Ir a contenido

EL PARTIDO ANTE EL GIRONA

El momento de Lenglet

La obligada ausencia de Umtiti frente al Tottenham abre la puerta de la titularidad al joven central francés, que aún debe convencer a Valverde

Rafael Tapounet

Lenglet porfía con Irving Lozano en el partido entre el Barça y el PSV en el Camp Nou.

Lenglet porfía con Irving Lozano en el partido entre el Barça y el PSV en el Camp Nou. / GETTY / GEERT VAN ERVEN SOCCRATES

El modo en que Ernesto Valverde administra la plantilla del FC Barcelona puede resultar exasperante al sector más impaciente de la afición azulgrana, con su ansia de novedades, pero es un fiel reflejo de la personalidad cauta y mesurada del técnico extremeño. Si hay que rotar, opina el Txingurri, mejor hacerlo con la parsimonia de la noria que con el vértigo alocado de las sillas voladoras. Y reservándose siempre la posibilidad de dar marcha atrás para volver a la posición inicial. Hasta ahora, los únicos cambios que ha introducido el míster en el once tipo han consistido en dar entrada a Semedo sacrificando a Coutinho (lo ha hecho en dos ocasiones y en las dos ha tenido que rectificar en el entreacto) y alinear a Rafinha para dar descanso a Busquets (lo hizo en Anoeta y también tuvo que corregirse).

Pero todo plan está expuesto a contingencias, y la absurda expulsión de Umtiti por doble tarjeta amarilla en el partido de Champions frente al PSV Eindhoven obliga ahora a Valverde a acelerar el calendario de rotaciones en el centro de la zaga. El internacional francés no podrá jugar el día 3 de octubre contra el Tottenham Hotspur de Mauricio Pochettino en Londres, un duelo exigente que puede marcar el destino del Grupo B, y el técnico azulgrana necesita que el futbolista que ocupe la plaza de central llegue a Wembley con el mayor rodaje posible. De ahí la conveniencia de hacerle un sitio en el equipo titular en al menos dos de los tres partidos de Liga que restan antes del próximo compromiso europeo: Girona (este domingo, a las 20.45 horas), Leganés (el miércoles 26) y Athletic de Bilbao (el sábado 29).

¿Cuál de los dos jugadores de que dispone Valverde para ese puesto será el elegido el día del Tottenham? Todo apunta a que Clément Lenglet tiene, de entrada, más opciones que Thomas Vermaelen. El francés, por quien el Barça pagó este verano la cláusula de rescisión de 35,9 millones, jugó de inicio en la Supercopa de España contra el Sevilla, pero en la Liga se ha tenido que conformar con 25 intrascendentes minutos en el partido frente al Huesca. También salió al campo el martes ante el PSV tras la expulsión de Umtiti en el minuto 80. No es mucho, pero es bastante más de lo que está consiguiendo esta temporada Vermaelen. En los seis partidos oficiales disputados hasta ahora por el equipo, el belga solo ha sido convocado una vez; viajó a San Sebastián y no jugó ni un minuto.

El partido de Old Trafford

A favor de Lenglet juega además el extraordinario cuajo que mostró en el curso pasado cuando el Sevilla tuvo que afrontar compromisos internacionales de alto nivel, un factor determinante para que el Barça decidiera ir a por él. Especialmente destacable fue su actuación el día de la victoria sevillista en Old Trafford (1-2) que apeó al Manchester United de la Champions, un duelo en el que el central francés, con apenas 22 años, supo neutralizar al temible Lukaku.

De todos modos, Lenglet deberá aprovechar las oportunidades que se le brindarán ahora en la Liga para acabar de convencer a Valverde. En caso de albergar dudas, el técnico podría optar por la mayor experiencia de Vermaelen, un jugador que viene de disputar un Mundial y que el año pasado rindió a gran altura cuando le tocó cubrir la ausencia de Umtiti por lesión.

Temas: Girona FC