Ir a contenido

Las claves tácticas del Las Palmas-Barça: Busquets, el orfebre de la ubicuidad

El medio centro, origen del juego azulgrana, dejó una hermosa acción técnica en el inicio del 0-1

Marcos López

Busquets celebra uno de los goles del Barça con sus compañeros en el estadio Gran Canaria.

Busquets celebra uno de los goles del Barça con sus compañeros en el estadio Gran Canaria. / AFP / JAIME REINA

1.- CONTROL, RULETA Y TACONAZO MÁGICO

No parecía que tenía que pasar algo trascendente. El balón estaba a más de 60 metros de la portería de Javi Varas. Además, Busquets, el origen de todo, no solo estaba mucho más cerca de Ter Stegen sino que se encontraba de espaldas. Todo invitaba a pensar que el pase de Marlon sería uno más. De pronto, el orfebre de la ubicuidad transformó ese burocrático balón en una hermosa jugada que terminó con Quique Setién, el técnico del Las Palmas, preguntándose qué demonios había pasado ahí en medio del campo. Tanto él como sus propios jugadores. Cuando se dieron cuenta todos, el balón ya reposaba en las redes canarias.

Sucedió todo de manera tan rápida (apenas 11 segundos) que la belleza de la jugada de Busquets pareció obnubilar al Las Palmas. De espaldas seguía a la portería contraria cuando amansó el balón con un delicado toque, después se inventó una ruleta tan fugaz que nadie se enteró. Faltaba aún lo más importante. Un taconazo que iluminó un contragolpe ideado después por Iniesta, fabricado por Suárez y rematado, al final, por Neymar.

2.- NEYMAR EXHIBE SU CATÁLOGO DE GOLES

En poco menos de una hora, Neymar tuvo tiempo para marcar goles de todo tipo. De contragolpe (el 0-1), de delantero centro (el 1-3 tras centro de Rakitic desde la banda derecha) y de extremo zurdo: el 1-4 aprovechando la excelente cabalgada de Jordi Alba por el carril izquierdo. El delantero brasileño, muy cuestionado por su falta de eficacia, se reconcilió consigo mismo. Apenas necesitó 46 minutos para firmar los tres goles que sentenciaron el partido después de una insípida entrada azulgrana en la segunda parte.

En solo 46 minutos, el astro brasileño firmó un triple. Tuvo un cien por cien de efectividad: tres remates, tres a puerta, tres goles

Neymar completó en las islas el partido perfecto. Solo realizó tres disparos.  Tres a puerta, tres goles. Pero no estaba contento con enseñar justo ahora, en la penúltima jornada de la Liga, el catálogo goleador que no había exhibido antes sino que también quiso ser generoso con Suárez. Tres tantos y una asistencia.

3.- DIGNE-ANDRÉ GOMES: LATERALES DE PARCHE

Con Sergi Roberto sancionado y Aleix Vidal lesionado gravemente, Luis Enrique tuvo que improvisar una solución para llenar el flanco derecho de la zaga. Con la lesión de Mascherano en el calentamiento, que abrió la puerta de la titularidad al joven brasileño Marlon, el técnico destinó a Lucas Digne, zurdo cerrado, a una extraña posición de lateral derecho. A los 20 minutos de partido, el francés ya podía haber sido expulsado por dos acciones: agarró a Jese en la primera y después soltó un codazo. Pero resistió en el campo hasta que notó unas molestias musculares que obligaron a Luis Enrique a sacarlo del terreno de juego.

Desde el inicio era una zaga inédita, pero lo fue todavía mucho más cuando el técnico del Barça colocó a André Gomes de lateral derecho. ¡Sí, de lateral! Había recorrido el joven portugués todas las posiciones del centro del campo, pero no se le había visto nunca como defensa. Ante Las Palmas, André Gomes completó otra estructura defensiva nunca vista antes. A Marlon, por ejemplo, no se le vio sufrir; a los dos laterales de parche, sí.