Ir a contenido

El Barça fascina al mundo

La proeza del equipo de Luis Enrique cautiva a los profesionales y aficionados del fútbol en una dimensión universal y se convierte en un extraodinario espot de la entidad

Albert Guasch

Neymar disfruta con Luis Enrique tras el paso a los cuartos de final de la Champions en el Camp Nou.

Neymar disfruta con Luis Enrique tras el paso a los cuartos de final de la Champions en el Camp Nou. / AFP / JOSEP LAGO

Cuando los dirigentes del PSG desfilaban hacia la salida del palco del Camp Nou, Sergi Roberto puso el empeine que disparó sismógrafos. No vieron el sexto gol, pero no pudieron sustraerse al ruido ensordecedor que explotó en el campo. Se perdió la compostura guardada hasta entonces en el palco que dejaron atrás. Solo había sido roto por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, muy expresiva con el tanto francés. Saltaron y gritaron los directivos azulgranas; vociferaron y se pusieron las manos a la cabeza los exfutbolistas Giuly, Albertini y sobre todo el ucraniano Shevchenko, un culé más a la vista de la vehemencia de sus gestos. No fue seguramente el único adepto nuevo a la causa azulgrana. El Barça, con su remontada imposible, consiguió una conexión emocional de orden global.

Basta ver la aparición de infinidad de celebraciones extasiadas. La fascinación por la proeza prendió en el mundo del fútbol. Desde diferentes rincones del planeta llegaron vídeos de reacciones exultantes, casi volcánicas, al gol que certificó el milagro. ¿Quién no vio a leyendas británicas como Gary Lineker, Steven Gerrard, Rio Ferdinand y al exmadridista Michael Owen perder casi los papeles en un plató de la BBC? ¿O al entrenador del Borussia Dortmund, Thomas Tuchel, proclamando su amor por el Barça después de que su propio equipo superase al Benfica por 4-0? "Pensé que nosotros habíamos estado espectaculares, pero estos chicos...", dijo riendo, sin terminar la frase.

Desde el club barcelonista constatan con algunas cifras el impacto de la goleada, glorificada en esos siete minutos de locura. Solo una hora después del partido, las redes sociales del club incorporaron a 100.000 nuevos seguidores. De todas partes. Y la foto icónica de la remontada, la de Messi desencadenado frente a la Grada d'Animació, obtuvo a media tarde de ayer más de 55 millones de visualizaciones en canales oficiales. Al margen de estas cuentas queda el uso externo desde otros sitios y redes.

MENSAJE DE MATTEO RENZI

Para la entidad azulgrana, empeñada en abrirse al mundo y conseguir nuevos recursos, resulta de enorme valor esta agigantada proyección que ha proporcionado la gesta ante el PSG. Un espot imbatible, que contenía una extraordinaria comunión con los aficionados del Camp Nou y que merece resaltarse después de que hace apenas tres partidos los pitos irrumpieran en el estadio. Se forjó una unión asombrosa y se demostró de nuevo la irremediable ciclotimia del fútbol. Todo aficionado aspira a tener razón, pero este es un deporte que desbarata en cualquier momento las conclusiones precipitadas.

Hasta el primer ministro italiano, Matteo Renzi, terció en Twitter para glosar el éxito azulgrana. "Qué cosa, qué equipo, gente que no se rinde nunca", escribió con el 'hashtag' de 'remuntada', así, en catalán. Se nota que es amigo de Pep Guardiola. Una reacción en la línea de los medios internacionales. "La mejor remontada de los todos los tiempos", dejó dicho, por ejemplo, el influyente tabloide 'The Sun'. Y así tantos otros. Todos fascinados por una de esas hazañas deportivas que gusta de narrar.

En el vestuario azulgrana se vivieron las escenas de euforia desbordada que ya se vieron en el campo en cuanto el controvertido colegiado pitó el final de la película. Un éxtasis perfectamente comparable a los vistos en los días de conquista de las Champions, según atestiguaron quienes han presenciado de cerca muchos éxitos. 

"NO HAY NADA IMPOSIBLE"

Gerard Piqué cumplió con su hábito de visitar el césped del campo con su familia, Shakira incluida, una vez se impuso el silencio. En el palco, varios directivos se hacían entre tanto un selfi conmemorativo. Neymar se fue de fiesta. Se la ganó de sobras. Y Messi bastante hizo con poder salir de las inmediaciones del Estadi, como constató su pareja, Antonella, en un vídeo colgado en Instagram en el que se vio en su vehículo rodeado de sobreexcitados fans. Ayer el 'crack' argentino escribió en Facebook una bonita frase de superación: "Con esfuerzo, actitud y ganas, no hay NADA imposible", enfatizó.

También Ivan Rakitic colaboró en la internacionalización de la gesta hablando este jueves para la CNN en directo. El día que firmó su renovación hasta el 2021. Dos alegrías seguidas. Acudió también junto a varios jugadores, como MessiIniesta, Mascherano, Alba Suárez, a una fiesta infantil en Gavà después del entrenamiento. Algo de normalidad tras una noche fuera de lo común. Aquí y en todo el mundo.

0 Comentarios
cargando