Ir a contenido

LA PRETEMPORADA AZULGRANA

La ilusión de Cillessen y el temor de Roberto

La plantilla acoge con distintas expectativas la renovadora llegada de Valverde

Joan Domènech

Cillessen, con su mujer, el día que ganó la Copa del Rey. / JORDI COTRINA

Cillessen, con su mujer, el día que ganó la Copa del Rey.
Sergi Roberto, este jueves en Estados Unidos.

/

Uno fue el que menos partidos disputó de la plantilla, y el otro fue uno de los titulares indiscutibles. Los futbolistas acogen con distintas perspectivas la llegada de un nuevo entrenador. Uno espera jugar más y el otro teme jugar menos.

Serían los casos de Jasper Cillessen y Sergi Roberto cuando atienden a las primeras charlas de Ernesto Valverde en Estados Unidos. Ninguno de los dos sabe lo que les deparará el futuro en la temporada que nace. Esforzándose por igual, como antes con Luis Enrique, su suerte puede cambiar.

Es lo que espera Cillessen, el meta holandés que aterrizó tarde en el Camp Nou para sustituir a Claudio Bravo. Jugó tan pocos partidos (10 de 59) que pueden recitarse de memoria. El primero y el último fueron contra el Alavés. El debut de la Liga se saldó con disgusto (1-2) y el epílogo proporcionó el título de Copa (3-1) en el cierre de Calderón.

Titular de Holanda

Cillessen fichó por cuatro temporadas (13 millones más dos en variables costó) asumiendo que sería suplente de Ter Stegen. Lo que no significa que se rinda ante el gris panorama que se le dibujó. Sobre todo, tratándose del meta titular de Holanda y el aliciente de acudir al Mundial de Rusia. “Todos los futbolistas queremos jugar más, el máximo de partidos posibles”, proclama.

“Seguro que Ter Stegen está trabajando en el gimnasio durante las vacaciones y no creo que eso me dé una ventaja, pero estoy contento de estar aquí y mostrar lo que puedo hacer”, dice Cillessen

Pero a los 28 años entiende que su capacidad de maniobra se limita al trabajar al máximo para seducir a Valverde, sobre todo aprovechando la ausencia de Ter Stegen. Sus rivales en la portería son Ortolà y Ezkieta, los metas del filial.

“Seguro que Ter Stegen está trabajando en el gimnasio durante las vacaciones y no creo que eso me dé una ventaja, pero estoy contento de estar aquí y mostrar lo que puedo hacer”, comentó el meta. Con el transcurso de los meses, y si continúa siendo suplente, a Cillessen le preocupará más la opinión de Dick Advocaat, el seleccionador holandés para ir al Mundial.

Irá a Rusia Sergi Roberto si no se tuerce su carrera. Las esperanzas de Cillessen son los temores de Sergi Roberto, que jugó 47 encuentros, el 80% del calendario. Curiosamente ninguno de los dos más recordados de su compañero. “Vengo de una temporada en la que he jugado muchos minutos y quiero que siga siendo así”, reconoce el futbolista de Reus.

Futbolista multidisciplinar

Tiene una ventaja sustancial respecto a Cillessen. Este solo puede ejercer de portero y solo juega un portero. Sergi Roberto (25 años) es multidisciplinar. Creció de interior, se siente cómodo oficiando de mediocentro, fue una emergencia como extremo pero ha despuntado de lateral. El puesto es tan caro en el Barça que se conforma con “jugar mucho”.

“Vengo de una temporada en la que he jugado muchos minutos y quiero que siga siendo así. Estoy abierto a jugar donde me lo pida el entrenador, pero me gustaría tener más minutos en el centro del campo”, reconoce Roberto

Tampoco ha hablado con Valverde ni intuye qué planes reserva para él. En los entrenamientos y los juegos de posición ha vuelto a desempeñarse de interior para que el equipo aproveche mejor su buen dominio del balón y su potencia física. De hecho, el único fichaje del club ha sido el de Nelson Semedo, el lateral derecho del Benfica, que competirá con el recuperado Aleix Vidal.

“Estoy abierto a jugar donde me lo pida el entrenador, pero me gustaría tener más minutos en el centro del campo, que es donde he jugado toda mi vida, aunque hacerlo de lateral me ha dado la oportunidad de tener más presencia”, reconoce Sergi Roberto, expectante ante Valverde. Como todos.

0 Comentarios
cargando