LA SITUACIÓN AZULGRANA

Salidas encalladas en el Barça

Munir, Samper, Vermaelen y Douglas, ya sin dorsal, agotan el plazo para dejar una plantilla de 27 jugadores a falta de más fichajes

Salidas encalladas en el Barça

Edu Bayer

Se lee en minutos

Jordi Tió / Barcelona

Encallado anda el Barça con los fichajes e igual de atascado se encuentra para dar salida a los jugadores con los que no cuenta Ernesto Valverde. Cuatro de ellos no tienen ya ni dorsal (Vermaelen, Munir, Samper y Douglas) en una plantilla que cuenta con 27 futbolistas, más los tres fichajes que se esperan (Coutinho, Dembélé y Seri) para un total de 25 fichas. O sea, que de llegar los refuerzos deseados, sobrarán cinco jugadores. El 1 de septiembre de cierra el mercado.

No todos se encuentran en la misma situación ya que, en algunos casos, tienen ya acuerdos pactados con otros clubs, pero las condiciones no acaban de gustar al Barça, que aspira a sacar tajada de los posibles traspasos, algo complicado debido a las altas fichas que cobran los jugadores, pero que permitiría mitigar la certeza de que el club compra muy caro y vende barato o regalado (los casos de Thiago, traspasado al Bayern por 25 millones, o el de Sandro, regalado al Málaga, son dos ejemplos).

Munir, ofertas de Italia

Uno de los futbolistas por los que el club quiere sacar una buena cantidad es Munir. El delantero, con contrato hasta el 2019 y una cláusula de 60 millones, tendría ya acordado un contrato con el Roma, pero el Barça no acepta las condiciones del club italiano, que no estaría dispuesto a pagar los 12 millones que se pide por la operación.

Más clara tiene la salida Douglas, uno de los fichajes más incomprensibles de la historia del Barça. El lateral brasileño, que llegó en el verano del 2014 del Sao Paulo por 5,5 millones y que tiene contrato hasta el 2019, tiene una oferta para regresar a su país y otra del Benfica, su opción preferida porque ganaría otro año en Europa con el objetivo de adquirir el pasaporte español y moverse como comunitario.

Uno de los casos que más revuelo ha levantado ha sido el de Sergi Samper, a quien el propio Valverde explicó que le había recomendado una cesión para jugar los minutos que necesita un joven como él y que es imposible que tenga en el Barça. No obstante, el canterano no está por salir cedido de nuevo (ya lo hizo el año pasado al Granada y la experiencia fue negativa) sino que reclama al club que le dé la carta de libertad para negociar con quien desee. El Girona y el Las Palmas se han interesado por este prometedor centrocampista de 22 años.

Recuperar la inversión

También muchas complicaciones tiene el club para desprenderse de Arda Turan, un jugador con una elevada ficha y del que será complicado recuperar parte de la inversión que se hizo con él (34 millones abonó el Barça al Atlético en el 2015). Ha tenido ofertas de China y la que ahora tiene sobre la mesa es la del Galatasaray, que solo aceptaría una cesión y el pago parcial de su sueldo, lo que el Barça considera inaceptable por ahora.

Te puede interesar

El caso de Vermaelen ha ido cambiando ya que ha pasado de ser totalmente descartado a tener alguna opción a quedarse como cuarto central, pero sus lesiones constantes propician que el club le quiera más fuera que dentro. Le quedan todavía dos años y también cuenta con una ficha considerable.

Rafinha, aún lesionado, tiene cada vez más opciones de quedarse a pesar de que se sondeó la posibilidad de ir al Liverpool dentro de la operación por Coutinho.