Ir a contenido

Bartomeu: "Los fichajes llegarán cuando toque; sabemos de qué va esto"

El máximo dirigente azulgrana repasa la agitada actualidad del club en una entrevista con EL PERIÓDICO

Albert Guasch Eloy Carrasco

El presidente del Barça habla para EL PERIÓDICO en el palco del Camp Nou. / FOTOGRAFÍAS: JULIO CARBÓ / VÍDEO: CHRISTIAN MORALES

Las oscuros negocios de Sandro Rosell que salpican al Barça, la inquietud del socio ante la ausencia de fichajes, la época que se abre con Ernesto Valverde, el nuevo rumbo de la dirección deportiva, el tridente, el Espai Barça vinculado a la situación económica del club... El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, aborda todas estas cuestiones en una entrevista con EL PERIÓDICO que tuvo lugar este miércoles en el palco del Camp Nou.

-¿Quién contrató al empresario libanés Shahe Ohannessian, testaferro de Sandro Rosell? Es un tema de club. El área comercial contrató a su empresa en marzo para un trabajo en África de búsqueda de patrocinios. Y cuando apareció este ‘affaire’ se le rescindió el contrato. Trabajó hasta finales de mayo. Es una empresa de márketing deportivo experta en África.

-¿Por qué no se informó en el momento de romperse el acuerdo con él? Parece como si se quisiera ocultar el vínculo. Es un contrato que firma el área comercial, no lo firma el presidente. En el momento en que aparece el vínculo, se rompió y ya está. Además, él tampoco puede viajar [la jueza le ha retirado el pasaporte], así que el contrato tampoco tiene ningún sentido.

-¿No conocía usted la existencia de ese acuerdo? Sí, lo conocía, pero no los detalles. Y en el momento en que se desvinculó me informaron: ‘Oye, que sepas que esta empresa ya no está con nosotros’.

"No conocía el contrato [con el testaferro de Rosell], lo firmó el área comercial, no el presidente"

-Todo el mundo sabe que es un hombre muy cercano a Rosell. Con esta contratación se alimenta la noción de que el expresidente aún manda en la sombra en esta junta. Lo he dicho muchas veces y lo repito: desde que se marchó del club en abril del 2014 no participa en ninguna decisión ni dirige nada. Hay una junta directiva que decide los temas y unos ejecutivos que los llevan a cabo. Lo que le sucede son asuntos personales suyos y de sus empresas y si se confirmaran las acusaciones sería una gran decepción personal para mi y para mucha gente.

-El asunto del testaferro es el primero del 'caso Rosell' en el que el Barça se ha visto salpicado. ¿Puede garantizar que no habrá más? Lo estamos mirando. Ya he dicho también que si mientras era presidente hubo alguna operación irregular, aunque creo que no habrá ni una, el Barça actuaría y se personaría como acusación.

-¿Sigue sin haber hablado con Rosell, ni se han escrito? Dicen que escribe y recibe mucha correspondencia... No, no he podido hablar con él desde hace mucho tiempo, ni sé nada de él.

-Otro tema polémico reciente: el del Seient Lliure y los 'tour operadores'. TV-3 se ha equivocado, en el tono, en las formas. La acusación de irregularidades es ofensiva para el club, para los empleados, también para los directivos. El socio tiene que estar tranquilo, lo que intentamos es maximizar los ingresos y luego repartir los beneficios en el fútbol o en el patrimonio. No nos ha parecido una buena práctica informativa y por eso hemos hecho una reclamación al CAC y al Col·legi de Periodistes. A ver qué nos dicen, nos reservamos la posibilidad de ir a los tribunales, por los intereses y por la imagen del club.

