Ir a contenido

ENTREVISTA EN ESPN

Ibrahimovic: "soy un Ferrari y Guardiola me trató como un Fiat"

El sueco no es conflictivo y culpa a Pep de su mala fama

Zlatan Ibrahimovic y Pep Guardiola.

Zlatan Ibrahimovic y Pep Guardiola. / AFP

Zlatan Ibrahimovic no se olvida de Guardiola. Hace ocho años que el sueco se marchó del Barça por la puerta de atrás pero, aún a día de hoy, no deja escapar cualquier oportunidad para arremeter contra Pep. En la última, en declaraciones a 'ESPN', volvió a dejar claro que, para él, la culpa de su bajo rendimiento fue del técnico: "Cuando me compras, estás comprando un Ferrari. Si manejas un Ferrari, pones combustible premium, conduces hacia la autopistay pisas el acelerador. Guardiola lo llenó con diesel y dio una vuelta por el campo. Si era eso lo que queía, debería haberse comprado un Fiat desde el principio", afirmó, metafóricamente, el sueco.

'Ibra' llegó a las filas azulgranas como el fichaje más caro de la historia del club en ese momento. Sumando el traspaso de Etoo y una indemnización, el montante total del traspaso superó los 70 millones de euros.

Los inicios fueron buenos -se convirtió en el primer debutante en marcar en los cinco primeros partidos de Liga- pero, a partir de la segunda vuelta, hubo un punto de inflexión: "La segunda mitad de la temporada fue un desafío para mí porque llegué a una situación en la que el entrenador no me hablaba y eso fue algo nuevo para mí", declaró el sueco. "Lo resolví diciendo: 'si tienes un problema, lo resolveré por ti: me voy. No me quedaré aquí para darte problemas, no soy así", añadió.

​Convivencia compleja

Zlatan cree que el culpable de su fama de jugador "conflictvo" es de Guardiola. "No tuve problemas con ningún entrenador. Tuve a Fabio Capello, que era una máquina, y todo era disciplina y respeto. No tuve un solo problema, porque cuando tuvimos uno lo resolvimos", declaró. "También tuve a Mourinho. Es conocido por su disciplina y respeto y ni siquiera tuve un problema", dijo el sueco, volviendo a dejar clara su predilección por el entrenador portugués.

Ibrahimovic ya ha estado, hasta la fecha, en nueve clubs en lo que lleva de carrera como futbolista profesional. Pese a sus airadas críticas hacia Guardiola, el delantero sueco no ha podido -o querido- estar mucho tiempo en un mismo club. Dónde más lo logró, fue en París. Estuvo cuatro temporadas en el PSG y su estancia en París es un fiel reflejo de su carrera: se convirtió en el máximo goleador del club en una sola temporada con 38 goles y, en total, marcó 154 en 178 partidos.

Sin embargo, los aficionados parisinos recuerdan sus numerosas salidas de tono. "No he visto a ningún árbitro bueno en este país de mierda", dijo tras un partido ante el Girondins de Burdeos y, hasta el presidente de la República, François Hollande, tuvo que salir al paso para rebajar la tensión.  

Ahora, en su nueva etapa en los Estados Unidos, parece que no ha empezado mal. El sueco marcó, este fin de semana, en el derbi entre Los Angeles FC y los Galaxy, el gol 499 de su carrera. El exazulgrana está a punto de celebrar el medio centenar de tantos.

0 Comentarios
cargando