Ir a contenido

LAS APUESTAS DE LA SECRETARÍA TÉCNICA

Malcom y Arthur, dos brasileños de perfil Barça

Los refuerzos del club azulgrana encarnan dos prototipos de jugadores que La Masia ha producido en serie en los últimos 30 años

JOAQUIM PIERA

Malcom, durante la revisión médica en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

Malcom, durante la revisión médica en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. / VÍCTOR SALGADO

Donde no llega La Masia, siempre queda el recurso de Brasil, el mayor mercado exportador del fútbol mundial. Este verano, el Barcelona, que en teoría buscaba titulares de rendimiento inmediato para acabar con el reinado merengue en la Champions, ya ha incorporado dos jóvenes 'canarinhos': Arthur (Goiania, 1996), procedente del Gremio, y Malcom (Sao Paulo, 1997), del Girondins de Bordeos, con una inversión conjunta de 72 millones de euros.

Más allá de dos apuestas de medio plazo, por las que estaban interesados clubes europeos de clase media, se trata dos especialistas. Responden a dos prototipos que La Masia ha producido en serie en los últimos 30 años, desde la llegada de Johan Cruyff al banquillo blaugrana el verano de 1988. 

Arthur es el clásico 4, de la estirpe de Luis Milla, Guardiola, Xavi, Busquets… Es un arquitecto que marca el ritmo, y que, por su versatilidad, puede jugar también de 6 o de 8. Su fútbol se asienta en la asociación, a contracorriente del estilo brasileño basado en la conducción y el uno contra uno. Es un pelotero. El futbolista que más ha admirado desde siempre es Andrés Iniesta. 

Arthur no creció ni en La Mancha ni en la capital catalana. Surgió en el Goiás, de su ciudad natal, y con 14 años emigró al Gremio, de donde ha salido campeón de la Libertadores y siendo el mejor centrocampista del Brasileirao. En Sudamérica, no habido en el último lustro ningún volante de su edad con su concepción futbolística. Y su fichaje por el Barça, apadrinado por Robert Fernández, encaja en la lógica del exsecretario técnico de querer mantener en el Camp Nou lo que en Brasil se conoce como "o futebol bem jogado". 

Un extremo disciplinado

En el país que inventó el lateral ofensivo, y donde la manija la lleva el 10 –figura de la que, por cierto la 'seleçao' de Tite carecía en el último Mundial–, Malcom es un 'rara avis'. Un 'menino' de favela que podría haber surgido en cualquier barrio obrero de Holanda por su obsesión, como extremo, de abrir el campo y disciplinarse para mantenerse paralelo a la cal y no tener la tentación de caer hacia el centro (como sí hace, por ejemplo, Willian, del Chelsea, que era el primer objetivo de la secretaría técnica). Al ex del Corinthians, un equipo de esencia popular, tradición aguerrida y entrega sostenible, le habrían abierto las puertas de La Masia si hubiera nacido en otra latitud. Sería un 7 o un 11, posición que tendría en Pedro en su máximo exponente

Malcom aporta más desequilibrio que el canario, posibilidad de jugar por ambos lados, ya que es ambidiestro, y también, si Valverde renuncia a los extremos como hizo en su primera temporada en Barcelona, hacer de segunda punta, donde explota sus lanzamientos de media y larga distancia.  

Orígenes muy distintos

Es una 'dupla' heterogénea, de orígenes sociales y geográficos muy distintos. Arthur, hijo de clase media en el centro-oeste del país, en un estado rural como es Goiás, y Malcom, salido de la exclusión de una favela de la caótica Sao Paulo, el motor financiero y económico de un país continental. 

En ambos casos, se requerirá un voto de paciencia por parte de la parroquia culé, en especial con Arthur, incorporado de un fútbol con más cadencia como el sudamericano, que pasará por el obligatorio túnel de la adaptación. El tándem, con sus peculiaridades, deberá dar uno o dos pasos al frente para afrontar las exigencias de la Champions, una competición desconocida para ambos (Malcom no la diputó en las dos temporadas y media de aprendizaje en Burdeos). 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.