Ir a contenido

UN COMPROMISO LEJANO

Un viaje de 20 horas para "entrenar" 90 minutos

El Barça disputa un partido amistoso en Johannesburgo en el marco de la conmemoración del centenario de Nelson Mandela

Rafael Tapounet

Thuram, Belletti, Iniesta, Gio y Oleguer visitan a Nelson Mandela en junio del 2007. El resto de la plantilla prefirió hacer otras cosas.

Thuram, Belletti, Iniesta, Gio y Oleguer visitan a Nelson Mandela en junio del 2007. El resto de la plantilla prefirió hacer otras cosas. / AP / SIPHIWE SIBEKO

"Nos lo tomamos como un entrenamiento extraño". Así definió Ernesto Valverde el partido amistoso que el FC Barcelona disputará mañana en Johannesburgo (a partir de las 18.15 horas) frente al Mamelodi Sundowns, campeón de la Liga sudafricana. Un "entrenamiento" de 90 minutos que requerirá 20 horas de desplazamiento (10 horas del vuelo de ida y otras tantas del de vuelta) y en el que participarán todas las figuras del equipo, tal como queda estipulado en el contrato que fija la participación del Barça a cambio de unos tres millones de euros.

El encuentro, que se enmarca en los actos de conmemoración del centenario del nacimiento de Nelson Mandela, tendrá lugar en el FNB Stadium (también conocido como Soccer City Stadium, escenario de la final del Mundial 2010 que se resolvió con el gol de Andrés Iniesta) ante casi 90.000 espectadores, entre los que se espera la presencia del expresidente de Estados Unidos Barack Obama, el actor Leonardo DiCaprio y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

La expedición azulgrana viaja a Johannesburgo esta noche, después de llevar a cabo un entrenamiento vespertino en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, y tiene previsto tomar un vuelo de regreso en cuanto concluya el partido. A su vuelta, la plantilla se dirigirá directamente otra vez a las instalaciones de Sant Joan Despí para preparar el último compromiso liguero, que el domingo enfrentará al Barça y la Real Sociedad en el Camp Nou y que supondrá la despedida definitiva de Iniesta.

La 11ª fortuna de Sudáfrica

La organización del amistoso, bautizado con el campanudo nombre de Copa Memorial Mandela, es una iniciativa del magnate sudafricano Patrice Motsepe, propietario del Mamelodi Sundowns y poseedor de una fortuna que ronda los 2.100 millones de dólares, lo que, según la revista 'Forbes', lo sitúa como el 11º hombre más rico de África. Una posición que ha conquistado gracias al éxito de su empresa African Rainbow Minerals, dedicada a la extracción de oro, platino, hierro y otros metales. El ascenso de Motsepe en el mundo de los negocios fue estrechamente ligado a la conquista y el ejercicio del poder por parte de Mandela, a quien el empresario ha querido ahora rendir un homenaje a lo grande.

El de mañana no es el primer partido que el Barça disputa en Sudáfrica. El 20 de junio del 2007, los azulgrana ya se enfrentaron al Mamelodi Sundowns, esta vez en Pretoria, y se impusieron por 1-2 con goles de Santi Ezquerro y Marc Crosas. En aquella ocasión, sin embargo, el encuentro pasó a un segundo plano y se habló mucho más del desaire que buena parte de la plantilla brindó a Nelson Mandela.

El expresidente sudafricano y premio Nobel de la Paz, que contaba entonces 88 años, invitó a la delegación barcelonista a visitar la fundación para niños que llevaba su nombre. Pretextando que el encuentro suponía un desplazamiento de 40 minutos en autobús, el Barça dio libertad a los jugadores parar asistir. Al final, solo cinco futbolistas -Iniesta, Thuram, Gio, Belletti y Oleguer-, dos miembros del equipo técnico -Txiki Beguiristain y Eusebio Sacristán- y un directivo -Albert Perrín-, además del delegado Carles Naval, aprovecharon la ocasión de conocer a un personaje esencial de la historia del siglo XX.

0 Comentarios
cargando