Ir a contenido

DECISIONES EMBLEMÁTICAS

Compraventa de joyas en el Barça

El club azulgrana traspasa a Deulofeu, la última gran promesa de la cantera, el mismo día que 'blinda' a Ricki Puig con cien millones de cláusula

Joan Domènech

Riqui Puig y Gerard Deulofeu.

Riqui Puig y Gerard Deulofeu. / EPC

Una joya vendida, una joya comprada. Se va Gerard Deulofeu, llega Riqui Puig. El Barça diseñó una jornada emblemática para la cantera para el mismo día, desprendiéndose de la última gran promesa y asegurando la permanencia de la próxima. O una de las próximas, a decir de los técnicos de la casa.

Deulofeu acabará ya sus idas y venidas al Camp Nou. Se instala definitivamente en Inglaterra, en el Watford (decimocuarto en la última Premier), que ha adquirido sus derechos. Después de media temporada de cesión, después de siete partidos y un gol (al Chelsea), ha convencido a los dirigentes del club aurinegro para ficharle y extenderle un contrato de cinco temporadas. Una apuesta firme y decidida en la que ha tenido mucho que ver el navarro Javier Gracia, el entrenador de los Hornets (abejas, avispas, el apodo del Watford), que asumió el mando del equipo en enero. Lo salvó, se ganó la continuidad y la prerrogatriva de rediseñar la plantilla.

Cinco temporadas de contrato

“Nuestra ambición de tener éxitos y crecer en la Premier League sigue siendo tan fuerte como siempre", proclamó con entusiasmo la web del Watford por un fichaje que les costará 13 millones de euros.

Deulofeu, en el Barça-Murcia de Copa de la pasada temporada. / JORDI COTRINA

El Barça precisa en la suya que sus beneficios pueden aumentar en 4 millones más sujetos a variables y que ha pactado un porcentaje en las futuras ventas de Deulofeu a otros clubs. Como si quisiera mantener sus convicciones (las de los técnicos) de que la altísima consideración que siempre tuvieron hacia Deulofeu, que pasó por cinco cesiones (dos al Everton, Sevilla, Milan y Watford) no eran infundadas, como si aún pensara que el extremo de Riuderanes pudiera explosionar, cumplidos los 24 años, y acabe convirtiéndose en el excepcional futbolista que siempre creyeron que era.

El Watford paga 13 millones, más cuatro en variable y el Barça se reserva un porcentaje de futuras ventas

Porque Deulofeu, desde que fue fichado con 9 años y desarbolaba niños con la misma facilidad de quien come pipas, era considerado el 7 que acompañaría y sucedería al 10. O sea, a Messi. Pep Guardiola le brindó el debut el 29 de octubre del 2011 (5-1 al Mallorca) cuando tenía 17, despuntaba como extremo derecho y era aún juvenil. Desde entonces, solo fue capaz de añadir 21 presencias más. 

El valor de la foto

Juvenil es Ricard Puig, nacido en Matadepera el 13 de agosto de 1999. De la categoría futbolística que tiene da fe, sobre todo, que el presidente Josep Maria Bartomeu quisiera fotografiarse con él en el despacho (también lo hizo la cúpula del organigrama técnico excepto Ernesto Valverde) e inmortalizar (y revalorizar) la renovación de su contrato.

Ricard Puig y Josep Maria Bartomeu, en el despacho presidencial / FCB

Más que ampliar dos temporadas más a un compromiso al que le quedaban tres años, el Barça ha pretendido blindar al centrocampista mejorándole sustancialmente la ficha y con una cláusula de cien millones de euros. Una medida disuasoria para que el joven centrocampista evite la tentación de irse al extranjero y desoiga las superiores ofertas que reciben los futbolistas más destacados de la cantera.

Puig ha ganado dos títulos con el equipo juvenil (la Liga y la Youth League) y ha debutado con el filial en Segunda A. El año que viene jugará en Segunda B y esperará una oportunidad de Valverde. "Es algo que muy pocos niños de nuestra edad han podido vivir. Lleguemos o no al primer equipo, habrá sido una experiencia que nos habremos llevado y que nos servirá como personas", dijo la última joya pulida en La Masia.

0 Comentarios
cargando