Ir a contenido

LA COPA

El Espanyol presume de cantera con el gol de Melendo al Barça

Una jugada trenzada por Gerard Moreno, Víctor Sánchez, Marc Navarro y Òscar Melendo, resumida en un tuit

Iosu de la Torre

Melendo, abrazado por Àlex Domínguez y Víctor Sánchez tras un gol. / David Ramos

Melendo, abrazado por Àlex Domínguez y Víctor Sánchez tras un gol.
Melendo celebra el gol que le marcó a Cilessen en elk minuto 88.

/

El 'comunity manager' de la cuenta tuitera del Espanyol, conocedor del tópico que advierte de lo poco que dura la alegría en la casa del pobre, se lanzó a estirar el eco y los fuegos artificiales que iluminaron Cornellà tras la victoria sobre el Barça.

Cargado de argumentos, sacó pecho en nombre de la cantera. La piulada es todo un paseo por el área metropolitana de Barcelona: “Pressiona el Gerard de Santa Perpètua, pasada a l’espai del Víctor de Rubí, la centra el Marc de Badalona i la culmina l’Òscar de Sant Adrià del Besós”.

Gerard (Moreno), Víctor (Sánchez), Marc (Navarro), Òscar (Melendo), sin olvidar a Aarón Martín y Marc Roca, son las guindas del fenomenal trabajo de la pedrera. Ellos, como sus antecesores, son el homenaje perenne al desaparecido Josep Manuel Casanova, el culpable con quien comenzó todo.

La cantera periquita goza de muy buena salud, me advierte el actor Pep Miràs, meritorio socio blanquizaul (número 18.405), suscriptor del diario 'La Grada' y, además, sabio del fútbol y hockey. Como algunos pericos selectos, Miràs se refiere a los chavales de la cantera como “uno de los nuestros”. «Cuentan con todos el apoyo de la afición, nadie reprochará nada de lo que hagan», frente a los jugadores fichados de otros clubs, ya maduritos, y que tendrían mejor destino en la Liga china. 

La filosofía de Josep Manuel Casanova se extiende en todas las categorías del club. No es casualidad que dos exjugadores forjados en la cantera sean hoy los principales responsables de mantenerla. Jordi Lardín, como director deportivo, y Ángel Morales, estructura de la cantera, ambos a las órdenes de Òscar Perarnau. A ellos les toca defender a las nuevas criaturas.

En noches como la del miércoles encuentran la recompensa disfrutando de la cadena metropolitana (ya saben, Gerard, Víctor, Marc y Òscar), eslabones como antes lo fue Tamudo desde Santa Coloma.

Los consejos de los compañeros

Desde la victoria ante el Barça, todas las miradas se dirigen sobre Melendo, el penúltimo héroe al que seguramente Gerard Moreno le habrá explicado lo duro que es llegar, y mantenerse. «Ser perico es un sentimiento único», le contó, en octubre, a Raúl Paniagua el delantero que emergió como alevín de la Damm. A lo mejor Víctor Sánchez (Europa, Barça B, Neuchatel) le haya explicado que Suiza solo sea un paraíso para Urdangarin

Marc Navarro quizá le transmita que hay silencios convenientes cuando estás amenazado en el mercado de invierno y participas en un partido «histórico», en palabras de Quique Sánchez Flores, un entrenador capaz de rentabilizar apuestas en las que no cree del todo, la cantera.

Basta con atender a la hinchada que entiende para descubrir que, esta temporada, el Espanyol B bate todos los récords (21 partidos, 57 puntos, 19 más que el segundo) y tomar nota de los que vienen y nada los estropea.

Anoten para muy pronto los nombres de Àlex Domínguez, Lluís López y Puado