 partidos oficiales. Solo descansó en León. Ni siquiera fue convocado para el duelo de ida copero (0-1 para los azulgranas), convertido como es en una pieza esencial de la estructura táctica de Valverde: al inicio como interior; ahora ya como falso extremo izquierdo. 

Dembélé, con gastroenteritis

La baja de Coutinho obligará al técnico a usar otros recursos en el ataque, como es el caso de Dembélé, quien este jueves no se entrenó con el equipo debido a que tenía una gastroenteritis. Horas después, Didier Deschamps, el seleccionador francés, lo incluía, eso sí, en la lista de 23 jugadores para medirse a Holanda el viernes 16 de noviembre y el amistoso en París el martes 20 contra Uruguay.

Lenglet, a pesar de su excelente rendimiento en el Barça supliendo al lesionado Umtiti, se queda fuera de esa convocatoria. Sin Coutinho, al menos ante el Betis, a Dembélé, que ya fue titular contra el Inter, se le abre la posibilidad de entrar en el once inicial.

Munir, en la grada de Milán

A esa plaza vacía también aspiran Malcom, el extremo que regresó del olvido con su valioso gol en San Siro, y Rafinha, la opción escogida por Valverde para supurar la herida que dejó el codo fracturado de Messi. Esas son las principales alternativas del técnico teniendo en cuenta, además, que Munir, que asumía hasta esa semana el rol de quinto delantero vio el choque europeo con el Inter desde la grada.

No solo Dembélé le pasó a Munir por delante, algo habitual, sino que Malcom le quitó también su tradicional sitio en el banquillo. Y luego, en el campo. Munir, titular en la Copa (90 minutos jugó ante la Cultural Leonesa), fue una de las soluciones de emergencia de Valverde en Vallecas (suplió a Coutinho) para remontar un partido que estaba perdido. En Milán, sin embargo, vio el partido desde un palco privado junto al lesionado Messi. Umtiti, por su parte, es prudente: "Un paso más para volver", escribió el francés en sus redes sociales.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.