Ir a contenido

OTRA ESTRELLA PARA VALVERDE

Griezmann, camino del Camp Nou

El fichaje del delantero francés del Atético por el Barça abrirá el mercado de fichajes

Joan Domènech

Griezmann festeja la Europa League con su padre en el estadio de Lyón.

Griezmann festeja la Europa League con su padre en el estadio de Lyón. / EFE / MARISCAL

Algo más de un mes le queda al Atlético de Madrid para convencer a Antoine Griezmann de que no se vaya.  Formalmente, hasta el 1 de julio, día en el que la cláusula de rescisión del futbolista se reduce de 200 a 100 millones y día en el que el Barça tiene planificado hacer el pago y llevarse al jugador con el que, claro está, tiene perfilado un acuerdo.

Millones y razones amontonará el Atlético para evitar la grave pérdida que supondría ver marcharse a Griezmann, sensibles como están dirigentes, compañeros y aficionados después de observar la crucial actuación del delantero en la final de la Liga Europa. Tan sensibles como ilusionados estarán los culés por imaginarle al lado de Messi, Coutinho y Suárez. Y Dembélé, de quien Erneste Valverde no quiere prescindir.

Pero el desenlace se producirá antes y el mercado quedará abierto con el fichaje de Grizi por el Barça. El 1 julio habrán comenzado los octavos de final del Mundial y Griezmann no quiere arrastrar la pesada maleta de la expectativa hasta Rusia. En el fondo, quedará liberado de anunciar su decisión a partir del lunes, una vez finalizada la Liga y se haya despedido de la hinchada rojiblanca, que nada le reprochará tras haberle dado la Liga Europa con dos goles. La fecha no es más que un requisito prescindible y superfluo.

Esperar el momento

“No es momento de hablar de mi futuro, hay que disfrutar de haber ganado un título y de celebrarlo con la gente y la afición”, dijo el miércoles, retrasando la respuesta para que no tener que desilusionar a la parroquia del Wanda antes de la fiesta de despedida del domingo.

Tampoco le importará al Barça, ni mucho menos, adelantar el anuncio del fichaje de Griezmann antes de que el delantero se concentre con la selección. No le ha importado insinuar que está interesado en ficharle ni ha desmentido los contactos con la representante del futbolista, su hermana Maud, ni las visitas de ésta a Barcelona.

"Griezmann será lo que él quiera decidir: si quiere hacer historia en el Atlético y hacer que todo gire a su alrededor o irse a un club donde nunca entrará en la historia” ( Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético, y su alusión a Messi y el Barça) 

Presentar a Griezmann antes de la apertura oficial del mercado maquillará la mala imagen que dejó el club el verano pasado, cuando suplicó hasta el último día al Liverpool que negociara por Philippe Coutinho y cubrir el vacío dejado por Neymar. Más allá de tratarse de un formidable refuerzo con el rendimiento (112 goles en 208 partidos, de momento) ofrecido, su completa adaptación a la Liga tras ocho campañas (las cuatro primeras en la Real Sociedad) y el futuro que le queda a los 27 años que cumplió el pasado 21 de marzo.

Flirteo con el United  

El Atlético ya consiguió entonces seducir al futbolista francés para que se quedara en Madrid cuando flirteaba con el Manchester United. “Es posible que pueda jugar en el United la temporada que viene. En una escala del uno al diez estaría en un seis”, confesó Griezmann hace exactamente un año al programa Quotidien. Pero el Atlético le convenció. Con millones (le mejoró el contrato, convirtiéndole en el mejor pagado) y razones: el club sufría la sanción de la FIFA que le impedía sustituirle y se producía el traslado al Wanda.

“Será lo que él quiera decidir: si quiere hacer historia en el Atlético y hacer que todo gire a su alrededor o irse a un club donde nunca entrará en la historia”, expuso Miguel Ángel Gil Marín, el consejero delegado de rojiblanco tras la final de Lyón. Algo que está por ver, aunque el mensaje encerraba una velada alusión al papel de secundario que tendría al lado de Messi.

"Me quedo, principalmente, por la sanción que impide fichar al club. El Atlético me necesita más que nunca y sentía que me debía quedar. Habría sido sucio salir. Jugaré la próxima temporada con el Atlético y después ya veremos” (Griezmann, julio del 2017)

Gil Marín había lanzado antes una dura diatriba hacia el Barça, por la “absoluta falta de respeto” hacia el Atlético porque “un presidente, un jugador y un directivo del mismo club hablen del futuro de un jugador con contrato en vigor”. De Griezmann, comprometido hasta el 2022 después de su tercera renovación en tres años. “Estamos hartos del Barcelona”, subrayó tras escuchar a Josep María Bartomeu admitir reuniones con Maud.

Avisados hace un año

Gil Marín hace un año que está avisado. "Me quedo, principalmente, por la sanción que impide fichar al club. El Atlético me necesita más que nunca y sentía que me debía quedar. Habría sido sucio salir”, aseguró Griezmann el año pasado. “Jugaré la próxima temporada con el Atlético y después ya veremos”, precisó en la misma entrevista a la revista Four Four Two.

“Griezmann es un jugador del Atlético de Madrid y punto”, concluyó el presidente Enrique Cerezo el miércoles. Tal vez deje de serlo antes del 1 de julio.

0 Comentarios
cargando