GRAVE PROBLEMA

Valverde busca un sustituto para el insustituible Messi

El técnico tiene cuatro delanteros aspirantes pero también la opción de cambiar de sistema para afrontar los próximos seis partidos

Valverde habla con Dembélé instantes antes de darle entrada en sustitución de Messi frente al Sevilla.

Valverde habla con Dembélé instantes antes de darle entrada en sustitución de Messi frente al Sevilla. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Como les ha sucedido a todos sus predecesores,Ernesto Valverde vivirá una experiencia única en el Barça, otra, pero esta vez desagradable: sustituir a Leo Messi. No se trata de improvisar en una breve ausencia copera, sino de buscar un recambio para el futbolista insustituible durante tres semanas. O, lo que es lo mismo, seis partidos.

Desde el sábado por la noche barrunta Valverde cómo ocupar el vacío inabarcable de Messi. "Claro que lo echaremos de menos", exclamó Valverde sobre el incipiente problema que se le venía encima. El pensamiento que tuvieron en su día desde Frank Rijkaard a Luis Enrique, pasando por Pep Guardiola, Tata Martino y Tito Vilanova.

Calendario denso

Todos, en algún momento, vieron al astro caído. La fractura del radio de derecho ha sido, sin embargo, novedosa, lo que no resta gravedad porque el calendario del Barça es especialmente denso. Y especialmente complicado en el inicio con las visitas del Inter de Milán en la Champions y el Madrid en la Liga. La primera prueba no arrojó consecuencias negativas. El Barça despachó el Sevilla aunque, en parte, Messi dejó el trabajo hecho con dos goles antes de caer.

Valverde observa la retirada de Messi en el Barça-Sevilla. / JORDI COTRINA

Valverde prescindió de Messi cinco veces el año pasado; cuatro fueron voluntarias, y una se debió al nacimiento del último hijo, Ciro, coincidiendo con la visita liguera a Málaga. Deulofeu, Dembélé, Alcácer y Arnáiz se repartieron las presencias. El sábado, cuando Messi estaba mareado, el técnico eligió a Dembélé por delante de Rafinha, que también había salido a calentar.

Dembélé perdió el sábado la ocasión de apropiarse del puesto con una noche convincente

Más fuera que dentro

Dembélé no se ganó el puesto. La actuación del francés, protagonista de un excelente inicio de temporada (hasta que se sentó en el banquillo frente al Tottenham), no fue para confiar ciegamente en él. El siguiente aspirante debería ser Rafinha, si no se tuviera en cuenta que durante el verano estuvo más fuera que dentro del Barça. El zurdo hispanobrasileño cuenta solo 4 apariciones en los 12 partidos.

Cuatro apariciones como Munir, delantero, zurdo igual que los anteriores, aunque su perfil es más próximo al de un delantero centro; en ese sentido, su única titularidad se produjo en Leganés para dar descanso a Luis Suárez. Hay otro aspirante, aunque no lo parezca.

Más que nada, porque el brasileño Malcom está casi inédito. Seis minutos en Valladolid y 20 en Leganés resumen la aportación de uno de los cuatro fichajes del verano. Contratado, por cierto, como una perla cotizada, birlándoselo al Roma a última hora y pagando 41 millones al Girondins de Burdeos. Pese a que estuvo lesionado tres semanas con un esguince de tobillo, ha sido uno de los descartes habituales.

Malcom, Messi y MUnir celebran un gol ante el Boca JUniors en el Gamper. / JORDI COTRINA

La opción de cambiar de sistema

Valvede maneja otras fórmulas, pero implicarían un cambio de sistema. En esa "mejor plantilla" que maneja, en palabras del secretario técnico Eric Abidal en la asamblea de compromisarios, puede elegir a Sergi Roberto, el multiusos por antonomasia de la plantilla.

Valverde puede proteger más al equipo recuperando el 4-4-2 y dando la alternativa a Arturo Vidal

Te puede interesar

El futbolista de Reus se desempeñó de extremo por necesidad con Luis Enrique. Su perfil más defensivo, y su actitud más proactiva para presionar, ayudarían a proteger más al equipo ante el Inter y el Madrid, los rivales más peligrosos de la momentánea fase sin Messi. Rayo, Betis, la Cultural en la Copa y la vuelta ante el Inter son los otros partidos en los que faltará el astro.

En esa opción de volver al 4-4-2, la baja de Messi brindaría a Valverde la posibilidad de dar una oportunidad a Arturo Vidal. El internacional chileno fue un refuerzo de talla física y enfocado para la Champions. Ha sido titular dos veces y ha sido suplente sin utilizar en los dos últimos encuentros. Vidal puede reivindicar el papel que exige por su categoría si es el elegido.