Ir a contenido

ESTRENO LIGUERO

Coutinho ofrece destellos

El brasileño jugó por la derecha, tuvo una ocasión de gol, forzó varias faltas y exhibió su control del balón

Jordi Tió

Coutinho, en una acción contra el Alavés.

Coutinho, en una acción contra el Alavés. / JORDI COTRINA

Puede que Coutinho haya venido al Barça para relevar algún día la leyenda del capitán Iniesta pero lo que es seguro hoy por hoy es que ambos pueden jugar juntos en el mismo once, como ya avanzó Valverde, respondiendo así a una de las grandes dudas tras la llegada del brasileño. Y con esta incógnita resuelta, el Camp Nou asistió anoche al debut de Coutinho, ubicado en la banda derecha, donde alternó acciones de extremo e interior, y también convertido en un centrocampista más cuando tocaba replegarse en tares defensivas.

Se estrenó Coutinho en la Liga tras hacerlo en la Copa ante el Espanyol, y lo hizo tras llegar al estadio en buena compañía, en coche de Messi y con Suárez de copiloto. No podía tener mejores padrinos para tan señalado estreno.

Coutinho exhibió su buen manejo de pelota, con la derecha y con la izquierda, y forzó varias faltas peligrosas cerca del área evidenciando que es muy difícil arrebatarle el balón cuando lo tiene controlado. También destacó como asistente, dando un brillante y preciso pase a Semedo que el portugués desaprovechó ante el portero.

Encontrar el sitio

Un total de 65 minutos estuvo el brasileño sobre el terreno de juego, después de los 25 que cumplió ante el Espanyol en la Copa, y a pesar de los destellos que dejó evidenció que le falta todavía encontrar su sitio en el equipo. Primero porque acaba de llegar y no entiende algunos mecanismos del sistema y también porque el técnico le ubicó en la banda derecha, lejos del carril izquierdo que ocupaba en Anfield y donde se encuentra mucho más cómodo. Pero está claro que Valverde lo ha visualizado en esa posición siempre que Iniesta esté también en el campo. "Tiene que ir adaptándose al engranaje, los jugadores no son máquinas que funcionan en un engranaje desde el primer día. Le he visto bien, pidiendo el balón y jugando bien por dentro. A ver si va entrando poco a poco", destacó Valverde. 

"Los jugadores no son máquinas, tiene que ir adaptándose", dijo Valverde de Coutinho

Nuevos detalles dejó Coutinho y brilló de nuevo con todo su esplendor Messi, sacando al equipo del embudo en el que se había metido. Y eso que no fue su mejor partido. Perseguido siempre por Wakaso en la zona de tres cuartos, y esperándole otros dos defensas en el área, a Leo le costó hallar líneas de pase y también falló controles fáciles siendo quien es. Pero irrumpió con toda su magia cuando más lo necesitaba el equipo: ejecutó con precisión una falta y batió al hasta entonces impecable Pacheco, que no pudo evitar que el balón entrara a pesar de que llegó a tocarlo con la punta de los dedos.

Alegría de Messi

Maravilló una vez más Messi, agotando de nuevo todos los adjetivos, y sentó una vez más cátedra Iniesta, con su control del juego y regates imposibles. Por su banda desplegó el Barça buena parte de su caudal ofensivo, especialmente en la segunda mitad y tras la entrada de Jordi Alba, cuya presencia iluminó la cara del capitán ya que con Digne no hubo manera de entenderse, para su desesperación y la del Camp Nou.

También le alegró la noche a Messi, por la banda derecha, la presencia de Sergi Roberto, nada que ver con Semedo, también ofuscado y al que el argentino tuvo que indicarle alguna vez dónde le quería situado, nada que ver con el canterano.

Es curioso lo que pueden cambiar los laterales a un equipo, especialmente al Barça, pero nada lo modifica tanto como jugadores como Iniesta y, sobre todo, Messi, el mejor de todos los tiempos, aclamado de nuevo por el Camp Nou. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.