ENTREVISTA A LA MEJOR JUGADORA DEL MUNDO

Lieke Martens: "'No podrás ser futbolista, eres una niña', decían mis padres"

La delantera holandesa del Barça, relata a EL PERIÓDICO sus inicios deportivos, cuando jugaba con chicos, hasta convertirse en la mejor futbolista mundial

Lieke Martens juguetea con el balón antes de la entrevista con EL PERIÓDICO. / JORDI CORTRINA / CAMILA TOVAR

Se lee en minutos

Joan Domènech / Marcos López

Lieke Martens es la gran estrella del Barça femenino. El dorsal 22 sería equiparable al 10 del equipo masculino. La delantera holandesa (Nieuw Bergen. 16 de diciembre de 1992) ha seguido un duro y desconocido camino para ser elegida la mejor futbolista mundial del 2017

-¿Cómo empezó? Cuando tenía cinco años. Tengo dos hermanos mayores, siempre jugaban a fútbol y me iba con ellos. Me gustaba. Soñaba con ser futbolista profesional, pero cuando era una cría no sabía si lo conseguiría. No sabía que había una selección nacional ni que el Barça tenía un equipo femenino. ‘No podrás ser futbolista, eres una niña’, decían mis padres.

-El fútbol le atrajo.  Sí. Al lado de casa había un jardín y un campo de fútbol. También un muro enorme. Jugaba ahí para mejorar. Después del colegio, si estaba en casa, y no había niños, jugaba sola contra la pared y me divertía mucho. Siempre estaba fuera de casa.

-Una niña sola en la calle. No era en la calle propiamente, pero mi madre siempre tenía que llamarme para que fuera a comer. Al principio era la única. Más tarde fuimos más, pero no más de cinco.

"Siempre jugué con chicos. Hasta los 16 años. Querían jugar conmigo, me aceptaron, nunca se lamentaron de que jugara con ellos. Me hicieron sentir uno más" 

-¿Cuál fue su primer equipo? Siempre jugué con chicos. Hasta los 16 años. De los 8 a los 12 o 13 años no hay diferencias entre ambos sexos en envergadura; tienes la misma técnica, la misma velocidad, puedes tener la misma fuerza...

-¿Se sentía uno más? Sí, me hicieron sentir uno más. La única diferencia era el vestuario. Yo me cambiaba en otro. Y cuando ganábamos, ellos lo celebraban y yo estaba sola en el mío. Mis compañeros fueron muy buenos. Me aceptaron, nunca se lamentaron de que jugara con ellos. Disfruté mucho.

-La aceptaron porque debía ser muy buena futbolista. Sí. Querían jugar conmigo.

-¿Siempre como delantero centro? Delantero centro, en las dos bandas o también como mediapunta. He jugado en esas demarcaciones.

-¿Juega igual y siente las mismas sensaciones que hace 10 o 15 años? La pasión es la misma, no ha cambiado. Quiero ganar siempre. Pero cuando era joven, solía ser la más pequeña. A los 8 o 9 años, si jugaba con chicas, lo hacía contra otras de 12 o 13. Al entrenarme con chicos adquirí más velocidad y fuerza.

-Debió ser una gran ayuda para usted, un gran aprendizaje haberse formado con chicos. Seguro. Aprendí mucho. Por ejemplo, en un uno contra uno necesitabas ser tan rápida como ellos para que no te quitaran la pelota.

-¿Notó la diferencia al pasar a jugar con chicas? Sí. A los 16 me encontré con que era como volver a empezar, el fútbol volvía a ser más lento en comparación con el masculino. Ahora el juego es más o menos parecido.

-Fue cuando la ficha el Heerenveen. Había jugado con chicas antes, en la selección sub-15.

-O sea, fue internacional con Holanda antes de jugar con un club. Pues sí. Es verdad. No había pensado en eso, pero es así.