"Ahora la economía del fútbol ha crecido muchísimo y cuesta más que otros clubs se sienten a negociar"

-Pasemos al terreno deportivo. No llegan los fichajes y comienza a gestarse cierta inquietud en el entorno. ¿Es Injustificada? Esto es lo que realmente preocupa a los socios. Todos preguntan por eso. ¿Quién vendrá? ¿Quién no? Porque es lo que realmente hace ilusión. Estamos trabajando con tranquilidad, con pausa, hay una estrategia confeccionada por Robert Fernández, a la que se añadió Ernesto Valverde. Llegarán dos o tres jugadores de fuera. Esto es muy largo, falta mucho para el 31 de agosto. Paciencia… No somos nuevos, llevamos unos cuantos años, esta es la séptima temporada y sabemos de qué va esto. Y si miramos la hemeroteca veremos que muchos jugadores llegaron a mediados de agosto o incluso finales de ese mes. Los fichajes llegarán cuando toque.

-¿Hay alguna operación avanzada que haga pensar en una incorporación inmediata? Hay alguna pero no puedo anunciarla hasta que esté concretada. Robert tiene muy claro lo que quiere. Lo que ha cambiado respecto a años anteriores es que el Barça iba a comprar y había una disponibilidad de los otros clubs a negociar. Ahora la economía del fútbol ha crecido muchísimo y cuesta más que otros clubs se sienten a hablar. Y hay que tener en cuenta que las cláusulas de rescisión solo existen en la Liga española. Si se fijan, aún no ha habido grandes operaciones.

-Bueno, alguna empieza a haber. Algunas, pero no muchas. ¿Por qué? Porque muchos clubs tienen dinero, tienen recursos y no venden.

-¿Cabe esperar alguna sorpresa? Es muy difícil hoy dar sorpresas, porque los medios sacan muchos nombres y seguramente alguno de ellos será el que vendrá, claro.

-¿Han hablado de nombres hoy con Valverde? Sí, claro. En esta época del año, el contacto es  permanente. Yo hablo con Robert cada día cuatro, cinco o seis veces. Y con Raúl Sanllehí, que está muy pendiente de los fichajes. Estamos muy encima. Y sí, yo estoy muy encima. Este es un momento muy importante para el club.

-¿Más que en cualquier otro verano? No, cuando era vicepresidente deportivo yo lideraba ese proceso. Cogía vacaciones de mi trabajo de junio a agosto y me dedicaba solo a los fichajes. Ahora tengo otras responsabilidades pero estoy encima porque me gusta seguirlo y porque nos jugamos mucho.

"En esta época del año el contacto es permanente. Hablo con Robert cuatro, cinco o seis veces cada día. Estoy muy encima"

-Entonces, sí es un verano más importante que otros... A ver, yo quiero poner en valor la plantilla actual, tenemos grandes jugadores. Hemos renovado a Messi y a Suárez. A Piqué. A Busi. Ahora hemos de renovar a Iniesta. Y es verdad que hay que hacer un par de retoques para mejorarla aún más. Y luego estarán los que suben. A Valverde le gusta mirar abajo, es lo que me ha ido diciendo en nuestras conversaciones, y eso lo valoramos mucho.

-¿Cuánto dinero se puede gastar en fichajes? Siempre es lo mismo, 60 millones más las ventas. Después algunos años nos gastamos más, otros menos. Si miramos las últimas temporadas, veremos que hay un equilibrio, una media.

"Disponemos de lo de siempre, unos 60 millones para fichar más ventas. Después unos años nos gastamos más, otros menos"

-¿Habrá alguna venta buena? Porque con 60 millones no se ficha a Verratti... Seguramente algún jugador se irá, pero ¿qué es una buena venta?

-¿A partir de 20 millones? Espero que sí, ya veremos, pero es algo que pertenece a Valverde y Robert, los directivos no decidimos eso. Ellos decidirán quiénes creen que deben salir al mercado.

