Ir a contenido

FÚTBOL Y POLÍTICA

El Barça y el contexto político: más que un debate

Diez barcelonistas opinan sobre el posicionamiento del club azulgrana en la crisis política de Catalunya

Albert Guasch / Joan Carles Armengol / Joan Domènech

Diàleg, respecte i esport. La inscripción en el tifo desplegado en el Camp Nou en partido de Champions contra el Olympiacos.

Diàleg, respecte i esport. La inscripción en el tifo desplegado en el Camp Nou en partido de Champions contra el Olympiacos.

El contexto político en Catalunya ha forzado las costuras del posicionamiento del Barça, sometido a fuertes presiones externas. Con sus acciones y palabras, ¿hace justicia la junta actual al lema 'Més que un club'? ¿Representa correctamente el sentir plural de su masa social? Diez destacados seguidores barcelonistas ofrecen su punto de vista.

ERNEST FOLCH (Director de 'Sport')

"El Barça sufre un doble linchamiento"

"Creo que la Assemblea Nacional de Catalunya ha sido muy injusta con el Barça. En este caso, en el partido ante el Olympiacos, el Barça no pudo hacer más de lo que hizo. Y me parece que comete el pecado clásico de pedirle al Barça lo que no se atreve a pedir a otros. Y lo digo entendiendo perfectamente su dolor, que compartimos todos. Pero una cosa no tiene que ver con la otra. El Barça ha sufrido un doble linchamiento. En Madrid, por el tifo, y aquí, lo mismo. Y es injusto. En el contexto político el Barça ha fijado su posición en un lugar que me parece razonable. El club debe acompañar a la mayoría de la sociedad catalana, como posicionarse a favor del referéndum, pero no puede ir más allá. No podemos pedirle que se inmole con todos nosotros. Está aguantando bien el tipo".

J. M. FONALLERAS (Escritor)

"El famoso DRE era muy melifluo"

"Leo en Facebook el mensaje de un ferviente culé que se pregunta si los activistas de Òmnium y de la ANC eran socios del Barça. En caso contrario, dice, "a santo de qué pretenden hacer propaganda gratis de sus entidades en el Camp Nou". Es una opción. La del que solo ve fútbol en el fútbol. Pero a estas alturas parece bastante pasado de moda intentar separar el deporte de la política. Y menos, en las circunstancias que vivimos. El Barça es el único club del mundo que ha tenido un presidente asesinado por el fascismo, y estas cosas (como tantas otras) curten y obligan. Obligan a dar un paso adelante en determinados momentos, más allá de tifos que se podrían usar en un festival de fin de curso de P3. El famoso DRE (Diàleg, Respecte, Esport) es tan melifluo como la mayoría de proclamas a favor de la paz y contra el racismo que emiten FIFA y UEFA. Sí, pero no. El ferviente culé haría bien en recordar que el Barça no es solo de los socios. Sigue siendo (aunque la directiva se empeñe en disimularlo, como ya demostró el 1 de octubre) aquel «ejército simbólico y desarmado» que describió Manolo Vázquez Montalbán".

JOSEP MARTÍ BLANCH (Periodista)

"Debe preservar sus intereses como club de fútbol sin traicionar su ADN"

"El Barça es más que club porque así lo acredita su historia. Este sentimiento queda preservado porque va más allá de quien dirige las riendas del club. Responder sobre si las decisiones de la junta se ajustan a este legado histórico en estos momentos no se puede hacer sin varias consideraciones. Primera: el Barça está sometido siempre a una lógica electoral en la que toda decisión quiere ser aprovechada por aspirantes futuros. Segunda: el Barça es més que un club pero es también un actor principal del fútbol mundial y debe encontrar la manera de preservar sus intereses sin traicionar su ADN. Esto no es siempre fácil. En todo caso, el Barça tiene que estar a la altura acompañando y formando parte de Pacto Nacional por el Derecho a Decidir porque es donde está políticamente la mayoría del país. Pedirle posicionamientos más explícitos sería un error bajo mi punto de vista. Considero, por eso, que el momento histórico generará momentos en el futuro immediato en el que el club deberá dedicar mucha energía a ser fiel a su historia y su país a la vez que preserva también sus intereses como club de fútbol".

