Ir a contenido

AMISTOSO EN DALLAS

Segunda lección del Roma al Barça

Valverde valora que los jóvenes aprendieran cómo las gasta un equipo italiano, que remontó en el cuarto de hora final

Joan Domènech

Rafinha dispara ante la oposición de Marcano en el Barça-Roma jugado en Arlington (Texas).

Rafinha dispara ante la oposición de Marcano en el Barça-Roma jugado en Arlington (Texas). / LARRY W SMITH

La experiencia del mes de abril alertó de la necesidad de remodelar una plantilla con un once titular sin competencia. La del mes de julio denuncia que la inexperiencia se paga.

El Roma ha dado dos lecciones al Barça, dos experiencias en forma de derrota con distinto signo: mientras la primera reportó una dolorosa eliminación en la Champions, por tercera vez consecutiva en los cuartos de final, la segunda, en medio de un amistoso de pretemporada brindó una valiosa experiencia a media plantilla. A la porción más joven.

Perotti intena frenar el avance de Palencia. / NEILL COOPER (AFP)

Al Barça le faltaban los 14 mundialistas, mientra que el Roma pudo alinear a todo el primer equipo

"El aprender es muchas veces sufrir un revolcón como este", explicó Ernesto Valverde en su intento de extraer una conclusión positiva a un resultado tan claro (2-4) como engañoso. La convincente actuación del Barça cuando lucharon los dos equipos titulares (con una victoria parcial por 2-1) se truncó con los cambios de ambos conjuntos en el segundo tiempo (2-4). "Hemos hecho un buen partido, salvo en el tramo final, salvo en los últimos quince minutos", admitió el tecnico.

Titulares contra juveniles

En el minuto 60, con la segunda batería de sustituciones, solo quedaba en el campo Cillessen (¡el portero!) del primer equipo. Por delante suyo, los muchachos del filial y juveniles del año pasado ante un Roma que no notó el relevo integral de la alineación.

Eusebio di Francesco tenía a toda la plantilla intacta. A diferencia de Valverde, privado de los 14 mundialistas (solo estaba Ter Stegen en Dallas), el Roma solo aportó tres jugadores a la cita de Rusia: Alisson, traspasado al Liverpool, más el argentino Fazio y el ruso Kolarov, los últimos en entrar. Justo un minuto antes de que Florenzi empatara por segunda vez y el Barça se hundiera por el centro de la defensa con dos goles más en ocho minutos. Cuenca, Puig, Brandáriz, Ballou y compañía sucumbieron igual que los mayores en abril  ante la artillería granate formada con los Perotti, Schick, Juan Jesús y demás.

Malcom celebra su primer gol con el Barça. / LARRY W. SMITH (eFE)

Igual que ante el Tottenham

"Mi idea es que los jugadores del primer equipo se metan pronto en la dinámica. Por eso juegan todos los jóvenes juntos", argumentó Valverde para explicar por qué no mezcla a los futbolistas para que no haya tantas diferencias. Ante el Tottenham sucedió lo mismo. El Barça vencía por 2-0 y acabó cediendo un empate (2-2) bien resuelto luego en los penaltis.

En ese deseo de acelerar la reintegración de los titulares, Valverde mantuvo a los tres fichajes en el once titular: Lenglet, Arthur y Malcom. El Roma borró el nombre del delantero cuando anunció la alineación del Barça en las redes sociales, en una simbólica protesta por su frustrado fichaje cuando ya se había anunciado.

Valverde, en cambio, prestó especial atención a Malcom. "Se relaciona bien con el juego. Tiene una punta de velocidad y disparo. Se le han visto cosas que indican que nos puede echar un cable", destacó, antes de reconocer que está descubriendo a Rafinha: "Tiene una gran actitud de trabajo para ayudar. En mi caso esta es la primera vez que puedo verlo con un margen 

0 Comentarios
cargando