-Ha acometido una remodelación en la dirección deportiva. ¿Tiene sentido hacerlo en medio de la época de mercado? Sí, porque no afecta a los fichajes. Hemos detectado en los últimos tiempos una falta de coordinación entre fútbol base, el amateur y el profesional. Y hemos pensado en poner a Pep Segura, que ya lleva tiempo en el club, tiene experiencia y sabe lo que quiere. Además, ha participado activamente en la elección del entrenador. Es una propuesta de Robert que consensuó con Pep. Y nos ayuda a preparar cosas que ya ha hecho en el Barça B, cadetes, juvenil... 

-¿No supone un descenso para Robert? Robert tiene unas competencias muy claras, y hace lo que hacían Txiki o Albert Valentín cuando estaba Zubi. Pep está por encima suyo mirando desde el prebenjamín hasta el primer equipo. Hemos de proteger al fútbol base. Siempre hay fugas, pero hay que intentar minimizarlas. Con cláusulas más altas y sueldos más altos, entre otras medidas.

-Existe la sensación de que Robert se la juega este verano. Es un cargo que siempre está muy vigilado. Pero ya lo saben. Ya saben que el Barça es un club diferente. Somos exigentes, claro. Yo lo soy. Desde siempre.

"El cargo de Robert está desde siempre muy vigilado. Pero ya lo saben. Somos muy exigentes. Yo lo soy. Desde siempre"

-¿Se arrepiente de haber despedido a Zubizarreta? No. Zubi es una de las personas más inteligentes que he encontrado jamás en el mundo del fútbol, pero en aquel momento valoré que su etapa en el Barça estaba acababa, ya llevaba cuatro años y medio y era el momento de hacer un cambio. Eso no quiere decir que no pueda volver al club, pero ahora está en el Marsella, me alegro mucho por él, está haciendo una gran labor.

-¿Le ofreció a Jordi Cruyff el puesto de Pep Segura? Le propuse un sitio para trabajar con nosotros en el área técnica, no puedo explicar qué, pero no era de director deportivo. En cualquier caso, su historia en el Barça no ha acabado, es joven y tiene un camino por hacer aquí.

-¿Cómo encajaría el club otra temporada sin titulos grandes? Dios no lo quiera... El año pasado sacamos un aprobado y el objetivo es subir la nota, ganar los máximos títulos posibles. Y este año la exigencia empieza enseguida. Hablando hoy con los jugadores he visto que ya piensan en ganar la Supercopa de España al Madrid en agosto. Es motivador para ellos. Empezamos ya con tensión. Eso es bueno.

-Háblenos del acuerdo por el Espai Barça. Hoy estamos muy contentos porque este proyecto que aprobó el socio de forma mayoritaria inicia una nueva fase. Si los plazos se cumplen, el verano que viene empezaremos a tener máquinas trabajando. Eso duraría cuatro o cinco veranos. Hay que destacar que es un gran proyecto aprobado por los socios, algo que en otros sitios no pasa. Y además hay un consenso político con el ayuntamiento. En los próximos años habrá follón con las obras, pero no se tendrá que anular ningún partido.

-¿Qué hay del ‘apellido’ del estadio, que ha de suponer un dinero clave? Hemos hecho algún sondeo y pronto tendremos buenas noticias, sorprendentemente buenas. Conseguiremos una financiación mucho mejor de lo que pensábamos. Nos quedamos cortos con la previsión que hicimos, de unos 200 millones. Las cifras que aprobaron los socios ya las hemos superado. Estamos dando pasos de gigante desde hace años.

"Hemos hablado con dos o tres marcas para sondear el tema del apellido del Camp Nou y conseguiremos una financiación mucho mejor de lo que pensábamos" 

-¿Con cuántas marcas han hablado? Dos o tres, pero no puedo decir los nombres. Serán marcas evidentemente conocidas.

-¿Más neutras que Qatar, tipo Rakuten? Son marcas asociadas a una actividad económica mundial que no pueden competir con las que ya tenemos. Ya tenemos una de coches, de ropa, bancos… Tiene que ser de un sector que nos falte, y nos faltan muchos. Y global, claro.

