Ir a contenido

PROBLEMA PERSONAL

El vestuario del Barça conocía el bajón de André Gomes

Busquets pide al Camp Nou cariño para el centrocampista y Valverde elogia "el acto de valentía" de exponer sus sentimientos

Joan Domènech

Sergio Busquets atiende a las preguntas previas al Barça-Chelsea en la sala de prensa de Sant Joan Despí.

Sergio Busquets atiende a las preguntas previas al Barça-Chelsea en la sala de prensa de Sant Joan Despí. / JORDI COTRINA

El bajón anímico de André Gomes era conocido en el vestaurio del Barça. Por los jugadores y por el entrenador. Ahora lo conoce todo el planeta tras la confesión del propio futbolista portugués a la revista Panenka.  La frustración que siente por no rendir acorde a las expectativas. Las suyas y las del barcelonismo. El Camp Nou siseó y pitó algunas de sus acciones durante el partido frente al Atlético, sin saber que André Gomes lo estaba pasando mal psicológicamente.

Ante el Chelsea se reencuentran en futbolista y el público. "Sabíamos algo de lo que le pasaba. Como compañeros intentamos ayudarle, estar a su lado, pero es él quien vive todo esto y se lo lleva a casa", comentó Sergio Busquets. "Ahora como afición hay que dar un paso adelante y que el runrún con él sea positivo", añadió el mediocentro, admitiendo algo que no había trascendido de la intimidad del vestuario, pidiendo a la hinchada que sea cariñoso con André Gomes animándole y, de paso, al equipo.

También lo sabía, por supuesto, Ernesto Valverde. El entrenador mantuvo muchas charlas con el centrocampista. Si le hizo jugar tantas veces (en 25 de los 45 partidos) es que le veía rendir en las sesiones preparatorias; luego, el rendimiento en los encuentros, bajaba de nivel.

Un acto de valentía

André Gomes se sentía frustrado e iba perdiendo la confianza paulatinamente. "Siempre nos da respeto transmitir inseguridad o debilidad y hacerlo es un acto de valentía", valoró el entrenador. Busquets asegura que en el equipo nunca ha habido dudas sobre la valía futbolística de André Gomes, de 24 años, y por quien el Barça pagó e el verano del 2016 35 millones de euros. 

Valverde y Busquets son dos de los escasos ejemplos que habitan en el Barça por su inexistente presencia en las redes sociales; es más, son refractarios a ellas. Por tanto, no andan pendientes del que dirán, sino de las relaciones personales. "Aunque parezca que somos de otro mundo somos de este", subrayó el jugador de Badia. 

0 Comentarios
cargando