Ir a contenido

El 'Barrilete cósmico II' viste de azulgrana

En el décimo aniversario de su prodigioso gol ante el Getafe, Leo Messi perseguirá, ante la Juventus, una nueva gesta goleadora

Emilio Pérez de Rozas

Leo Messi culmina su maravilloso gol ante el Getafe de hace diez años.

Leo Messi culmina su maravilloso gol ante el Getafe de hace diez años. / JORDI COTRINA

“¡Genio, genio, genio! ¡Quiero llorar, quiero llorar! Dios Santo ¡viva el fútbol! Golaaaazo Diegooool Es para llorar, perdónenme. Maradona, en corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos. ¡Barrilete cósmico! ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés? Para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina. Gracias Dios por el fútbol, pero gracias por este Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina, 2; Inglaterra, 0”.

Hace diez años, exactamente, de la repetición del prodigioso gol de Maradona a Inglaterra en el Mundial de 1986. Y no es casualidad, no, que la imitación, el calco, la copia, el clon del mejor tanto de la historia, sea obra de Leo Messi. No es casualidad, no. Como tampoco lo sería que Joaquim Maria Puyal se volviese loco esta noche y, tal vez, sí, seguro, sin tanto Dios por medio, repitiese el relato, el cántico, la inventiva del locutor Víctor Hugo Morales, que convirtió en cósmico el apodo de barrilete que, según muchos, le puso Luis César Menotti a la mano de Dios.

LA JUVENTUS SABE QUE PUEDE CAER

El 7-0 al Celtic, el 4-0 al City, el 4-0 al Borussia Monchengladbach y el 6-1 al PSG sirven para pasar

El gol de Messi, que lo marcó de pie después de superar a medio ejército del Getafe, es el que recuerda que el Barça lo tiene todo hoy para volver a soñar y dar otro golpe sobre el césped. Todos sus resultados en el Camp Nou de Champions de este año, le sirven para pasar, todos: 7-0 al Celtic, 4-0 al City, 4-0 al Borussia Monchengladbach y 6-1 al PSG. Como ha recordado Andrés Iniesta, el capitán, “ya lo hemos hecho, solo hay que repetirlo y lo tenemos todo para conseguirlo”. Como insistió Luis Enrique: “Marcamos el primero, el Camp Nou mete el segundo y el tercero caerá solo”. Del resto, se encargará Barrilete II, el que sí es el mejor de todos los tiempos. Ya verán.

Tocamos el Mediterráneo, somos puro mar, Turín le pilla lejos esas aguas. Y, sí, tal vez hay más delfines que tiburones. Y puede, en efecto, que en el Barça de la excelencia, el que esperamos ver reaparecer esta noche, hay más cetáceos que tiburones. Pero basta un escualo entre la manada de delfines para oler la sangre, para que esa frase tan cierta de Giorgio Chiellini, que alguna marca tiene en su cuello que se lo recuerda, se haga realidad en la noche del Camp Nou. Ellos saben que pueden caer. ¡Vaya si lo saben!