-¿Tienen los jugadores demasiado poder? No creo que manden mucho. En el Barça hay acuerdos comerciales que son del club, y los futbolistas tienen los suyos. Intentamos siempre no competir unos con otros, pero a veces puede pasar que venga un jugador con una gorra de Reebok... y le decimos que no puede ser, que tiene que llevar una de Nike.

"Estamos contentos de cómo van las cosas, hemos hecho mucho para mejorar el club y sigue siendo un proyecto muy estimulante"

-O que conduzca un Ferrari, cuando el club tiene un acuerdo con Audi... No hay ninguno con un Ferrari, ¿no? ¿Neymar? Tiene uno pero no lo lleva nunca. O lo llevó una vez y nunca más [risas]. Se trata de que los jugadores entiendan que el club tiene unos ingresos gracias a unos patrocinadores que ayudan a una gestión sostenible. Ahora tenemos a cuatro [Messi, Neymar, Piqué y Arda] representando al Barça en un acto muy importante en Japón. Ningún club tiene un acuerdo de patrocinio tan grande como el de Rakuten, 55 millones más 6.

-¿Ellos entienden que ir a todos esos actos les va en el sueldo? Y tanto. Todo eso ayuda a que el club funcione y también a pagar los sueldos, claro. Son conscientes de que han de poner de su parte. Hay que tener en cuenta que otros clubs doblan o triplican el precio de los abonos. Este año ingresamos alrededor de 800 millones de euros, y en el año 2021 hemos de llegar a los mil para poder seguir siendo competitivos. Ahora hemos renovado a Messi, vendrán más jugadores, queremos mantener el nivel de la plantilla... Los jugadores saben que igual en otros clubs ganarían más dinero, pero no tendrían los compañeros de viaje que tienen aquí.

-¿Por qué circula la idea de que quiere dejar la presidencia antes de acabar el mandato? No me iré, tengo un compromiso, sé que corre por ahí eso. Esta directiva tiene una responsabilidad en un proyecto que acaba en el 2021. Tenemos en marcha el Espai Barça, acabamos de renovar al tridente... Estamos contentos de cómo van las cosas, hemos hecho mucho para mejorar el club y sigue siendo un proyecto muy estimulante.

-Sí, pero si la pelota no entra... Lo principal es el fútbol, y mi dedicación más importante tiene que ser esa. Hoy han vuelto los jugadores, los he ido a ver, el viernes vienen otros, iré a verlos, me iré con ellos a la gira, el contacto es muy importante. La familia, ese vestuario tan unido, lo tenemos que cuidar. Valverde, además, viene con muchas ganas. El socio tiene ilusión por empezar a ver que rueda el balón de nuevo. El primer partido es el 22, contra la Juventus, luego el Manchester United, el Madrid… Lo tiene difícil Ernesto para empezar [risas].

"Si uno quiere ser directivo del Barça y no quiere ruido, que no se meta. Ruido ha habido siempre"

-¿Qué piensa de que se le pida siempre la dimisión cuando aparecen noticias negativas? Yo soy el presidente y tengo que mirar los temas con perspectiva. Lo del Seient Lliure es un proyecto comercial muy beneficioso para el club, y en lo de los turoperadores el Barça tiene la potestad comercial, aunque no siempre podemos contentar a todo el mundo. Haciendo autocrítica, quizá sí podríamos haber informado mejor sobre la Vip Experience y dar más información a los socios que liberan su localidad. Pero estamos acostumbrados. Si uno quiere ser directivo del Barça y no quiere ruido, que no se meta. Ruido ha habido siempre. El mes que viene pasará otra cosa, y luego otra... Hemos de actuar pensando siempre en la entidad, aunque a veces nos toque tomar decisiones que no son populares. Espero dejar el club mejor de cómo lo encontré.

0 Comentarios
cargando