Ir a contenido

INCORPORACIÓN A LA VISTA

Yerry Mina se acerca al Barça

El club acelera la llegada del central colombiano para suplir a Mascherano

Marcos López

Yerri Mina.

Yerri Mina. / TWITTER

Ni un minuto jugó en Balaídos Javier Mascherano, convertido ya oficialmente en el cuarto central cuando agota sus últimos días en el Barça, preparando las maletas para irse a China. Hizo muchas rotaciones Valverde en su once inicial, pero no modificó su pareja de centrales preferida (Piqué-Vermaelen), mientras el club acelera la llegada de Yerry Mina, el joven central colombiano (tiene 23 años y mide 1,95) que está destinado a cubrir la imprevista salida del Jefecito en este invierno.

Era, curiosamente, Vermaelen quien se planteaba irse para tener minutos y llegar rodado al Mundial con Bélgica. Pero el fútbol, caprichoso él, ha cambiado los protagonistas en el último mes porque el exdefensa del Arsenal ha encadenado una racha nunca vista con ocho partidos consecutivos. Será Mascherano , por lo tanto, quien abandone el Camp Nou y ese lugar es para Yerry, el central del Palmeiras, en una operación que podría tener un coste de 10 millones de euros. Prácticamente el mismo dinero que dejará el argentino porque el Hebei chino se comprometido a abonar idéntica cantidad.

Cita con el Palmeiras

Yerry Mina, un central de impresionantes condiciones físicas que deberá amoldarse al exigente fútbol europeo, tiene previsto reunirse hoy con los dirigentes del Palmeiras para ultimar los detalles de su fichaje por el Barça. El club azulgrana lo tenía apalabrado para el próximo verano, pero el deseo de Mascherano de salir lo antes posible precipitará su llegada, aunque eso implique aumentar en un par de millones de euros más el traspaso.

El Palmeiras ya lo da por perdido, mientras el central colombiano se prepara para un desafío descomunal como el que supone integrarse en el Barça de Messi, que vive siempre a 30 o 40 metros de su portero.

La directiva azulgrana confía en que Yerry Mina sea el primer refuerzo de invierno, a la espera, además, de que se concreten las negociaciones para traer a Coutinho, la pieza que reclama (y necesita) Valverde.

"Todo abierto"

El técnico, sin embargo, mantiene su prudente discurso con los movimientos de la junta. «Estoy contento con el equipo que tengo. Y con la plantilla que tengo», comentó el Txingurri tras el empate en Balaídos que daba más valor a la segunda unidad de su vestuario. Además, ya ha recuperado a Dembelé, a quien apenas le dio 20 minutos en la ida copera con el Celta. Pero unos 20 minutos singulares.

"Queríamos que Dembélé jugara en una posición más liberado de situaciones defensivas", confesó el entrenador, explicando así que le pidió al joven delantero que no cometiera errores en su retorno.

Pidió que se mantuviera al margen de la presión, pidió también a Dembélé que fuera con calma después de estar casi cuatro meses de baja. El Barça, en cambio, tras una gris primera parte contra un valiente Celta, mejoró mucho en la segunda. "Ahora mismo no hay nada decidido. Queda todo abierto en el partido de vuelta", afirmó Valverde recordando, precisamente, que no ha sido capaz de ganar al equipo de Unzué en los dos partidos. Y que el resultado de la Liga (2-2) eliminaría a los azulgranas. 

El exfutbolista Faustino Aprilla, que entre otros clubs jugó en el Newcastle y el Parma, ha indicado en su cuenta oficial de Twitter que su compatriota ya era jugador del Barcelona.