Ir a contenido

INTERÉS EMPRESARIAL

Mediapro ofreció 300 millones por dar nombre al Camp Nou

El Barça y la empresa no llegaron a un acuerdo al exigir el club que se retirara una demanda contra Sandro Rosell

Simulación del mosaico que tendrá lugar en el Camp Nou el próximo domingo. 

Simulación del mosaico que tendrá lugar en el Camp Nou el próximo domingo.  / FC BARCELONA

Mediapro ofreció 300 millones de euros al Fútbol Club Barcelona por dar nombre al Camp Nou. Jaume Roures, socio fundador de Mediapro, lo ha confirmado en una entrevista en el programa 'El Partidazo' de la cadena COPE que ha recogido el diario 'Sport'. Según la versión de Jaume Roures, al final no se llegó a un acuerdo al retirarse la operadora de las negociaciones tras la exigencia del Barça de que retirase una demanda por espionaje contra el expresidente del Barcelona Sandro Rosell.

La oferta de Mediapro era de unos 300 millones de euros por patrocinar el Camp Nou durante 20 años. Una propuesta que superaba las previsiones que se había marcado de salida el Barcelona cuando presentó el Espai Barça. El Barça preveía una inversión de unos 600 millones de euros dividida en tres partes de 200 millones de euros. 200 millones en un crédito sindicado, 200 millones generados por la actividad ordinaria del club y 200 millones más los los derechos del nombre del Camp Nou, los llamados 'naming rights'.

Precisamente, según una información de 'El País', ambas partes se llegaron a reunir hasta cuatro veces, una con la participación del presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, pero  las conversaciones terminaron cuando la directiva barcelonista solicitó a Mediapro la retirada de la demanda por espionaje presentada contra Sandro Rosell en 2016.

"Tuvimos una negociación con el Barça con este objetivo, pero esto se rompió de golpe y porrazo, y apareció esta exigencia que estaba fuera de lugar", ha explicado Roures en la cadena COPE.

El Barça lleva meses negociando el nombre del Camp Nou. La última información que trascendió fue,  justo hace un año, el 26 de octubre del 2017, la que apuntaba a  la farmacéutica Grifols. Entonces la compañía se apresuró a desmentir cualquier interés en este tipo de patrocinios a través de un escueto comunicado.