Ir a contenido

LA PENÚLTIMA DESPEDIDA

Iniesta: "Os echaré mucho de menos"

El capitán se emociona con el homenaje íntimo que le rinde el Barça antes de despedirse definitivamente el domingo ante la Real

Marcos López

Iniesta abandona emocionado el palco del Camp Nou tras el homenaje del Barça.

Iniesta abandona emocionado el palco del Camp Nou tras el homenaje del Barça. / JORDI COTRINA

Rompió a llorar Xavi. De manera desconsolada. Ni siquiera el abrazo protector de Busquets le mitigaba. Estaba hablando Andrés, su amigo Andrés, y lloraba, en realidad, todo el barcelonismo. Diríase que hasta el fútbol español. Y el mundial. La pelota no deja de llorar desde que sabe que Iniesta deja el Camp Nou, convertido este viernes en un hermoso plato televisivo en una gala inteligentemente conducida por Jordi Évole, creando un ambiente de complicidad para realizar la penúltima despedida al chico que llegó de Fuentealbilla siendo un niño y se marcha siendo padre de tres hijos dejando "un legado increíble". En el fútbol y en la vida.

"Me he imaginado muchas veces este momento, pero nunca pensé que llegaría" (Iniesta) 

"Os voy a echar mucho de menos. Mucho", leía Iniesta de una hoja en la que le temblaban las manos, incapaz de contener tanta emoción. "Me he imaginado muchas veces este momento, pero nunca pensé que llegaría", confesó el capitán azulgrana ante un reducido auditorio, que era, en realidad, el punto de encuentro del fútbol mundial. Estaba Danny Cruyff, la esposa de Johan, expresidentes como Joan Laporta y Enric Reyna, representantes de otros clubs (Butragueño por el Madrid y Marañón por el Espanyol), asistiendo a una noche inédita. El estadio a oscuras. La tribuna iluminada, 32 copas detrás suyo e Iniesta en el centro del escenario.

No faltó nadie. Ni Josefina, la cocinera de La Masia, invitada expresamente por el propio jugador. "Odiaba sus espinacas, pero ella las hacía muy buena", bromeó el futbolista. Tampoco se perdieron tan singular noche Fernando y Juan, los dos vigilantes de esa Masia que ahora permanece cerrada, a la vera del Camp Nou. "Lo que pasa en La Masia queda en La Masia", explicó Iniesta, recordando aquellas noches de lágrimas y dolor por verse desgarrado de su familia.

Busquets, Xavi, Etoo, Bartomeu, Iniesta, Évole y Piqué, en el palco del Camp Nou / JORDI COTRINA

"Papá, qué te voy a decir a ti. Eres mi maestro, mi referente. Mamá, sin tí no estaríamos aquí" (Iniesta)

"Papá, qué te voy a decir a ti. Eres mi maestro, mi referente", dijo emocionado Iniesta. "Mamá, sin ti no estaríamos aquí. Gracias por saber estar en el momento oportuno siempre. Eres la mejor madre que  hay", añadió el futbolista recordando que la tenacidad de Mari, su madre, quebró la voluntad de José Antonio, su padre, de volver aquella noche de septiembre de 1996 para "llevarse al chiquillo a Fuentealbilla".

El chiquillo se quedó y se transformó "en una leyenda" del fútbol mundial, con los hermanos Gasol (Pau y Marc), observando desde la tribuna un homenaje nunca visto antes en el Camp Nou. Un homenaje íntimo, el del público llegará este domingo con motivo del último encuentro contra la Real Sociedad.

"Yo no te daría un Balón de Oro. Ni dos, ni tres. Yo te daría mil Balones de Oro" (Etoo)

  "Andrés es el claro ejemplo de lo que es La Masia. ¿Cuando me dijo que se iba? El día antes de Roma. Me dijo: 'si no hay debacle, lo comunico después de este partido. Luego pasó lo que pasó…", reveló Piqué. "Yo no te daría un Balón de Oro, ni dos, ni tres. Yo te daría mil Balones de Oro", gritó Etoo, recié llegado a Barcelona para despedir al niño que conoció cuando llegó al Camp Nou. "Ha sido ejemplar. Es un futbolista extraordinario y una persona aún mejor", proclamó Xavi, justo antes de que empezar a leer su discurso Iniesta y ya no pudiera ni contener la respiración.

"El Iniestazo representa el gol perfecto, el inicio de una época", contó Busquets, a quien le tocará ascender en el escalafón de capitanes, mientras Iniesta lloraba. Discretamente, pero lloraba. Tan discretamente como cuando Messi, reunido junto a la plantilla, para ver un pase privado de ‘Iniesta, el último pase’, una producción de Barça TV. Todos sus compañeros, incluidos Leo, alucinaron con las imágenes de Andrés bailando con una pelota en los pies

"¿El Iniestazo? Se nos apareció la Virgen y la Virgen se llama Andrés" (Xavi) 

. "¿El Iniestazo ha dicho Busi? Se nos apareció la Virgen y la Virgen se llama Andrés", aseguró Xavi, el culé que lloraba por millones de culés. "Me quiero acordar de todos, de todos los que me han ayudado a estar aquí, empezando por el difunto Oriol Tort y Albert Benaiges, les agradezco el buen ojo que tuvieron". Gracias a ese buen ojo, un niño de Fuentealbilla se despidió en una ceremonia innovadora, era un programa televisivo, preparándose para la noche que nunca imaginó. Este domingo se irá. Pero, en realidad, no se irá nunca porque "el legado de su fútbol" seguirá siempre. "Os llevaré en el corazón", sentenció Andrés.   

0 Comentarios
cargando