Ir a contenido

MALA DECISIÓN

Vermaelen, el arrepentido

El defensa admite que se equivocó al querer continuar en el Barça, donde solo ha jugado un partido, mientras que con Bélgica ha disputado tres

Joan Domènech

Thomas Vermaelen pugna con Tasos Dionis en el Grecia-Bélgica disputado el 3 de septiembre.

Thomas Vermaelen pugna con Tasos Dionis en el Grecia-Bélgica disputado el 3 de septiembre. / LOUISA GOULIAMAKI

Los futbolistas profesionales entienden que si no juegan con sus clubs difícilmente pueden ser convocados con sus selecciones. Hay excepciones que confirman la regla. Una es Thomas Vermaelen.

El defensa central no juega en el Barça pero sí juega con Bélgica. La temporada que lleva es un fiel retrato de esa contradicción. Sin partidos y sin ritmo, es un elemento prescindible a juicio de Ernesto Valverde y, sin embargo, es imprescindible para Robert Martínez, el seleccionador catalán de Bélgica.

La situación no puede ser más extraña. Vermaelen aspira a ir al Mundial de Rusia y, vista la confianza que le dispensa el entrenador de su país, no debería temer por el puesto. Pero al zaguero azulgrana, de 31 años, no se le escapa que de seguir así su permanencia en la plantilla belga será injustificable y acabará desapareciendo de la lista de 23 convocados.

"En verano pensé que sería positivo quedarme en el Barcelona, pero después de ver cuál es mi situación allí he visto que no es así", dice Vermaelen al diario belga 'Het Laatste Nieuws' 

Una apuesta equivocada

Con solo un partido jugado en tres meses, Vermaelen se arrepiente de haber querido seguir en el Barça. Apostó por continuar con la (vana) confianza de que podría tener cierta continuidad con Valverde y volver a ser quien fue antes de aterrizar en el Barça en el verano del 2014. Y, de paso, garantizarse la futura plaza mundialista. "En verano pensé que sería positivo quedarme en el Barcelona, pero después de ver cuál es mi situación allí he visto que no es así", confiesa Vermaelen en una entrevista al diario Het Laatste Nieuws.

Tal vez basara las expectativas en la gira americana, cuando jugó en dos de los tres partidos. Al regreso de Estados Unidos estuvo de baja cinco partidos y pasó  a la reserva. El partido copero de Murcia del 24 de octubre representa su única participación en el Barça. Solo 90 minutos y tres convocatorias adicionales en los 18 partidos oficiales.

Vermaelen, en la ida de la Copa frente al Murcia, en su única participación. / JOAN MONFORT

Tres de cinco

Con Bélgica, en cambio, el panorama cambia radicalmente. Y Vermaelen, la mar de feliz. Cinco partidos contenía el breve calendario del país centroeuropeo, y  el defensa ha participado en tres, todos completos. Vio desde el banquillo la goleada a Gibraltar (9-0) del 31 de agosto pero participó en el triunfo en Grecia (1-2) del 3 de septiembre. Jugó ante Bosnia (3-4) el 7 de octubre y descansó con Chipre tres días después. El pasado viernes disputó el amistoso contra México (3-3).

La solución parece fácil si Valverde no le garantiza el puesto, que no lo hará: Vermaelen puede buscar un equipo en el mercado de invierno –cualquiera sirve– para asegurarse el Mundial.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.