Ir a contenido

El uno x uno azulgrana

Joan Domènech

CILLESSEN

Tocador (6). Solo intervino con los pies cuando los defensas se apoyaron en él.  Noche plácida sin ninguna acción comprometida. Muy pendiente dando órdenes.

ALEIX

Entonado (7). Lanzó un centrochut antes del primer minuto, demostrando que quería dejar huella. Luego sirvió el 4-0 a Arda. Tuvo algún problema de colocación.

MASCHERANO

Disuasorio (7). Demostró pronto que no dejaría pasar ni una. Con el balón tampoco se anduvo con contemplaciones. Chechu le ganó una carrera pero él se quedó el balón. 

UMTITI

Eficaz (7). Aleccionado por tener a Mascherano al lado, despachó el trabajo con la misma severidad y algo más de plasticidad que su compañero.

DIGNE

Ofensivo (8). Fue el jugador del Barça que más veces remató en el primer tiempo. Su gol sirvió para despejar el camino del equipo y coloreó una notable actuación. 

RAKITIC

Sobrio (6). Alegró la cara en su regreso a la titularidad aunque fuera en un partido de segunda fila. Marcó de penalti y tuvo más motivos para sentirse satisfecho.

ANDRÉ GOMES

Intervencionista (7). Disfruta mucho más como mediocentro que como interior. Le resulta más sencillo. Y es más útil para el equipo porque se ve más protegido.

DENIS

Asombroso (8). Despertó dos o tres oeladas de admiración por gestos técnicos dignos del mejor Iniesta. Imaginativo y hábil, ofreció los detalles más distinguidos.

RAFINHA

Aparatoso (6). Arrastró mucho el balón, a veces demasiado. Solo buscó pases interiores, donde más gente había, y falló muchísimos. Marcó en un disparo de rabia.

ALCÁCER

Crispado (6). Lo prueba todo: se acerca, se aleja, va y viene, se ofrece de espaldas y de cara. Sin emitir buenas vibraciones, pudo marcar y sacarse la presión.

ARDA

Imprevisible (9). El delantero que menos intervino en la fase inicial, con dosis de despasionamiento, cuajó ua media hora final antológica con tres goles.