Ir a contenido

PROPUESTA EN ESTUDIO

El Girona prepara compensaciones para el duelo contra el Barça en Miami

El club de Montilivi estudia ofrecer el viaje gratis a sus abonados, la entrada para el partido del Camp Nou o incluso la devolución del 40% del abono

Jordi Danés / Albert Guasch

Aficionados del Girona, en las gradas de Montilivi, en el partido contra el Madrid.

Aficionados del Girona, en las gradas de Montilivi, en el partido contra el Madrid. / JOAN CASTRO

Aunque LaLiga trata de estirar el misterio, el Girona-Barça ha sido el partido elegido de Primera División que se exportará a Estados Unidos, a Miami en concreto. Y aunque aún permanecen interrogantes sobre el acuerdo que desvelará en breve Javier Tebas, el club rojiblanco ya se ha puesto en marcha para compensar a sus abonados, que se quedarán sin un partido que tienen subrayado en rojo en el calendario. Al FC Barcelona también le compensa el desplazamiento. Por marca, por estrategia comercial, para lograr más mercado en un país con mucha capacidad económica.

El acuerdo de exportación de un partido de Primera por temporada (con el Barça o el Madrid) se extiende durante los próximos 15 años. Es con la empresa estadounidense Relevent. Cuenta con la reticencia inicial de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que hizo público su malestar por un desplazamiento anunciado sin ser consultada. Amenazaron los jugadores incluso con paralizar la competición.

Su postura no se alinea con la de los clubs. A laLiga ya han llegado peticiones de otras entidades que les interesa el viaje a EEUU. Al Girona también, por eso ya baraja varias fórmulas de compensación a sus abonados. Una contempla trasladar gratuitamente a los aficionados con asiento en Montilivi hasta la sede del partido, hasta Miami. La entrada va incluida. El escenario será el Hard Rock Stadium, con capacidad para cerca de 75.000 espectadores y casa de los equipos de futbol americano Miami Dolphins (NFL) y Miami Hurricanes (NCAA). Este pasado mes de julio albergó el Manchester United-Real Madrid.

Varias opciones

Hay una disponibilidad máxima de 1.500 plazas en vuelos chárter solo para ver el partido, que probablemente se jugaría el 27 de enero sobre las 14.45 horas de la tarde en Miami (las 20.45 horas en Catalunya). Un viaje relámpago con cerca de 15 horas de vuelo entre ida y vuelta. Para los que quisieran alargar su estancia unas horas en Miami, hay una alternativa a un precio de 600 euros (con una noche de hotel y la vuelta el día siguiente en un vuelo regular).

Las otras opciones serían compensaciones económicas. La primera es mixta: una entrada para el Barça-Girona del 23 de septiembre a las 20.45 horas en el Camp Nou y la devolución del 20% del precio del carnet de la temporada en curso. Y para no quisiera o no pudiera ir a Miami ni al Camp Nou, el Girona le devolverá el 40% de lo que le ha costado el abono de todo el curso.

Si todos los abonados escogieran la opción del 40%, el Girona debería desembolsar cerca de 1,5 millones de euros de la partida de carnets, por la cual ingresó unos 3,6 millones a principios de temporada. Para el Girona, el desplazamiento a Florida puede significar unos ingresos de unos 4 millones de euros. Para el Barça, se desconoce. El club azulgrana no ha abordado aún este detalle con la Liga hasta que se aclaren todos los interrogantes que aún rodean el operativo. No se espera desde el club mucho más que los gastos del desplazamiento.

Con Messi en la expedición

En realidad, el interés del FC Barcelona radica en la expansión de la marca. Si laLiga persigue un escaparate en EEUU que eleve el valor de los derechos televisivos de la competición liguera, el Barça también busca un crecimiento económico. De hecho, el partido contra el Girona, o contra cualquier otro, ha caído prácticamente como un regalo.

El club planea desde hace varios veranos giras por EEUU, y consigue con ellas un óptimo rendimiento aun faltando las grandes estrellas del plantel. Las perspectivas se amplían con un partido oficial y con Messi en la expedición. Toda una oportunidad de negocio y de proyección en un país con mucho margen para crecer y en el que la entidad tiene instalada una suntuosa y permanente oficina comercial, en el corazón de Manhattan, en concreto.

Desde el Barça se espera que la Liga resuelva las dudas y consiga aplacar las reacciones enconadas que generó el anuncio precipitado del partido. El exfutbolista Fernando Sanz, director general de LaLiga en Oriente Medio y el Norte de África, defendió en un acto la disputa del partido en EEUU, aunque no anunció oficialmente los contendientes. “Gracias a la expansión internacional de LaLiga desde el 2013, hemos conseguido muchísimas cosas para el fútbol español. En mi época costaba cobrar, había denuncias por impago y eso ha desaparecido. Hay más ingresos para los futbolistas a LaLiga. Jugar en EEUU es un paso más”.

Temas: Girona FC

0 Comentarios
cargando