"Todas las futbolistas tenemos nuestra historia. La mía ha sido jugar con chicos y tener dos hermanos mayores futbolistas. El primero era portero y el segundo, defensa, así que fue perfecto para mí. Me enseñaron también a no rendirme nunca"

-El Heerenveen apostó por usted. Jugué solo un año. Vivíamos en el sur de Holanda y Heerenveen está en el norte. Tenía que vivir sola. Luego fui al Venlo, que estaba solo a media hora de casa. Era una oportunidad para jugar a alto nivel. Prácticamente desde los 15 años he estado fuera, lejos de la familia, y muchas veces la he echado de menos. Tengo ya 25. A la familia solo la veo por Navidad y en las vacaciones. Cuando me fui, mi hermana pequeña era una niña de 8 años; ahora es una mujer de 18.

-¿Sus hermanos llegaron a ser profesionales? No, pero han jugado muchos años. El mayor era portero y el segundo, defensa, así que fue perfecto para mí. Fueron muy útiles (risas).

-¿Qué le enseñaron? A no rendirme nunca. A ser dura en mis ideas. Si quieres jugar, has de ser fuerte y dura, tener orgullo y no rendirte nunca, decían.

-¿Cree que es más fuerte que otras chicas? No me siento así. Mi juego, además, no se basa en el físico. Todas tenemos nuestra particular historia: la mía ha sido tener hermanos futbolistas y haber jugar con chicos. Ese ha sido un gran aprendizaje.

-Un año en Venlo y otro cambio. A Bélgica. Al Standard de Lieja. Mis padres no querían que dejara de estudiar. Veían con escepticismo esto del fútbol y seguía yendo al colegio. Tenía dos horas de viaje para ir a los entrenamientos y a los partidos. Entraba en el colegio a las 9, salía a las 3 y conducía hasta Lieja. Regresaba a las 11 de la noche.

 "Llevo prácticamente desde los 15 años sola, lejos de la familia. y tengo 25.  Llamaba a mi madre para preguntarle cómo funcionaba la lavadora. Nunca he pensado en abandonar, nunca, proque me gusta mucho el fútbol" 

-¿Se arrepintió alguna vez? ¿Pasó malos momentos? Claro que he pasado malos momentos. En Suecia viví sola cuatro años. Es cierto que quería ser futbolista y que tenía unas compañeras que las sentía como amigas, pero echaba de menos a la familia. Me entristecía cada vez que se marchaban. Tras la Eurocopa todo va perfecto.

-¿Nunca pensó en abandonar? Nunca, porque me gusta mucho el fútbol. No ha sido fácil. Nunca me he rendido.

-Creció sola y ha madurado sola. A los 15 años llamaba a mi madre para preguntarle cómo funcionaba la lavadora o cómo se cocinaba algo. No puedes estar comprando todo el día comida preparada y, al final, aprendí. Crecí deprisa.

-Pasó por Bélgica, Alemania y Suecia. ¿Se sintió extraña en algún país? No. Siempre intenté adaptarme a la cultura y aprender la lengua de cada país lo más pronto posible. Entiendo que aquí no puedo cenar a las cinco o las seis de la tarde, y lo hago a las ocho o a las nueve. Tienes que adoptar las costumbres de la gente de cada país, quiero introducirme en el modo de vida de donde estoy.

-Habrá sido más duro España que Suecia. Ahora vivo con mi novio, antes estaba sola. Cada país tiene su qué. He aprendido mucho en todas partes, no solo como futbolista, sino como persona. Cuando deje el fútbol hablaré cinco idiomas: holandés, alemán, sueco, inglés y español. La prioridad es el fútbol, quiero ser la mejor, pero los entrenamientos ocupan dos o tres horas, y queda tiempo libre para hacer otras cosas, aprender por ti misma y evolucionar.

-¿Que hará en el futuro? No lo sé (risas). No sé qué haré cuando acabe. Disfruto del fútbol. Tengo 25 años y quiero jugar muchos más.

-¿De joven, quién quería ser? Era una gran fan de Ronaldinho, Me gustan las acciones muy técnicas. Miraba vídeos en Youtube de Jogo Bonito y luego salía inmediatamente al jardín a practicar esos trucos.

