Ir a contenido

REUNIÓN DE LA JUNTA

El Barça presume de ingresar 914 millones

El club bate un récord económico histórico pero gasta 882 millones y solo obtiene un beneficio neto de 13 millones

La junta acepta la dimisión "por motivos profesionales" de Manel Arroyo, el tercer vicepresidente que se va en tres años

Joan Domènech

Manel Arroyo, durante una entrevista concedida a El Periódico en el 2016.

Manel Arroyo, durante una entrevista concedida a El Periódico en el 2016. / ELISENDA PONS

El Barça ha oficializado la dimisión de Manel Arroyo, el tercer vicepresidente de la junta que deja el cargo en tres años. El máximo responsable del área de marketing y comunicación ha aducido "motivos profesionales" para abandonar la entidad. Su puesto no será cubierto, como tampoco fueron cubiertos los de Carles Vilarrubí y Jordi Monés, que dimitieron el pasado 1 de octubre, ni el de Susana Monje, la vicepresidenta económica, que fue la primera en marcharse en el 2016.

Arroyo presentó la dimisión con efectos inmediatos para dedicarse a su actividad principal en Dorna, la empresa de la que es director general. Aunque no era estrictamente su área, el portavoz del Barça Josep Vives vinculó la intervención del exdirigente al crecimiento económico de la entidad hasta doblar los ingresos anuales. El cierre de la temporada arrojó unos ingresos récord de 914 millones de euros (cantidad superior a los 897 millones previstos), con unos gastos de 882 millones. El beneficio neto es de 13 millones.

Se va también Joan Vilà

La marcha de Arroyo no es la única en el Barça. También se va Joan Vilà, máximo responsable del Área de Metodología que ha desarrollado el modelo de fútbol de la entidad "hasta convertirlo en un referente de excelencia a nivel internacional". Sin embargo, no se le renovó el contrato y ha sido despedido después de varias décadas ligado a la entidad. Paco Seirulo, su compañero en ese departamento, de momento, se queda.

No hay sustituto para Vilà ni tampoco para Arroyo. "Es una cuestión que compete al presidente", alegó Vives, para aludir al "proceso de deliberación" que efectuará Josep Maria Bartomeu. El mandamás del Barça, sin embargo, no ocupó la plaza de Monje (dimitió el 26 de noviembre del 2016 alegando "motivos personales") ni la de Vilarrubí, casi un año después, quien no vio necesidad de explicarse el 1 de octubre al manifestar su desacuerdo en el palco con que se jugara el Barça-Las Palmas en la conflictiva jornada del referendum por la represión policial. Arroyo dejó una carta escrita en las que agradece a Sandro Rosell (en el 2010) y Bartomeu (2015) que confiaran en él para ser directivo.

El Gamper, contra Boca Júniors

El club informó de que el trofeo Joan Gamper se disputará el 15 de agosto a las 18 horas frente al Boca Juniors, obligado por la disputa, luego, de la Supercopa de Europa entre el Real y el Atlético de Madrid (tres días antes se habrá jugado la de España, ante el Sevilla, en Tánger), y también informó de cambios en la gestión del Seient Lliure.

Las principales novedades serán que los socios cobrarán una bonificación adicional del 20% si liberan el abono 20 días antes del partido aunque no se venda el asiento. Si se libera solo 10 días antes se abonará la liquidación que corresponda, sin bonificación, se venda o no, y si la liberación es inferior solo se pagará si se vende.

El club establecerá precios fijos en función de la grada y establecerá un valor diferente a los partidos si son de la primera vuelta o la segunda. Pero ya no entregará el beneficio al abonado, sino que mantendrá retenidas las cantidades para descontarlas del abono de la siguiente campaña.

0 Comentarios
cargando