Ir a contenido

Mascherano se lesiona: problema central para el Barça

El defensa argentino estará ausente cuatro semanas tras lesionarse con su selección y deja al equipo solo con Piqué y Umtiti, advertidos de sanción, y Vermaelen

Joan Domènech

Mascherano pelea con Iwobi en el Nigeria-Argentina que se jugó este martes en Krasnodar.

Mascherano pelea con Iwobi en el Nigeria-Argentina que se jugó este martes en Krasnodar. / MLADEN ANTONOV

Un problema asoma en el horizonte para Ernesto Valverde. La tranquilidad que ha respirado los últimos diez días, con el parón de las selecciones y su Barça disfrutando de cuatro puntos de ventaja sobre el Valencia y ocho sobre el Madrid, se ha disipado. No solo porque se reanuda la competición (el sábado en Leganés), se endurece el calendario (9 partidos en 36 días) y se complican los rivales (Juventus, Valencia y Madrid, entre otros), sino porque la racha de lesiones se ha agravado.

Valverde se topó con la lesión de Javier Mascherano, con quien no podrá contar durante el próximo mes. El defensa argentino regresó con una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha tras participar en los dos amistosos de su selección –fue titular en ambos, ante Rusia y Nigeria– y no podrá jugar con el equipo azulgrana por espacio de cuatro semanas. Prácticamente hasta final de año, justito para el clásico que cerrará el 2017.

Replanteamiento de mercado

El problema capital es la carestía de efectivos. Valverde dispone de tres defensas centrales para esos nueve partidos: Piqué, Umtiti y Vermaelen. La rotación quedará muy limitada y, además, pende la amenaza de sanción sobre Piqué y Umtiti, que acumulan cuatro amarillas en la Liga. La quinta acarrea un partido de suspensión.

El frágil Vermaelen es el único recambio. El defensa belga solo ha jugado un partido, el del estreno copero de Murcia, aunque ha participado ya en cuatro con la selección de Bélgica. Regresa tras haber disputado íntegramente los dos últimos del parón. Es decir, con cierto rodaje.

El percance de Mascherano podría replantear la posibilidad de fichar un central en el mercado de invierno para cubrir futuras eventualidades. Y, sobre todo, si el Barça prescinde finalmente de Vermaelen, que se arrepentía de seguir en el Camp Nou y desea más continuidad para ir al Mundial de Rusia. Valverde no veía necesario buscar un quinto elemento para esa posición. "Con cuatro está bien", dijo.

Mascherano, Vermaelen y Sergi Roberto, el 30 de agosto del 2015, cuando Vermaelen marcó ante el Málaga. / JORDI COTRINA

Cuatro aspirantes del filial

Valverde dispone de más opciones, cuatro, en los jóvenes del filial, aunque a Gerard López no le haría mucha gracia prescindir de alguno de ellos ante la delicada situación del Barça B.

David Costas, de 22 años, el central cedido por el Celta, aunque el club obtuvo una opción de compra por 10 millones, sería el primer aspirante por cuanto ya ha debutado en Primera y es titular en Segunda. Valverde le llamó antes de la visita a san Mamés pero se quedó en la grada. José Antonio Martínez (24 años) fue adquirido la pasada campaña del Sevilla Atlético. El madrileño Jorge Cuenca (18), zurdo, igual que Martínez, es la revelación y ha sido titular en los últimos encuentros, y Rodrigo Tarín, valenciano de 21 años, llegó al Barça cuando era cadete.

Mascherano y Messi, al final del primer partido, el Rusia-Argentina del pasado sábado. /SERGEI KARPUKHIN

La lesión de todos

Mascherano completó el partido ante Nigeria (2-4) y no había más síntomas de malestar en el capitán argentino que el enfado tras la derrota, luego de desperdiciar un 2-0 favorable. El veterano defensa (34 años) acudió este miércoles a Sant Joan Despí y los médicos del club le detectaron una rotura en el bíceps femoral. El pronóstico de convalecencia es de cuatro semanas, con lo que el jugador podría reaparecer en el Barça-Deportivo del 17 de diciembre, como muy pronto, o en el Madrid-Barça del día 23.

La lesión del Jefecito es la misma que sufrieron Sergi Roberto y André Gomes en el partido contra el Olympiacos (31 de octubre): rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha. A sus compañeros se les dio un periodo estimado de baja de cinco y tres semanas, respectivamente. Dembélé (bíceps femoral izquierdo) regresará en enero y Rafinha (menisco interno derecho) aún no tiene perspectivas de reaparición.