Ir a contenido

ALARMA AZULGRANA

El Barça, pendiente de la lesión de Piqué

El central recibe un golpe en el derbi y complica el panorama de la defensa ante la decisiva cita copera a Mestalla

Marcos López

Piqué y Moreno, en el choque que originó la lesión en el partido del domingo.

Piqué y Moreno, en el choque que originó la lesión en el partido del domingo. / JORDI COTRINA

Tras marcar el gol en la portería de El Prat y silenciar Cornellà, Gerard Piqué recibió una dura entrada de Gerard Moreno en su rodilla derecha. Una entrada que provocó la penúltima tangana del derbi. La última fue en el túnel de vestuarios, lejos ya de las cámaras, cuando Umtiti y Sergio García se enzarzaron en discusiones verbales. Una entrada que  ha provocado una lesión en el central azulgrana.

Misteriosa lesión porque el Barça, en contra de lo que acostumbra, no emitió ningún comunicado médico sobre el alcance de ese problema físico, que impidió a Piqué participar en el primer entrenamiento de la semana preparando la visita del jueves a Mestalla para disputar la vuelta de la semifinal copera contra el Valencia (1-0 en la ida para los azulgranas). No se sabe, de momento, si Piqué podría estar en ese decisivo choque ni tampoco si Vermaelen, que caía lesionado en el Benito Villamarín el pasado 21 de enero, llega a tiempo de recibir el alta médica para acompañar a Umtiti en el eje de la zaga, como ya hiciera en el choque liguero contra el Valencia (1-1).

Una vez convertido en el protagonista del derbi, tanto en el campo (su gol permitió al Barça batir el récord en la Liga con 22 jornadas sin perder) como en su posterior celebración acallando hasta en dos ocasiones al público perico, además de denunciar más tarde ante los micrófonos el «desarraigo» del Espanyol hacia Barcelona.

Gerard Moreno y Piqué, en Cornellà. / JORDI COTRINA


Pendientes de la rodilla

Piqué anda en bocas de todos. Y Piqué, entretanto, está solo pendiente del estado de su rodilla derecha, lastimada por el impacto que recibió. Se temió en la ciudad deportiva del Barça que fuera un problema trascendente por lo que sometido a diversas pruebas médicas. Unas pruebas, sin embargo, que no se han hecho públicas, alimentando así la posibilidad hasta de que pudiera jugar en Mestalla como es su deseo. Se temió también que el central azulgrana pudiera perderse hasta el choque europeo contra el Chelsea en Stamford Bridge el próximo día 20.

Sin pistas

El Barça no ha dado todavía ninguna pista sobre esta lesión de Piqué, algo que resulta poco habitual. Aunque las primeras estimaciones, no oficiales, situaban en 15 días el período que debería estar de baja, por lo que podría estar en la Champions. Ni tampoco ha informado el club si Vermaelen, que debía estar dos semanas de baja, plazo ya cumplido, podría estar contra el Valencia aliviando así a Valverde tan delicado panorama. No sale el técnico de un problema con los centrales (el belga suplió con un rendimiento excelente la larga ausencia de Umtiti, pero volvió a la enfermería justo cuando regresaba este) y se mete, muy a su pesar, en otro. Por eso, debe trabajar otras opciones para reforzar la defensa en la Copa.

Piqué, Suárez y Busquets, en Cornellà tras el gol del central / JORDI COTRINA

La 'opción Busquets'


Si Piqué no está a punto, la opción más natural sería darle la titularidad a Yerry Mina, a pesar de que no ha debutado aún con el Barça, para que formara pareja con Umtiti en la Copa. A no ser, claro, que Valverde prefiera retrasar a Busquets al eje, algo que ya habían hecho en su día técnicos como Guardiola o Tito Vilanova. De hecho, Busi ya jugó en esa posición la media hora final del duelo europeo contra el Sporting de Portugal en el Camp Nou, supliendo, precisamente, a Piqué. "Es una de las soluciones que tenemos, en caso de emergencia tenemos un central", afirmó Valverde, feliz por el rendimiento que le dio ahí Busquets hace solo dos meses.

Atento queda, por lo tanto, el Barça a la evolución de ese problema físico de Piqué, que tanto preocupa a Valverde. Un problema que debe resolver en las dos finales de este mes (el jueves en Valencia; el 20, en Londres), por mucho que el defensa quiera ir a Mestalla. Los médicos, sin embargo, le piden calma porque el horizonte europeo del Chelsea está demasiado cerca. Si mira al filial, Valverde tiene a David Costas, el central cedido por el Celta (22 años) al que ya hizo debutar ante el Murcia e inscribió en la lista de la UEFA. 

0 Comentarios
cargando