Ir a contenido

EL FINAL DE LA TEMPORADA

La hegemonía del Barça en la Liga arrincona al resto de equipos

El Madrid lo fía todo a la Champions tras un mal arranque liguero que por primera vez puso en cuestión a Zidane

José María Expósito

Zidane bromea con Valverde tras el clásico del Camp Nou.

Zidane bromea con Valverde tras el clásico del Camp Nou. / JORDI COTRINA

Desde el Madrid ye-yé, que ganó 8 ligas en 9 años en la década de los sesenta, no se veía un dominio como el del Barça en España. Siete de los 10 últimos títulos han celebrado los azulgranas. Solo han dejado escapar tres en una década, y casi siempre acosando hasta el final al campeón, al que nunca brindó los 15 puntos que el conjunto de Zinedine Zidane ha cedido respecto a los azulgranas.

Ramos derriba a Messi ante Zidane y Valverde. / JORDI COTRINA

El Barça se ha convertido en el martillo pilón en la Liga, el torneo que sirve de vara de medir para todos los equipos, que pone y quita entrenadores. Desde la llegada de Pep Guardiola al primer equipo, todos los técnicos azulgranas ganaron el torneo en su primer año: Tito Vilanova, Luis Enrique, Ernesto Valverde... Todos menos uno, Tata Martino, que no tuvo ni opción de reválida. La Liga, en el Camp Nou, no es una asignatura optativa.

El gancho de la Champions

En el cuadrilátero de las 38 jornadas, el Barça ha arrinconado a sus rivales de tal forma que han tenido que coger aire en otro tipo de combates. A nadie se le escapa que el Madrid, aun tambaleándose, es capaz de soltar un gancho definitivo en forma de Champions (lo ha hecho tres veces en cuatro años y lo intentará de nuevo el sábado 26 en Kiev), pero no es menos cierto que el hasta entonces inmaculado 'Zizou' visitó por primera vez la lona tras un pésimo arranque liguero que despertó las primeras voces contrarias a su continuidad.

Modric y Koke pelean un balón dividido. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP)

El técnico francés, coherente con lo que aseguraba hace un año al ganar la Liga, ha vuelto a poner en valor esta competición. "La Liga es el título más difícil y el más bonito", dijo tras el último alirón azulgrana, y este viernes ha vuelto a dar la enhorabuena al Barça: "Ha hecho una gran temporada y le felicitamos".

La segunda plaza del Atlético

También el Atlético ha encontrado en Europa por la segunda vía, la de la Europa League, el título que el dominio azulgrana le impide ganar en España. Sin embargo, el equipo colchonero demuestra que la Liga determina en gran medida si la temporada es buena o mala. Tras la inesperada eliminación de la Champions en la fase de grupos, verse en la Liga por delante del Madrid sirvió de bálsamo para una afición que da mucha importancia a la segunda plaza que se juega en la última jornada.

Guedes, una de las claves del rendimiento del Valencia. / JOSÉ JORDÁN (AFP)

La buena trayectoria liguera también ha conseguido que Mestalla, pese a no disputar competición europea, considerase excelente la temporada del Valencia, cuarto después de dos campañas mediocres acabando 12º. ¿Y qué decir del Sevilla? La calificada como la mejor temporada de su historia con la clasificación para cuartos de la Champions ha sido también la de la destitución de dos entrenadores (Eduardo Berizzo y Vincenzo Montella) y el recurso de Joaquín Caparrós como técnico interino por los malos resultados en el torneo nacional. La otra mitad de la ciudad, la verdiblanca, aún celebra que el Betis de Quique Setién vaya a acabar por delante de su vecino en la clasificación. En Bilbao, llegar a octavos en Europa no exime del pecado de acabar como el peor equipo vasco de la Liga. Ziganda no seguirá.

Quique Sánchez Flores. / CARLOS MIRA

Espanyol y Girona, las dos caras de la moneda

Es el día a día liguero lo que separa el éxito del fracaso. El éxtasis del Espanyol con el triunfo sobre el Barça en la Copa solo logró evadir unos días a los pericos del aburrimiento que le costó el puesto a Quique Sánchez Flores pese a no peligrar la permanencia. En Girona han vivido la otra cara de la moneda: al final no irán a Europa, quizá hasta les supere el Espanyol, pero durante 9 meses se lo han pasado pipa.

Stuani celebra un gol al Madrid. / JORDI COTRINA

0 Comentarios
cargando