Ir a contenido

LA NOCHE EN QUE VOLVIÓ UMTITI

Vermaelen se rompe

El defensa belga sufrió una «lesión en los isquiotibiales del muslo izquierdo», que frustra ahora su mejor racha como azulgrana

Joan Domènech

Vermaelen se lamenta de su lesión muscular en el Benito Villamarín.

Vermaelen se lamenta de su lesión muscular en el Benito Villamarín. / JAVI FERRÁNDIZ

Parece un caso digno de ciencia ficción. Hasta diríase que surrealista porque Thomas Vermaelen, el único jugador que había encadenado los 13 últimos partidos del Barça, se rompió en Sevilla. De ciencia ficción resulta que el central belga, después de cumplir, y con éxito, la misión que le encomendaron de suplir al lesionado Samuel Umtiti se rasgara de nuevo. Y, además, coincidiendo con el retorno del defensa francés al equipo. Corría Vermaelen por la banda izquierda persiguiendo a Sergio León, el goleador del Betis, pero se quedó a medio camino. No pudo seguir.
Se quedó el belga deprimido observando en la distancia cómo se le escapaba el delantero. No podía creerse que su cuerpo, castigado como estaba por tantas lesiones, le había vuelto a tumbar en el césped. De inmediato, Vermaelen se tocó su pierna izquierda y se echó abatido al suelo. Estaba roto. Y de puro misterio es que ese nuevo percance muscular llegue justamente la noche en que Umtiti volvía al equipo.

Una jugada idéntica

De ciencia ficción resulta también saber que Vermaelen caía lesionaado de la misma manera que a inicios de diciembre se rasgaba Umtiti. El joven francés perseguía a Iago Aspas (Celta); el veterano belga a Sergio León (Betis). Una jugada idéntica en su origen y desarrollo, pero no en su final. Aspas marcó el que fue el tanto del empate (2-2), mientras el conjunto andaluz no supo aprovechar ese percance de Vermaelen.

Acabado el encuentro, el Barça emitía un escueto comunicado médico para confirmar que «sufría una lesión en los isquiotibiales de la pierna izquierda». Pero no daba pista alguna sobre el período de baja que deberá estar el exjugador del Arsenal, supeditándolo todo a «las pruebas médicas» a las que será sometido hoy mismo. Pero el Barça ha perdido al tercer central que era, en realidad, el segundo justo cuando más y mejor estaba jugando.

Calienta Yerry Mina


Había encadenado Vermaelen 13 partidos (siete antes de Navidad y seis después de fiestas) hasta que quiso correr detrás de Sergio León, pero sus músculos se rompieron frustrando su renacimiento coo azulgrana. Con Mascherano a punto de irse para China, a Valverde no le queda más remedio que acelerar el aterrizaje de Yerry Mina. Quería el técnico que fuera lento, pero las circunstancias harán que sea mucho más rapido. Calienta Yerry.
 

0 Comentarios
cargando