DAVID CARABÉN (Músico)

"Esta junta se queda siempre a medias"

"Bartomeu y esta directiva mantienen una actitud tibia, propia de quien no tiene programa ni una idea clara de Barça y de país. Esta directiva funciona a golpe de encuesta y siempre se queda a medio camino, en una posición equidistante artificial, que quiere quedar bien con todo el mundo y en realidad queda mal con todos. Bartomeu no tiene una idea de qué ha sido, es y puede ser el Barça en el futuro. Todas las decisiones son a medias (puerta cerrada, comunicado, lona en el Camp Nou). Dijo que le parecía indignante que se haya encarcelado a dos personas pacíficas. Pero la pancarta del día de la Champions era poco agresiva. Te tienes que posicionar con coherencia. Y si crees que no te debes posicionar, no lo hagas nunca. Pero hacerlo a medias es absurdo, porque tienes que conceder luego 20 entrevistas para clarificar tu postura".

XAVIER SARDÀ (Periodista)

"Es muy difícil decir qué tiene que hacer"

"Es muy difícil juzgar a la junta del Barça sin tener en cuenta el contexto político. No podemos preguntar si el Barça actúa adecuadamente. Nos tenemos que preguntar si la situación política es la adecuada. A partir de la situación política que pasa en Catalunya es muy difícil decir lo que tiene que hacer el Barça, la Iglesia católica o el Sursum corda".

JOSEP MARIA MINGUELLA (Representante de jugadores)

"La posición del club es muy complicada"

"La posición del club es complicada porque tiene que guardar el equilibrio. Una cosa es la repercusión social que tiene el nombre del Barça en Catalunya y otra son las decisiones que toman los directivos y que afectan a una masa social que es muy diversa. A mí me alegró mucho cuando a las 12 del mediodía del 1 de octubre me dijeron que se suspendía el partido por lo que estaba pasando en el país con las cargas policiales. Luego, se hizo algo fuera de lugar, que fue consultar a los jugadores; al final, jugar a puerta cerrada fue una decisión intermedia. Yo lo habría suspendido, y luego ya habríamos hablado de las consecuencias. Entiendo que en el partido de la Champions, el Barça se mostrara prudente. Con la UEFA ya hemos tenido muchos encontronazos con el precedente de las 'estelades' y seguramente avisó al club de que no permitiera ninguna reivindicación política. Ya las hubo el día de la Juventus. Es fácil suponer las presiones de instituciones y organismos. No es nada fácil la situación del Barça".

JOFRE MATEU (Exfutbolista)

"Tengo sensaciones bastante cruzadas"

"Tengo sensaciones bastante cruzadas: el día del Las Palmas me indignó bastante que se jugara, me parecía mal con lo que estaba pasando, aunque luego el club supo darle la vuelta y el planteamiento de jugar a puerta cerrada fue un buen acto reivindicativo para denunciar lo que sucedía. Sobre las medidas de seguridad del partido con el Olympiacos para impedir pancartas me pareció correcto. Y con esto no digo que sobraran, porque no sobraban. El Barça ya desplegó la suya y las explicaciones del presidente sobre el hecho de que bajo la bandera azulgrana caben otras banderas, que hay que respetar mayorías y minorías y la insistencia en pedir diálogo, estuvo bien. A mí me gustaría que el Barça se mojara más, pero es lo que pienso yo y hay gente que no opina igual".

JOAN ISAAC (Músico)

"El Barça debería mojarse más"

"Pienso que es una directiva que no se ha caracterizado nunca por mojarse mucho. Son perfiles de personas nacidas en escuelas de negocio, que actúan con frialdad ante cosas importantes. Una institución como el Barça debe mojarse mucho más por el país. Ahora hay pautas puramente económicas, se ha perdido un poco la esencia del Barça como caja de resonancia de todo un país. Estoy decepcionado con la pancarta de DRE. Era muy difusa. Unas horas antes habían sido encarceladas dos personas absolutamente inocentes y la respuesta debía ser mucho más contundente. Faltaba una pancarta con la palabra Llibertat. Y el 1-O no debía haberse jugado. Por dignidad".

JENN DÍAZ (Escritora)

"Parecen no querer molestar a nadie"

"Tengo la sensación que se quieren posicionar sin molestar a nadie y eso es imposible. No se puede pretender gustar a todo el mundo. No quieren dejar poner una pancarta y a la vez ceden asiento en el palco. Y es eso, se quedan siempre a medias".

TONI GUIL (Presidente de Penyes)

"El club respeta todas las sensibilidades"

"Como presidente de la Confederación Mundial de Peñas hemos compartido con el club la condena de la violencia del 1-O y compartimos la apelación al diálogo para resolver el conflicto. Complacer la pluralidad de una confederación de peñas mundial, tan transversal, y de toda la masa social del club es muy complicado. Pero creo que son posicionamientos que respetan la mayoría de las inquietudes y sensibilidades".

0 Comentarios
cargando