Ir a contenido

el serial azulgrana

El Barça espera el sí de Neymar

El Barça aún aguarda a que el delantero se pronuncie sobre su continuidad pese al anuncio de Piqué

Joan Domènech

Neymar llega al entrenamiento de este lunes en Nueva Jersey.

Neymar llega al entrenamiento de este lunes en Nueva Jersey. / EFE / EDU BAYER

Como si se tratara de Juego de tronos, cuando millones de espectadores se agolpan expectantes a la emisión de cada capítulo, hay otra serie que atrae el interés de semejante cantidad de personas. Algunas coinciden al seguir las dos.

El show de Neymar nada tiene que ver con aquella, por supuesto. No se transmite por televisión, ni por un solo canal, sino a través de las redes sociales, y tiene una periodicidad diaria. Se diría que horaria, incluso, y los vaivenes del guion conducen la trama de extremo a extremo.

EL SPOILER DE PIQUÉ

No faltan los spoilers en ninguna de las dos series y Gerard Piqué ha hecho el último. «Se queda», dijo el domingo por la noche hablando de la barcelonista, poco antes de que se emitiera el segundo episodio de la estadounidense. Los culés, lejos de sentirse fastidiados, agradecieron el anuncio de Piqué. Y le dieron verosimilitud; entre otras razones, por lo mal que quedaría el defensa si fuera una noticia falsa.

"No sé de qué han hablado ni si es una broma. Espero que no sea una broma", dijo Jordi Alba, que conoció el penúltimo giro del guion al conectarse en Instagram y Twitter, situándose la margen de la sitcom.

UN ARGUMENTO ENRIQUECIDO

El show de Neymar inicia su quinta temporada, y ha sido apasionante desde la primera, cuando en el 2013 firmó por el Barça escabulléndose de la vigilancia del Madrid.

El argumento, inicialmente deportivo, se ha visto enriquecido con aportaciones del mundo económico, por la elasticidad que han tenido los números y en los contratos, y salpicado, sobre todo, por una densa inyección de materia policial y judicial. Colateralmente, un antiguo protagonista y luego un destacado secundario de la serie, Sandro Rosell, desapareció de la trama y ha dado con sus huesos en la cárcel.

Neymar senior y Neymar junior, los protagonistas nucleares de la serie, han decidido retorcer el guion para renovar la atención del público. Internacionalizando los exteriores hasta Francia, con la oferta del Paris Saint Germain.

DEL MILLONARIO CATARÍ AL JAPONÉS

Un millonario catarí, antiguo amigo de otros millonarios cataríes con relaciones con el Barça –ahora el club catalán se da la mano con uno japonés, Hiroshi Mikitani, dueño de Rakuten- decidió fichar al futbolista y a su agente, un pack indivisidible, prometiéndoles un paraíso económico aún más verde que el del Camp Nou.

El Barça, que no se creía el cuento ni que pudiera cobrar 222 millones por liberar al futbolista, ha acabado viendo el peligro tras el misterio que se insinuaba en los medios de comunicación de la posible marcha de Neymar a la París.

CERRAR LA SERIE

Pero al final se lo ha creído, ha reaccionado y cree haber dado con la  solución para que El show  de Neymar siga rodándose en Barcelona. Lo adelantó Piqué. La confirmación sigue a expensas de que sean los propios guionistas, alguno de los dos Da Silva, quien escriba el epílogo y cierre el argumentario de la temporada.

Es lo que espera el Barça, empezando por su presidente, Josep Maria Bartomeu, tras ver al club arrastrado a una zozobra que nunca buscó; al contrario, huyó tanto de ella que no la ha visto hasta que le ha estallado en las narices. Con Neymar padre presentándose en Nueva Jersey, acompañado de Raúl Sanllehí, el director de fútbol, para convencerle de que cancelara el acuerdo con el PSG y renunciara a la millonada. "Es jugador del Barça hasta que no se diga lo contrario", recordó Alba.

UNA DECISIÓN FÁCIL

"Yo no tengo que convencer a nadie de nada", explicó el defensa, sintiéndose un mero espectador de algo que le resulta ajeno. "No me preocupa porque al final son decisiones que toma cada uno. Para mí el Barça es el mejor club del mundo, estoy en mi casa, con la familia, y para mí sería muy fácil tomar una decisión".

Para Neymar no es tan fácil. O eso parece, a no ser que la dilación en dar una respuesta sea una estratagema para acentuar su protagonismo en la pretemporada del Barça. "Yo le veo muy feliz. A mí me gustaría que se quedara", añadió Alba, antes del diluvio que cayó en el entrenamiento y que frustró un espectacular acto promocional con niños que debía celebrarse en Long Island. Alba también se siente muy feliz con el cambio de entrenador. Aunque Valverde le colocara de suplente en el primer partido.

0 Comentarios
cargando