¿Golpe al 'fair play' de Quique Sánchez Flores?

Entrenadores y educadores debaten si las disculpas del técnico del Espanyol por elogiar a Messi difunden un mensaje antideportivo

Quique Sanchez Flores conversa con Messi  al termino del encuentro  de liga entre el FC Barcelona y el Espanyol.

Quique Sanchez Flores conversa con Messi  al termino del encuentro  de liga entre el FC Barcelona y el Espanyol. / JORDI COTRINA

3
Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Quique Sánchez Flores el elogio lo ha debilitado. Su elogio hacia Messi y hacia el juego del Barça, en concreto. No sentó bien en parte de la parroquia perica. Por la efusividad de la alabanza tras una severa derrota. Por la exhibición pública del aprecio. Y escuchados los argumentos, el entrenador del Espanyol hizo acto de contricciónEspanyol .  "Si he provocado una pequeña o máxima decepción en cualquier perico pido mil disculpas porque no era mi voluntad", dijo.

Ante ello, conviene preguntarse si esa rectificación por un acto de 'fair play' no difunde un mal ejemplo educativo, un golpe a la caballerosidad en el deporte. Al fin y al cabo, todos deberíamos preferir entrenadores sin complejos a la hora de felicitar al rival. Mejor que un Carlos Bilardo partidario del "'pisalo, pisalo'".

La respuesta no es tan evidente, según los entrenadores y educadores consultados. Xesco Espar, exentrenador del Barça de balonmano y experto en 'coaching', entiende la reacción irritada de los aficionados del Espanyol. "Como entrenador, después de una derrota dura, mi primer instinto sería ir al vestuario y maldecir nuestro resultado. Sé que no es el caso, pero parece una falta de compromiso con los tuyos salir en público como si nada hubiera ocurrido. Si yo fuera perico, me habría molestado. Estamos hablando de un derbi", explica por teléfono.

Y, en este sentido, alude al contexto: "No se puede ir sonriente a abrazarse con un rival, un máximo rival, justo después de que te ha bailado y a la vista de todo el mundo. Hazlo en el vestuario. Por eso creo que Quique Sánchez Flores ha reflexionado y se ha dado cuenta de que el momento es importante": No lo explicita, pero vendría a equivaler a una demostración de afecto de Luis Enrique a Cristiano Ronaldo tras encajar un saco de goles en el Bernabéu. ¿Lo aceptaría la afición azulgrana?

BONITO GESTO

Discrepa Patricia Ramírez, una de los psicólogas del deporte más renombrados en España. Critica que "también en el deporte de élite" se emplee demasiado la tesis de que "estás conmigo o estás contra mí". "Si eres un buen deportista, debes aceptar la superioridad del rival, y no digo que aplaudas como hacen muchos tenistas los buenos golpes del adversario, pero lo que han hecho con Sánchez Flores no tiene sentido”.

Radomir Antic

EXENTRENADOR DE FÚTBOL

Quique Sánchez Flores saludó de esa manera a Messi para no coincidir con Luis Enrique; nunca lo había visto en mi carrera"

Ramírez recuerda el ejemplo del 2015, en la antesala de la gala del Balón de Oro, cuando Cristiano Ronaldo le presentó a su hijo a Leo Messi. "Aquí lo tienes, no para de pedirme videos tuyos”, dijo CR7. El niño, tímido, se acercó poco a poco al astro argentino. No creo -añade Ramírez- que la afición del Madrid haya dejado de querer a Cristiano por ese bonito gesto”.

El exentrenador Radomir Antic tiene una interpretación propia de lo ocurrido. "Lo que hizo Quique Sánchez Flores al saludar de esa manera a Messi es algo que casi nunca se hace en el campo. Sin embargo, esta vez lo hizo para no coincidir con Luis Enrique. Creo que fue algo sin planificar, aunque no lo he visto nunca en mi carrera. Hubo algo parecido en el encuentro del Vicente Calderón entre el Atlético y el Espanyol. Se fue al césped para no coincidir con Simeone", informa Antonio Merino.

Xesco Espar

ENTRENADOR DE BALONMANO

El fútbol es un juego de emociones, a menudo llevado a extremos, y eso hay que tenerlo siempre en cuenta"

Los educadores, en cualquier caso, lamentan el torrente de críticas a Sánchez Flores, quien felicitó, recordémoslo, a Messi "por su humildad. Le pegan, no se queja y sigue jugando. Mi hijo es fan del Barça y me pide hasta su camiseta". Josep V. Madolell, director deportivo del Alzamora, de Nou Barris, club que trabaja muy bien con niños, considera que esa parte de los aficionados que critican a Sánchez Flores debería hacer la siguiente reflexión. “Si critican a su entrenador por elogiar el juego de Messi, deberían maltratar otros a Iniesta por amar a Dani Jarque y dedicarle el gol del Mundial, ¿no? ¿Verdad que no tiene sentido?".

¿MAL MENSAJE?

Noticias relacionadas

De alguna forma, el entrenador del Espanyol se ve condenado por elogiar al rival y a la vez por disculparse por ese elogio. "Como concepto -señala Francesc Nebot, secretario del Club de Fútbol Damm-, no hay incompatibilidad entre defender a tu club y loar las virtudes del rival. Lo que no soy capaz de decir es si Quique actuó de forma adecuada para no herir ciertas sensibilidades". Al trabajar con menores, Nebot entiende que la rectificación puede conllevar un mal mensaje en el terreno de la deportividad, pero "depende de las interpretaciones que se hagan".

Al final, como recuerda Xesco Espar, "el fútbol es un juego de emociones, llevado a menudo a los extremos, y eso siempre hay que tenerlo en cuenta. Y por eso se gana tanto dinero".