Ir a contenido

CASI 100 PERSONAS EN LA COMITIVA

La otra gira de la directiva

Bartomeu encabeza el grupo de acompañantes, que entre miembros de la junta, ejecutivos y familiares raya las cien personas

Joan Domènech

Los jugadores del Barça, durante el entrenamiento en Nueva Jersey.

Los jugadores del Barça, durante el entrenamiento en Nueva Jersey. / EFE / EDU BAYER

Catorce millones cobrará el Barça por tres amistosos en Estados Unidos. Ocho por los dos primeros (ante la Juventus este sábado en Nueva York y frente al Manchester United en Washington el miércoles) y seis por el clásico con el Madrid en Miami el día 29. Parece evidente que el interés económico prima sobre el deportivo en las giras.

Siempre ha sido así. Y la necesidad recaudatoria del Barça exige multitud de actividades para mantener fluido el caudal de ingresos. Parece comprensible, por tanto, que el personal extradeportivo duplique la expedición futbolística. El grupo futbolístico constaba de 50 personas; los acompañantes, entre directivos, ejecutivos y familiares rayaba las 100.

Las familias de Suárez, Messi e Iniesta, así como la de Bartomeu, también seguirán la gira

La otra gira, la comercial, será tan intensa o más que la futbolística, aunque el viaje genera también el atractivo turístico con presencia de niños y esposas. Están las de Messi, Suárez y la de Iniesta en el hotel del equipo, muy lejos de Manhattan. En Whippany, ya en el estado de Nueva Jersey. Los Toiss, los famosos amigos de Neymar, están en Nueva York.

LA EXPANSIÓN DE LA MARCA

También está parcialmente la familia del presidente Josep Maria Bartomeu, que en su primera mañana en Nueva York personificó la abultada agenda promocional del Barça. El dirigente concedió cuatro entrevistas: a Bloomberg, Associated Press, Forbes y The New York Times. "Algo fundamental para la expansión de la marca", dijo un miembro del club, revelador del interés del Barça por ganar cuota de mercado en el terreno futbolístico de Estados Unidos. Un objetivo que tienen los equipos europeos desde hace 30 años. El 'soccer' tarda en cuajar pero no cejan en su empeño de radicarse de alguna forma u otra en el país.

El Barça estableció un pie permanente en septiembre, al inaugurar la oficina en Nueva York, aunque ya había grabado su escudo en seis escuelas de fútbol. Dos de ellas están en Washington y Miami, las próximas escalas.

APUESTA POR EL EQUIPO FEMENINO

En vista de la lentitud con que el fútbol masculino se abre paso, el Barça apuesta por el femenino tomando un atajo. La idea es participar con un equipo propio en la liga profesional americana a partir del 2018. Mientras tanto, verá crecer la semilla con las Barça Academy. Abrirá dos, una en Arizona y otra en Long Island, cerca de Nueva York.

El presidente dio cuatro entrevistas en su primera mañana para fomentar la presencia del club en los medios estadounidenses

Las academias pretenden captar los jóvenes futbolísticos de ambos sexos a partir de los 6 años y que sean tutelados por técnicos del Barça. Gerard Piqué y tres exjugadores, como Belletti, Henry y Márquez acudirán a la inauguración del próximo lunes. Sin Bartomeu, que habrá vuelto a Barcelona –ni siquiera asistirá a la cita con la Juventus- y regresará a Estados Unidos para ver el clásico de Miami.

La obsesión del Barça por dejarse ver se observa en la lista de actividades. Tan variopintas como un encuentro con la peña de Nueva York, la organización de un mosaico gigante en Bryant Park simulando la camiseta azulgrana, otra presentación de Rakuten como espónsor principal, un cóctel con congresistas en Washington y una entrega de llaves en Miami. Todo lo cual justificaría la presencia de diez directivos incluido Bartomeu. Todo empezó con una 'Welcome party’ ofrecida este jueves por el Barça. Mientras, los jugadores se entrenaban a una hora y pico de distancia, siguiendo con su silencio y lejos del ruido. Pese a Neymar.

0 Comentarios
cargando