Ir a contenido

31 DE AGOSTO, FINAL DEL PLAZO

El Barça sigue sin dar por cerrada la plantilla

El club continúa atento al mercado y busca salida a Alcácer, que no entra en los planes de Valverde

Marcos López

Alcácer, en un entrenamiento del Barça ante la mirada de Valverde.

Alcácer, en un entrenamiento del Barça ante la mirada de Valverde. / JORDI COTRINA

La puerta sigue abierta. Tanto para entrar (a Valverde le faltaría aún un centrocampista) como para salir: Alcácer, con una oferta del Borussia Dortmund, es el primero de la lista para abandonar el vestuario del Camp Nou. El mercado enfila sus últimos días. Acaba el 31 de agosto y quedan detalles aún para perfilar la foto definitiva del Barça 18-19. De momento, el técnico calla y espera para saber los recursos que finalmente manejará en su segunda temporada.

Rafinha, según ha anunciado RAC-1, también se plantea su marcha, aunque sea otra vez como cedido. En este caso sería el Betis de Quique Setién quien le abre las puertas al centrocampista, que busca, sobre todo, la continuidad que no tendrá en el Camp Nou.

Valverde observa el Barça-Alavés de la primera jornada de Liga en el Camp Nou. / JORDI COTRINA

En la primera temporada,el técnico rehizo el Barça sin Neymar, llevándolo a unas cotas de eficacia espectaculares en España (Liga y Copa quedan como símbolo de su obra), terriblemente dañado, sin embargo, por la caída europea en Roma. En la segunda tiene que asumir la vida futbolística sin Iniesta. No hay verano tranquilo para el Txingurri, quien espera todavía algún refuerzo más para ese armario que tan buen aspecto tiene.

Dos vías para llenar el armario

Un armario en el que se observa el trabajo del defenestrado Robert Fernández (Arthur y Lenglet), al tiempo que se aprecia la tarea reformadora de Abidal y Planes (Malcom y Arturo Vidal), la nueva cúpula de la secretaría técnica, junto a Pep Segura, el jefe de todo. Valverde está contento con lo que tiene.

El Barça aún piensa en Rabiot o Pogba, mientras el París SG sería feliz con Rakitic

Pero el técnico no cierra ninguna puerta porque quiere potenciar aún más el centro del campo, a pesar de que valora las llegadas de Arthur (toque y asociación) y Arturo Vidal (carácter, presión enfermiza y capacidad de llegada desde la segunda línea). El Barça no deja de mirar a Manchester por si Pogba halla una vía para escaparse de Mourinho. Mira además hacia París donde Rabiot se ha convertido en el foco principal sin olvidarse de De Jong, ese prometedor joven, de 21 años, que asombra en el Ajax. Y en el Paris SG, en cambio, también miran al Camp Nou donde habitan Rakitic y Busquets, el corazón del centro del campo azulgrana. O sea, los pilares del Txingurri.

Ofertas por Alcácer

En el caso de Busi, que aún no ha sellado oficialmente su mejora de contrato, que implicaría un aumento de su cláusula (es de 200 millones de euros ahora), es un viejo deseo parisino. Pero inalcanzable, de momento. Con Rakitic, una de las estrellas de la maravillosa Croacia que se plantó en la final del Mundial, el enamoramiento es bastante más reciente. Ayuda también que su cláusula es más baja (125), por lo que el Barça, y ante el soberbio rendimiento del exjugador del Sevilla, podría tener que revisar su contrato, por mucho que firmara el último hace solo 15 meses: en marzo del 2017.

Alcácer, Rafinha y Denis Suaréz, en la ciudad deportiva del Barça. / JORDI COTRINA

De ahí la inquietud de Valverde. Hasta que no se baje definitivamente la persiana del mercado veraniego (algo que sí han hecho en la Premier inglesa y la Serie A italiana) no quedará tranquilo. Él, mientras, va enviando mensajes. Alcácer, por ejemplo, ya sabe que no es el cuarto delantero como en la pasada temporada. Ahora ha sido superado por Munir en la pretemporada. Messi, Suárez, Dembélé, Malcom y el exjugador del Alavés, sin contar a Coutinho, que puede asumir ese rol ofensivo, le cierran el paso al exvalencianista.

Si se queda jugará poco. Menos aún que la pasada temporada. Ofertas tiene Alcácer para salir del Camp Nou (Borussia Dortmund, Betis y Alavés), aunque el club azulgrana no quiere asumir el coste de su elevado salario ni siquiera en forma de cesión.

           

           

           

             

0 Comentarios
cargando