Ir a contenido

LA TEMPORADA DEL BALONMANO

Víctor Tomás: "Ha sido una gran temporada con un pero"

El capitán de la sección del Barça valora el rendimiento del equipo que conquistó cinco títulos y cayó inesperadamente en la Champions

Joan Domènech

Víctor Tomàs, capitan del FC Barcelona de balonmano, en uno de los accesos del Palau Blaugrana.

Víctor Tomàs, capitan del FC Barcelona de balonmano, en uno de los accesos del Palau Blaugrana. / JORDI COTRINA

El Barça de balonmano ha conquistado cinco de las seis títulos en juego. Un balance numéricamente excelente, aunque las sensaciones no son las mismas en la sección ni en el club. Víctor Tomàs (Barcelona, 14 de febrero de 1985) ofrece su visión como capitán del equipo.

-¿Cómo califica la temporada? Como una buena temporada. Está claro que nos habría gustado llegar más lejos en la Champions, una competición que nos ilusiona y porque sabemos quiénes somos y dónde estamos. Pero no ha podido ser. Ese Montpellier al que el entorno no respetó se ha metido en la final four. Acordémonos de que en septiembre ganamos la Super Globe venciendo al Vardar y al Füsche Berlín y eso hay que valorarlo.

-¿Montpellier ha sido el Roma del fútbol? El mismo pero. Tal y como iba el partido, seis arriba, esperábamos clasificarnos. Pero tenemos que pensar que el Barça no juega solo y que el Montpellier hizo un gran trabajo. Esto pasa. Es deporte. Pero nuestro Roma…

-Por el paralelismo: rival subestimado, teórica superioridad del Barça… Presentado así, sí. En cierto modo es comparable. ¿Si ha sido un fracaso? No. El desconocimiento del público hacia el Montpellier es muy grande.

"Somos el Barça y esta sección tiene un nivel. Hemos conquistado cinco títulos y se habla de que caímos en la Champions en octavos"

-Fracaso no, pero la amargura de la Champions… Está claro. Por lo exigentes que somos con nosotros. Somos el Barça y esta sección tiene un nivel. Hemos conquistado cinco títulos y se habla de que caímos en la Champions en octavos.

-El único que se ha escapado. Causó mucho dolor, fue uno de los momentos más duros y lo recordaré siempre. Nunca había sido eliminado en octavos, por ejemplo. Un momento que sufrimos mucho.

-¿Por el discurrir del partido? Sí. Luego no tuvo repercusiones ni fue más allá de la eliminación porque la sección, desde los jugadores, al staff y los ejecutivos, es un grupo sólido.

-Esta temporada han sufrido más disgustos de lo habitual. Más partidos perdidos de lo habitual; en la pista del Vardar, el Szeged, del Nantes. En el Barça siempre duelen las derrotas, sean donde sean. Ha habido muchas lesiones, el equipo ha sufrido y la temporada se ha hecho larga.

"La competición se ha endurecido y no hemos sido tan brillantes como el año pasado, en el que rendimos por encima de lo esperado" 

Tomás, después de un entrenamiento del Barça. / JORDI COTRINA

-¿Significan algo tantas derrotas? Significan que la competición se ha endurecido y que no hemos sido tan brillantes como el año pasado, en el que rendimos por encima de lo esperado. Las lesiones nos han perjudicado: hemos jugado solo con tres primeras líneas y ha sido un peaje muy grande. Se nota por narices. El desgaste físico es inaguantable.

-En la cuenta de disgustos incluiría el empate con el Guadalajara y la derrota con el Granollers. Claro, porque hay que ganar siempre. El empate y la derrota demuestran el nivel altísimo de mentalidad del equipo durante cinco años. Se ha visto que somos humanos y que si no estás al 200 por cien te pueden ganar equipos con menor presupuesto. Igual que nosotros tenemos menos presupuesto que  Kiel, Paris, Vardar, Veszprem, Kielce. Pasa lo mismo en la Asobal.

-Se acabó la bonita racha de imbatibilidad. Tenía muy claro que un día sucedería. No por eso deja de hacerme mucho daño que fuera en casa y ante el Granollers.

-Al que ganaron allí por 19-43. Después de perder en Szeged… ¿Qué cómo se explica? El Granollers es muy buen equipo, como el Logroño, el Guadalajara… Ha arraigado la sensación de que el nivel de la Asobal es más bajo de lo que es por el nivel económico, pero el juego y la calidad es mejor de lo que se piensa.

