Ir a contenido

LA FINAL DE LA COPA DEL REY

Valverde: "Ganar es una obligación en el Barça"

El técnico azulgrana califica de "oportunidad única" la final y niega que sus jugadores den poca importancia al título

Joan Domènech

Ernesto Valverde, en la rueda de prensa previa a la final de Copa.

Ernesto Valverde, en la rueda de prensa previa a la final de Copa. / JORDI COTRINA

El Barça suma cuatro finales seguidas en la Copa y parece que sea un hábito. Para Ernesto Valverde, que afrontará la segunda desde que disputara y perdiera una con el Athletic ante el Barça (2015), se trata de "una oportunidad única" para conquistar un título. Él no anda tan sobrado de palmarés como Iniesta y Messi (33) o Busquets (25). Su historial ejerciendo de entrenador consta de cinco trofeos griegos dirigiendo al Olympiacos y la Supercopa de España (ganada al Barça de Luis Enrique. Perdió, en cambio, dos finales: la de Copa y la de la Copa de la UEFA con el Espanyol (2007).

Valverde entiende que esas cuatro finales azulgranas pueden desvirtuar el mérito de que el Barça se haya clasificado siempre desde el 2015, pero no limita la ambición de sus futbolistas. «Todos identificamos claramente que es una final y que perderla es un palo», observó. Será más que un palo por la exagerada dimensión que adquieren las victorias y los triunfos. "¿Qué pasa si perdemos la Copa? Pues que el sol saldrá por el este y se pondrá por el oeste", respondió, tratando de relativizar las repercusiones de una derrota.

El cartel de favoritos

Lo hizo a sabiendas de que no lo conseguirá. De que el juicio será sumarísimo, aunque quizá no tanto como el de la derrota en Roma que supuso la eliminación de la Champions. Valverde sabe "desde el primer día", enfatizó, de que "ganar es una obligación en el Barça". Se trate de la Copa, de la Champions, de la Liga o la Supercopa de España, por citar las cuatro competiciones de su primera campaña.

"Venimos de una situación donde también nos colgaban el cartel de favorito, debemos aprender de eso"

Ernesto Valverde

Entrenador del Barça

A pesar de la ventaja en la Liga y la condición de favorito del Barça, que ganó al Sevilla en el Camp Nou y empató en el Sánchez Pizjuán, el técnico repitió el lema de las últimas semanas: "No hemos logrado nada todavía". Echó mano de una experiencia reciente, dolorosa, que definió como desencanto pese a tratarse de la sonora eliminación de la Champions. "Venimos de una situación donde también nos colgaban el cartel de favorito, debemos aprender de eso", recordó.

Pero los premios están cerca. A 90 minutos de la Copa –«no nos ha caído del cielo la final, sino que nos ganamos la clasificación»– y con "cinco match balls" para conquistar la Liga tras el tropezón del Atlético en Anoeta (3-0 sucumbió con la Real) y el empate del Madrid con el Athletic (1-1). El Barça solo necesita un triunfo en cinco jornadas para atar el título.

Pensar en perder

"No puedes pensar que tienes algo ganado de antemano", insistió, cultivando un mensaje de prudencia. Apeló al último duelo con el Sevilla para abonarlo: "Estuvimos mucho más cerca de la derrota que del empate". Con la perspectiva del tiempo, ayer daba por útil aquella angustiosa experiencia, en la que el Barça perdía por 2-0 en el minuto 87 y arañó un empate a dos.

"Sufrimos mucho y lo doy por bueno porque ahora somos conscientes de la dificultad de ganar al Sevilla", observó, al margen de que le ha permitido corregir los errores que vio en su equipo. En ese sentido, Valverde encara el duelo pensando que puede perderlo, porque con esa mentalidad es más fácil "poder superar cualquier dificultad que se produzca durante el partido".

"En el último partido ante el Sevilla estuvimos más cerca de la derrota que del empate. sufrimos mucho, y lo doy por bueno porque ahora somos conscientes de la dificultad de ganarle"

No tiene ninguna de antemano a nivel deportivo. Ni el cansancio. "No voy a poner esa excusa en absoluto de que  hemos pagado el esfuerzo de la Champions", replicó el técnico azulgrana, consciente de que el Sevilla ha sufrido el mismo desgaste al caer eliminado igualmente en los cuartos. Solo ha disputado dos partidos menos: los de la Supercopa.

Viajan todos, alineación cantada

Valverde dispone de toda la plantilla en condiciones, y toda viaja a Madrid como es un hábito cuando anda en juego un título. Ivan Rakitic recibió el alta el miércoles y reaparecerá en la final.

La alineación no esconde ninguna incógnita. Acaso que Coutinho y Dembélé, los fichajes de la temporada, se disputen un puesto. Leo Messi está en perfecto estado. Preguntado por las informaciones procedentes de Argentina sobre una supuesta pubalgia, respondió: «Nunca había visto un diagnóstico desde tantos kilómetros de distancia». Y no quiere ver tampoco que el Sevilla rompa los pronósticos.

0 Comentarios
cargando