26 oct 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN SOBRE UN PRESUNTO FRAUDE

Sandro Rosell admite que cobró comisiones, pero que eran legales

El expresidente del Barça y los otros tres detenidos son trasladados este mismo miércoles a Madrid

J. G. ALBALAT / BARCELONA

La furgoneta de la Guardia Civil que traslada a Sandro Rosell a Madrid, saliendo del cuartel de la Guarcia Civil en Barcelona.

La furgoneta de la Guardia Civil que traslada a Sandro Rosell a Madrid, saliendo del cuartel de la Guarcia Civil en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

El expresidente del Barça Sandro Rosell ha admitido este miércoles ante la Guardia Civil que percibió una remuneración por su intermediación en la venta de los derechos audiovisuales de la selección brasileña de fútbol a una empresa de Qatar, pero que las comisión percibida era totalmente legal y existen contratos que lo avalan, a la vez que ha negado haber cometido un delito de blanqueo de capitales. Tras su declaración, fue trasladado a Madrid, junto con otros tres arrestados y supuestos testaferros. Está previsto que este jueves declaren todos en la Audiencia Nacional.

Rosell pasó la noche en los calabozos del cuarte de la Guardia Civil junto con los otros tres detenidos en la operaciñon conjunta realizada el marte por el instituto armado y la Policía Nacional. Su abogado, Pau Molins, ha explicado que el interrogatorio al expresidente del Barça había ido muy bien y que su defendido se encontraba "perfectamente bien y con ganas de explicarse" en la Audiencia Nacional. Otras fuentes han asegurado que Rosell se ha mostrado tranquilo

El abogado de Rosell ha sostenido que "no ha habido blanqueo de capitales, porque se trata de dinero obtenido lícitamente", y que el delito de blanqueo implica que los ingresos sospechosos deben proceder de la comisión de otro delito o de dinero obtenido irregularmente, lo cual ha negado. Molins ha indicado que ante de ocupar la presidencia del Barça, Rosell tenía una sociedad dde márketing deportivo y "cobraba su remuneración por los trabajos que hacía. Es absoluntamente legal". La defensa también alega que Rosell ya pasó una inspección de Hacienda y tuvo que pagar.        

Rosell fue detenido el martes por los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal por haber obtenido 15 millones de euros en comisiones ilícitas de la venta de los derechos audiovisuales de la selección brasileña de fútbol a una empresa en Catar, cantidad que presuntamente lavó en Andorra. 

Su mujer, Marta Pineda, que en principio fue también detenida el martes, quedó en libertad con cargos a última hora del día y este miércoles ha llegado a las nueve en taxi al cuartel de la Guardia Civil portando una maleta con pertenencias personales de su marido. Al parecer, la esposa del empresario también ha sido citada a declarar este jueves en la Audiencia Nacional.

"TODO BIEN"

"Todo va bien, estamos muy tranquilos", ha asegurado Marta Pineda a los medios de comunicación apostados ante la caserna de la Guardia Civil. En el interior también estaban los otros tres detenidos en la operación Rimet, llamada así en honor de la Copa del Mundo que Brasil ganó varias veces. Uno de los testaferros, el abogado y político andorrano Joan Besolí ha declarado ante la Guardia Civil que no sabía nada sobre la venta de los derechos audiovisuales

El expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira, se habría repartido con Rosell las comisiones ilícitas que ambos cobraron durante los últimos seis o siete años por la venta de los derechos audivisuales de la selección brasileña. A esta persona se le atribuye la creación de empresas en Andorra con las que se blanqueó el dinero. Los otros dos arrestados son el exsocio libanés de Rosell Shahe Ohannessian, y un ganadero, Andreu Ramos, que habría actuado de testaferro, al prestar su nombre para las cuentas y empresas del expresidente blaugrana.