-¿Cree que es un espejo para las niñas que desean ser futbolistas? Sí. Eso está bien. El fútbol femenino ha progresado mucho. Cuando era niña, solo miraba fútbol masculino. Aparte de Marta, la brasileña, que despuntaba, no había muchas más. Después de la Eurocopa hemos inspirado a las chicas que querrán ser como nosotras.

"Era una gran fan de Ronaldinho. Me gustan las acciones muy técnicas. Miraba vídeos en 'Youtube' de 'Jogo Bonito' y luego salía inmediatamente al jardín a practicar esos trucos"

-¿Ve fútbol masculino o femenino? Los dos. Miro el femenino, obviamente, para conocer a las rivales, para preparar nuestros partidos, veo los del Rosengard, mi exequipo, pero también sigo la Premier y los encuentros del Barça, claro.

-Ha pasado por cinco Ligas, ¿diría que hay diferencias entre ellas? La alemana es una de las mejores, rápida y física. La sueca se le parece. La española es diferente, más técnica que aquellas. Aquí nosotras queremos tener el balón, crear ocasiones, en Alemania es más directo.

-¿Es más fácil la Liga española por jugar en el Barça? No es fácil, sino distinto, En cada partido las rivales suelen estar atrás y eso crea dificultades. En otros países los equipos quieren atacar y hay espacios. Hasta eso puedo aprender porque nunca he jugado así contra equipos más defensivos.

-¿Cómo fichó por el Barça? Fue muy bonito, y muy rápido."M Mi agente me llamó poco después de haber jugado con el Rosengard contra el Barça en marzo. Debió ser a mediados de mayo. Me preguntó si quería jugar en el Barça. Por supuesto, le respondí. Soy fan del Barça desde tengo uso de razón. Me puse muy contenta, pero tenía contrato con el Rosengard y había que hablar con ellos. El Barça creía en mí antes de la Eurocopa y firmar antes me permitió jugar con la cabeza fresca sin pensar en nada.

"Hemos hecho algo muy grande con la Eurocopa. Muchas niñas juegan a fútbol, antes elegían hockey o voleibol. Hemos abierto un camino para el futuro. Me esforcé mucho para conseguir lo que hemos conseguido"

-Es la celebridad en Nieuw Bergen. Apenas dos mil personas viven en mi ciudad. En Holanda la gente me reconoce. Antes de la Eurocopa podía hacer lo que quería y ahora todo el mundo sabe quién soy. No solo yo, sino mis compañeras.

-Lógico, son campeonas de Europa. Hemos hecho algo muy grande. Muchas niñas juegan a fútbol, antes elegían hockey o voleibol. Los campos se llenan. Hemos abierto un camino para el futuro. Espero que los esponsors inviertan en el femenino para que mejoremos.

-Y luego fue elegida la mejor del mundo. El 2017 es el año de su vida. Sí, pueden decirlo así. He logrado mucho más de lo que imaginé. Hice sacrificios como no salir con las amigas. Me esforcé mucho para conseguir lo que he conseguido. Pero ha sido gracias al triunfo de la Eurocopa y a que mi equipo juega muy bien; sin esos éxitos no lo habría ganado.

-¿Era un objetivo particular? Los últimos años quería ser la mejor, sí. Tenía esa motivación jugando con la selección holandesa. Pero hay muchas jugadoras buenas.

"Mi agente me llamó para decirme si quería jugar en el Barça. Por supuesto, le respondí. El club confió en mí y firmé antes de la Eurocopa. Hay una relación especial desde que vino Johan Cruyff, También es como un dios para nosotros"

-¿Cuál es el próximo? He ganado la Copa de Europa con la selección pero no con un club. Estoy centrada en eso con el Barça.

Te puede interesar

-¿Le gusta Barcelona? Claro. Estuve cuatro años en Suecia. No había visto tantas veces el sol como en estos cuatro meses. Estoy disfrutando. Había visitado Barcelona un par de veces. No soy una turista, ya conozco a Gaudí. También había estado en el Camp Nou.

-Creemos aquí que el Barça es el club preferido de los holandeses. ¿Es verdad? Sí, diría que sí. Hay una relación especial desde que vino Johan Cruyff. También es como un dios para nosotros.