Ir a contenido

ECO TRAS LA COPA DE LA REINA

El fútbol femenino, lejos de la igualdad

La premios de la Federación Española por los títulos ganados subrayan la desigualdad entre hombres y mujeres

Irati Vidal

¿Dónde está el premio? Ganar la Copa de la Reina vale 0 euros. / ZML

El fútbol femenino está de moda. Su presencia en televisión ha ido creciendo en los últimos años. Su popularidad entre los espectadores, también. De hecho, en la última campaña, la liga Iberdrola ha batido récords de asistencia a los estadios. El Valencia-Levante fue visto en directo por 17.011 espectadores, 13.935 aficionados acudieron al Atlético-Barcelona de liga y 12.178 personas llenaron el Mini Estadi para presenciar el partido de Champions entre las azulgranas y el Olympique de Lyon.

Por expectación, podríamos decir que las féminas están más cerca de la igualdad. Sin embargo, sus salarios no indican lo mismo. Y los premios por torneo tampoco. Nada se llevaron las chicas del Barça por ganar este pasado fin de semana la Copa de la Reina, por ejemplo. Y sin presencia de Letizia en el palco de Mérida.  

La brecha salarial existente entre hombres y mujeres se acentúa en el deporte rey. Ellos cobran sueldos millonarios, un mínimo de 155.000 euros si juegan en Primera División, que se rigen por sus propios convenios. Ellas ven como sus nóminas se fijan a partir del mínimo interprofesional, que a día de hoy  es de 753, 90€ mensuales. Pero eso no es todo, pues el techo de cristal se perpetúa con los premios que las futbolistas reciben después de cada gran triunfo.

Trofeos desiguales

Y es que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decide en sus Estatutos que ganar el título de la liga femenina merece un premio en metálico de 1.352,28 euros. O lo que es lo mismo, 58,79 euros por jugadora. El segundo clasificado obtiene una recompensa de 901.50 euros. Estas cifras están decididas de antemano y establecidas por la Federación. Las de la Primera División masculina, en cambio, se rigen a partir del reparto de los derechos televisivos, por lo que la comparación entre ambas resulta forzada. 

En la Copa, la diferencia económica entre hombres y mujeres futbolistas viene preestablecida en los Estatutos de la RFEF. Según ellos, el premio por ganar la Copa de la Reina no tiene compensación monetaria. Las campeonas reciben “una copa que pasará a poder definitivo del club que obtenga el título tres años consecutivos o cinco alternos”. Todo lo contrario de lo que sucede con los hombres, que se embolsan un millón de euros. O los juveniles (17-18 años), que en  la Copa de Campeones, disputada por el líder de cada grupo de División de Honor y el mejor segundo, pueden llegar a ganar 12.020 euros si son los campeones o 6.010 euros si pierden la final.

El FC Barcelona celebra la conquista de la Copa de la Reina. / VÍCTOR SALGADO

Pero eso no es todo, en la Copa del Rey juvenil se distribuyen medallas al primer y segundo clasificado. A ellas, que representan la categoría absoluta del fútbol femenino, solo se les ofrece el título. La nueva presidencia de Luis Rubiales promete cambios. "Es una fórmula que está obsoleta. Pero no se puede romper en una semana. No tiene nada que ver hacia dónde vamos", ha explicado al programa 'Tot gira' de Catalunya Ràdio, Rafael del Amo, responsable del fútbol femenino de la Federación Española. "Lo que había era una chapuza", ha añadido enfadado. 

Cambiar el nombre

La desigualdad económica también se ha traducido en un diferente respaldo por parte de las instituciones. La presencia del Rey en la final de la Copa es algo habitual. Sucede cada año, en cada final. Sin embargo, a Letizia no se le ha visto en ninguna Copa de la Reina. Ni de balonmano, ni de baloncesto, ni en la última de fútbol, en Mérida. No es de extrañar pues que se haya abierto el debate de si cambiar el nombre de la competición por Copa de España. En balonmano el debate está avanzado.

Fuentes de la Zarzuela, preguntadas por la ausencia de su majestad en la final entre Atlético y Barcelona, aseguran que el gabinete de la Reina analiza todas las invitaciones que hacen las federaciones para que Letizia asista a las finales del deporte que corresponda. Si se produce alguna incompatibilidad de agenda, no va. Parece que fue el caso de las últimas finales de Copa de la Reina.

0 Comentarios
cargando