Ir a contenido

LA JORNADA DE LIGA

Un Barça de refresco en Vigo

Valverde aprovecha la ventaja en la Liga para reservar a Piqué, Busquets e Iniesta para la inminente final de Copa

Joan Domènech

Ernesto Valverde, durante la rueda de prensa previa a la visita al Celta.

Ernesto Valverde, durante la rueda de prensa previa a la visita al Celta. / Alejandro Garcia

Dos derrotas contundentes (4-1 y 4-3) en la Liga y un empate (1-1) en la Copa el pasado 4 de enero escriben la reciente estadística del Barça en sus visitas a Balaídos. Ernesto Valverde hará rotaciones. No como medio para quebrar esa mala racha, sino con esa finalidad. El motivo principal de los retoques que introducirá en el entrenador tienen más que ver con la cercanía de la final de Copa del próximo sábado, el primer título que tiene a tiro un Barça que persigue el doblete.

"Venimos de partidos intensos y haré algún cambio para refrescar el equipo", anunció Valverde sin temor a dar pistas a Juan Carlos Unzué, su amigo y homólogo del Celta. Las dio al ofrecer la lista de convocados: Gerard Piqué, Sergio Busquets y Andrés Iniesta no vuelan a Vigo, reservados para la final ante el Sevilla. Tres defensas (Aleix Vidal, Yerry Mina y Lucas Digne, que recibió el alta médica) ocuparon sus puestos.

La "posibilidad" de sentar a Messi 

Que uno de los titulares relevados sea Leo Messi "es una posibilidad como otras", dijo Valverde. Una posibilidad que ha sido una realidad en momentos impensables. Por ejemplo, en Turín ante la Juventus, en noviembre, aunque se trataba de la liguilla; también en la última jornada ante el Sporting, con el equipo ya clasificado; en el derbi liguero en el campo del Espanyol y en la visita al Sevilla.

"Ganar una Liga invicto sería muy bonito, pero sabemos que es tan díficil que nadie lo ha conseguido nunca hasta ahora. No estamos más pendientes de eso que de ganar la Liga"

Juegue o no Messi, el propósito no cambia: el triunfo como un paso más en el camino hacia la conquista del título. Valverde negó que los cambios en la alineación sean una forma de especular con la ventaja de 11 puntos que posee el Barça sobre el Atlético. Negó también que el récord de invencibilidad (39 jornadas) sea una prioridad en sí misma, aunque sin perder ningún partido el equipo finalmente se coronará campeón.

Los cambios de Iniesta

Andrés Iniesta le sustituye con más frecuencia para preservar su estado físico. El capitán solo ha completado los 90 minutos tres veces en toda la temporada. "El otro día lo cambié porque había hecho un grandísimo partido y quería que la gente lo aplaudiera. Luego, sin él, estuvimos un poco apretados", explicó Valverde, antes de exponer su mentalidad en las sustituciones durante el partido: "Es fundamental lo que pienso sobre si voy a mejorar o no el equipo, tengo la norma de no tener mucha prisa y tiro de experiencia, que es lo que tengo".

Un compañero abraza a Iniesta en presencia de Denis, Suárez y Paulinho. / JAVI FERRANDIZ

"El otro día lo cambié [a Iniesta] porque había hecho un grandísimo partido y quería que la gente lo aplaudiera. Luego, sin él, estuvimos un poco apretados"

Esa experiencia le ayuda a sobrellevar la crisis que ha zarandeado al equipo tras "la dolorosa derrota" de Roma. "Sé muy bien lo que suponen las eliminaciones europeas en un club como este", adelantó, sin esconder tampoco que él y el equipo habían logrado diferir un momento como el que se ha vivido y que se empezó a superar con la victoria sobre el Valencia. Otra ante el Celta acercaría el título a cuatro puntos de distancia.

"Ganar una Liga invicto sería muy bonito, pero sabemos que es tan díficil que nadie lo ha conseguido nunca hasta ahora. No estamos más pendientes de eso que de ganar la Liga", aclaró, sin dejar de repetir varias veces "aún no hemos ganado nada". El técnico ha reforzado sus mensajes de prudencia tras el disgusto de Roma, sobre todo por las constantes alusiones al acceso a semifinales que no se consumó pese al 4-1 de la ida, y las preguntas sobre el triplete. La eliminación ha reducido el reto al doblete. Algo singular, porque solo se ha conseguido siete veces.

Unzué parte con ventaja

Ese discurso de humildad lo acentuó Valverde ante el duelo con el Celta. Por los precedentes negativos, por la calidad del equipo -"ganó 4-0 al Sevilla y empató con el Madrid"- por su versatilidad futbolística -"te puede ganar jugando a la contra y te puede ganar porque domina muy bien el juego de posición"- y por la presencia de Unzué. A su juicio, el rival "parte con la ventaja" de conocer muy a fondo el Barça gracias a su estancia como ayudante de Luis Enrique.

Valverde, entre De la Fuente (preparador de porteros) y Aspiazu (segundo entrenador) / ALEJANDRO GARCÍA (eFE)

Valverde no ha pensado en qué hará y cómo quiere que sea el alirón: "De cualquier forma"

Unzué y Valverde saben que la eterna comparación con el Madrid altera el juicio de valor sobre el desenlace de la temnporada. ¿El doblete tendrá menos mérito si los blancos conquistan la Champions? Los dos contestaron que no. "Es como predicar en el desierto, que cada uno haga lo que quiera", añadió Valverde. El entrenador del Barça no ha pensado ni quiere decir qué hará cuando se cante el alirón. No tiene tampoco ninguna forma favorita ni deseo alguno de como quiere que se produzca. "De cualquier forma", sentenció.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.