Ir a contenido

ESTRENO TARDÍO

Coutinho y Dembéle, los menos clásicos del Barça-Madrid

Los dos fichajes más caros de la historia azulgrana debutan en el mismo partido en el que se despide Iniesta

Joan Domènech

Coutinho y Dembélé se abrazan en Riazor tras el 0-1 anotado por el brasileño.

Coutinho y Dembélé se abrazan en Riazor tras el 0-1 anotado por el brasileño. / Cabalar

El mismo día en el que se despide el jugador del Barça que ha vivido más clásicos debutan los dos fichajes más caros de la historia azulgrana. Andrés Iniesta afronta la última gran cita contra el principal adversario. Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho disfrutarán de la primera. Una señal de los cambios que se avecinan.

Habrán tardado, pero conocerán por fin el clásico por dentro. Uno, Dembélé, estaba lesionado. Coutinho no estaba, pero se le esperaba.

De Getafe a Helsinki

Dembélé estuvo a punto de vivir la experiencia en el Bernabéu , cuando apuraba los últimos días de recuperación de la lesión muscular que se produjo a los tres partidos del debut. La rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda que sufrió en Getafe le mandó a un quirófano de Helsinki, al del doctor Sakari Orava.

Valverde no quiso precipitarse (el pronóstico de reaparición eran tres meses y medio y se habían cumplido tres meses y una semana) y contuvo las ansias del francés hasta después de las vacaciones navideñas.

Dembélé, durante el partido de Riazor. / JORDI COTRINA

Hizo bien. Dembélé volvió a jugar en enero y a los cuatro partidos se lesionó de nuevo. Esta vez, en el músculo semitendionoso de la misma pierna. No era una recaída, se esforzó en proclamar el Barça. Valverde espació las alineaciones del delantero con mayor cuidado, si cabe. Dembélé (105 millones de fijo) no sumará los 50 partidos que obligarían al Barça a pagar 10 millones en variables al Borussia Dortmund. Pero sí se pagarán 10 por la clasificación en la Champions, como estaba estipulado.

Aplaudiendo desde Liverpool

Esos 115 millones son 5 menos de los 120 que costó como fijo Coutinho, que ya han aumentado. Coutinho aplaudió el 0-3 del Bernabéu desde Liverpool. Descansaba en casa tras un intenso Arsenal-Liverpool jugado el día anterior (3-3). Esperaba el desenlace de las negociaciones entre los clubs. Esperaba desde agosto.

El precio de ambos ha aumentado: el club ya paga variables por haber entrado en la Champions

La presión que ejerció en el verano no ablandó al Liverpool, que en el último día del mercado veraniego pidió 200 millones por el traspaso. Eso explicó Albert Soler, el director de deportes profesionales del Barça. "No vamos a poner en riesgo el patrimonio del club", argumentó. "Podríamos habernos presentado aquí con dos jugadores por 270 millones de euros, pero eso significaría que habríamos cruzado las líneas rojas con irresponsabilidad".

Coutinho regatea a Schär en el Deportivo-Barça. / JORDI COTRINA

En realidad son, por ahora, 245 millones. Los 115 de Dembélé y 130 de Coutinho, porque también en su caso una de las variables era que el Barça se clasificara para la Champions. Y, como sucede, con el francés, el pago de 5 millones por los primeros 25 partidos jugados se aplaza a la siguiente temporada.

Jugadores excluyentes (por ahora)

Las dos joyas del equipo solo han coincidido siete veces en la alineación de Valverde desde el Barça-Girona (6-1) hasta el Depor-Barça (2-4) del alirón. En los dos partidos marcó Coutinho. Tal y como está construido el equipo, son excluyentes. Ocupan la misma demarcación en la banda derecha, porque la de Coutinho pertenece todavía a Iniesta.

Esto acabará en un par de semanas. El Barça entra en otra dimensión con la retirada de Iniesta. Se va un referente del estilo del equipo, el hombre que marcó, junto con Xavi Hernández, otra forma de entender el fútbol. Le sustituirá en el interior izquierdo Coutinho, aunque tienen pocas cosas que ver uno y otro como futbolistas aparte de la similar constitución física y la depurada técnica que atesoran. Si Dembélé quiere, será el dueño de la banda derecha.

0 Comentarios
cargando