Ir a contenido

COPA Y LIGA

Barça y Espanyol abren hoy la trilogía de derbis

Ambos equipos se miden tres veces en 18 días con el pase a la semifinal de Copa en juego

Joan Domènech

Valverde junto al responsable de prensa Sergi Nogueras, en la sala de prensa de Sant Joan Despí.

Valverde junto al responsable de prensa Sergi Nogueras, en la sala de prensa de Sant Joan Despí. / emilio pérez de rozas

Primer episodio de una nueva trilogía de derbis que no complace al Espanyol ni al Barça, ni a Quique Sánchez Flores ni a Ernesto Valverde pero que calentará de pasión el modernamente llamado aburrido enero. Tal vez no habría otro momento más oportuno para que se cruzaran los eternos rivales ciudadanos justo ahora en que atraviesan el momento álgido de la temporada.

No se repetirá el 5-0 de la Liga del Camp Nou en la Copa, solitario precedente de la colección de duelos que se concentrará en 18 días. O, al menos, ese es el pronóstico de Valverde, que no intuye un desenlace abultado en el global de la trilogía.

Valverde, en el último entrenamiento azulgrana / ALEJANDRO GARCÍA (eFE)

El entrenador del Barça ve al adversario "muy mejorado" respecto al que se enfrentó el lejano 9 de septiembre. Entiende que el Espanyol está al alza, optimista por haber remontado la eliminatoria ante el Levante y porque, con el tiempo, ha ido asentándose. "No se desarma fácilmente", resumió Valverde que acudirá por primera vez al feudo blanquiazul al frente del máximo rival.

Dembélé, la anécdota

Su Barça también ha mejorado. Los resultado avalan una trayectoria de 29 partidos sin perder. Pero, en esencia, será el mismo. La mayor diferencia, en el fondo irrelevante, es que aquella tarde debutó Ousmane Dembélé, en los últimos 24 minutos y esta vez no jugará ni uno. Se ha lesionado de nuevo. La "rotura fibrilar en el músculo semitendinoso de la pierna izquierda" anunciada por el Barça que se produjo en Anoeta le tendrá entre tres y cuatro semanas de baja.

Seis bajas de peso en el Barça: Iniesta, Mascherano, Umtiti, Coutinho, Mina y Alcácer. Pero Rafinha reaparecer desde el mes de abril

"Tenemos que ayudarle en todo lo posible para que sea una anécdota", valoró Valverde, preocupado por que Dembélé no sufra una psicosis por haber encadenado dos percances similares. El del domingo no tiene nada que ver con la rotura que se produjo en Getafe. El Barça se afanó por aclararlo en el parte médico; el pronóstico de baja tampoco es comparable. La primera vez estuvo casi cuatro meses parado.

Yerry Mina, sin el tránsfer

"Cuando un jugador está mucho tiempo parado esto suele ocurrir", explicó Valverde de la segunda lesión del joven futbolista francés. "No vayamos a hacer una bola muy grande, o un problema de esto, porque al final se lo va a creer", añadió el técnico, que tampoco podrá contar con Philippe Coutinho, otro exespañolista, que está igualmente lesionado, ni Yerry Mina porque no ha recibido el tránsfer internacional. También son baja Umtiti, Alcácer, Mascherano e Iniesta, con leves molestias y con quien no se quieren correr riesgos por los antecedentes médicos.

Paulinho y Yerry Mina en la sesión azulgrana de Sant Joan Despí / Alejandro garcía (eFE)

La gran novedad es el regreso de Rafinha: es la primera convocatoria desde que se lesionara el pasado 2 de abril y tuviera que pasar dos veces por el quirófano. Sigue en el grupo Aleix Vidal, llamado de urgencia en San Sebastián por la amigdalitis de Semedo, ya recuperado. Entre él y Aleñá cubren las ausencias de Mascherano e Iniesta. Deulofeu es el único descartado.

Poca emotividad

Valverde aguarda con escasa emoción el reencuentro con la hinchada de Cornellà. Lleva muchos años en la élite y ha pasado por varios equipos como para sentir sensaciones especiales en su primer derbi con el Barça. Los vivió antes desde la acera blanquiazul. Es de los pocos que ha sido jugador y entrenador de ambos equipos. "Hay una parte profesional por la que te centras en ganar el partido, y una parte emocional que reservas para antes y después al verte con gente con la que has trabajado", reflexionó.

"Tenemos que ayudar a Dembélé todo lo posible para que esto sea una anécdota. Cuando uno está mucho tiempo parado, suele ocurrir. No vayamos a hacer una bola muy grande porque al final se lo va a creer", reflexiona Valverde

Su obsesión es evitar una desagradable sorpresa dentro del terreno juego porque "si tienes un mal momento en la Copa puedes caer eliminado", argumentó; fuera, sabe que no la tendrá. La relación de los dos entrenadores es buena. Quique Sánchez Flores, que no se hablaba con Luis Enrique, elogió a Valverde por ser "una persona normal".

Anoeta y la Juventus

Traspasado el ecuador de la temporada, el técnico hizo un breve balance de las mejores sensaciones que ha vivido en el banquillo azulgrana. La remontada de Anoeta es una de ellas, por la fortaleza mental de sus pupilos al levantar dos goles en contra. Los otros momentos más recordados son los dos partidos ante la Juventus: la ida de septiembre porque aquel 3-0 "refrendaba" la recuperación del equipo y la vuelta por haber asegurado la clasificación para los octavos.

No mencionó el 0-3 del Bernabéu ni el amplio liderato de la Liga. No quiso ahondar en los 19 puntos de ventaja sobre el Madrid. Muchos menos imaginarse el supuesto de que fuera su equipo el que estuviera a esa distancia. 

0 Comentarios
cargando