"El empate con el Guadalajara y la derrota con el Granollers demuestran el nivel altísimo de mentalidad del equipo durante cinco años. La racha es algo brutal, acojonante. NO hablábamos de ella. Ni nos presionaba"

-Ahora que terminó la racha, hable de ella: ¿la vivían, contaban los partidos, la tenían de lado…? Es un récord histórico. Fueron 145 victorias y un empate en la Liga, y 176 en todas las competiciones, es algo brutal, acojonante. Desde que superamos el récord de las 72 del Granollers, el número fue anecdótico. De la 99 a la 100 sí, porque era un número redondo. No hablábamos de ella. Ni nos presionaba. Sabíamos las que llevábamos porque alguien lo comentaba o lo escribía.

-¿Cómo se motivaban? Cuentan mucho las rutinas que seguimos, mentales y físicas para afrontar igual un partido contra el Kiel que uno de Asobal. Eso ayuda mucho. Luego está el orgullo de cada uno. Vestir la camiseta del Barça ya es de por sí una motivación. Al final a todos nos gusta ver el nombre en los récords.

-Este sentimiento de culé lo tienen pocos en el equipo. No solo yo porque sea de Barcelona. La gente sabe dónde está. El Barça es un club complicado y ves cómo es cuando pierdes, no cuando ganas. Cuando pierdes, parece que se acaba el mundo porque has perdido con la camiseta del Barça. Hay gente a la que le cuesta entenderlo y gente que lo capta a la primera. A mí no me ha hecho falta aprenderlo porque soy del Barça.

"No estamos entre los cinco presupuestos más altos. Se nota. Los jugadores quiren venir, pero ya no es como antes. Solo París ofrece la misma calidad deportiva y de vida que la de Barcelona" 

Tomás anima a Gonzalo Pérez de Vargas en un partido del Palau. / JORDI COTRINA

-Hay equipos con más presupuesto pero es una obligación ganar la Champions. ¿Es injusto? No estamos entre los cinco presupuestos más altos. Se nota. Los jugadores quieren venir pero ya no es como antes. Es difícil competir con clubs que, además, tienen otras condiciones fiscales. A pesar de eso, siempre se nos espera en la ‘final four’ y por eso la caída en octavos nos hizo tanto daño.

-¿Qué atrae, pues, del Barça? Los colores, el club, la historia, la ciudad... Solo París ofrece la misma calidad deportiva y de vida que la de Barcelona. Y el equipo: somos un equipo que sabe a qué juega, más rápido o más lento, haciendo unas cosas u otras, pero con un estilo definido desde hace tiempo.

-¿Son comparables las derrotas con el Granollers y el Montpellier? No, porque la Liga estaba ganada y no te eliminan de una competición. La del Granollers, a mí, que llevo el derbi muy adentro, me dolió mucho, pero fue más fácil de digerir. Fue un mal día en cinco años. Es perdonable.

"La derrota con el Granollers, a mí, que llevo el derbi muy adentro, me dolió mucho, pero fue más fácil de digerir que la del Montpellier. Fue un mal día en cinco años. Es perdonable"

-¿Cómo interpreta la renovación de Xavi Pascual hasta el 2022? Una muy buena noticia. Es el entrenador perfecto para este grupo, para esta sección. Es un tío del Barça, fue jugador, lleva muchos años de entrenador, ha demostrado su valía y no tiene nada que envidiar a ninguno. Ha puesto orden a la sección, los equipos de la sección juegan igual, tiene controlada la base nacional e internacional y se lleva a cabo un trabajo my grande que no se observa desde fuera.

-¿El Barça tiene estilo? ¿Cómo lo definiría? Es complicado explicarlo, como con el fútbol, por ejemplo. Nadie hace una defensa 4-1-1, que se la inventó Pasqui [Xavi Pascual, el entrenador], que es una defensa que nos ha dado soluciones muy buenas en momentos puntuales. Ante el Rhein-Neckarke Lowen, por ejemplo, nos ayudó a remontar la eliminatoria. También el sistema de juego previo que hemos hecho en la Liga que nos ha permitido tener dos ritmos de juego, uno de preparación de jugadas y otro de ejecución.

-¿El mejor equipo de Europa cuál es? Lo será el que quede campeón de la Champions. Por nombres, diría que el PSG por disponer de la plantilla más larga y más completa. Pero en la ‘final four’ puede perder, como el año pasado.

-¿La verá o se esconderá en una cueva? La veré. Me gusta ver balonmano, disfruto del balonmano de calidad.

Temas: Balonmano