Ir a contenido

REENCUENTRO EN SOTO DEL REAL

Bartomeu visita a Rosell en Soto del Real

"Me he encontrado un hombre fuerte y sereno", dice el actual presidente del Barça de su antecesor, en prisión preventiva

Joan Domènech

Rosell y Bartomeu, en una visita a la Audiencia Nacional para declarar por el caso Neymar.

Rosell y Bartomeu, en una visita a la Audiencia Nacional para declarar por el caso Neymar. / JUAN MANUEL PRATS

Josep Maria Bartomeu visitó este sábado a Sandro Rosell en la cárcel de Soto del Real, donde el expresidente del Barça está ingresado desde hace más de un año acusado de presunto blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. El encuentro entre los dos dirigentes y amigos se ha producido tras el visto bueno de las autoridades de Instituciones Penitenciarias.

Bartomeu salió del recinto carcelario "muy impresionado" tras haber visto de nuevo a su amigo pero a la vez se manifestó "muy tranquilo" por el estado anímico que presentaba Rosell pese a su dilatado encierro. "Me he encontrado un hombre fuerte y sereno a pesar de las difíciles circunstancias que vive", comentó el dirigente azulgrana.

Libertad denegada 11 veces

Rosell ingresó en la cárcel el 25 de mayo del 2017 dos días después de haber sido detenido en Barcelona en una operación de la Guardia Civil. La jueza Carmen Lamela dictó auto de prisión provisional y, desde entonces, ha denegado hasta once veces la libertad condicional que han solicitado los abogados.

La magistrada ha aludido repetidamente a la existencia de riesgo "altamente probable" de fuga" del que fuera presidente del Barça entre el 2010 y el 2014, antes de dimitir del cargo por otras causas judiciales: las que tenían que ver con las irregularidades en el fichaje de Neymar, también bajo la jurisdicción de la Audiencia Nacional.

"Es absolutamente injusto que, sin ninguna base sólida, [Rosell] lleve más de un año en prisión preventiva sin haber sido juzgado. Es una barbaridad que debería acabar inmediatamente". Josep Maria Bartomeu 



Rosell y Bartomeu, el día del relevo presidencial en enero del 2014. / ALEJANDRO GARCÍA

Lamela basa su negativa en "los fuertes vínculos y contactos personales y económicos en el extranjero" de Rosell, a quien se le atribuye el presunto delito de haber blanqueado 15 millones de euros de comisiones ilegales. Bartomeu ddijo que había consultado con catedráticos y abogados expertos en la materia y afirmó que "no hay evidencia de delito ni ninguna acción que pueda considerarse punible".

Esperanza en los cambios

Aunque nunca había visitado a su amigo, Bartomeu sí que había manifestado su solidaridad con Rosell y reclamado su puesta en libertad. Volvió a hacerlo tras verle en persona y mostró su confianza en que "los cambios que se están produciendo últimamente" -se supone que en alusión al relevo del PSOE por el PP en el Gobierno- beneficien a Rosell; cuando menos, que le trasladen a un centro penitenciario catalán. En Soto del Real están recluidos, además, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, los presidentes de Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana, acusados de sedición.

Pero Bartomeu entiende que Rosell es inocente de los cargos que le imputan: "Es absolutamente injusto que, sin ninguna base sólida, lleve más de un año en prisión preventiva sin haber sido juzgado. Es una barbaridad que debería acabar inmediatamente". 

0 Comentarios
cargando