BALONCESTO. LAS ELIMINATORIAS POR EL TÍTULO

Terapia de lujo para el Barça Regal

El equipo azulgrana deja a un Lucentum roto con la peor anotación en la historia del 'play-off'

Eidson trata de frenar el ataque de Stojic, anoche en la clara victoria del Barça frente al Lucentum.

Eidson trata de frenar el ataque de Stojic, anoche en la clara victoria del Barça frente al Lucentum. / ACB PHOTO / ÁLEX CAPARRÓS

Se lee en minutos

LUIS MENDIOLA
BARCELONA

No jugó Juan Carlos Navarro, que está de baja. Ni falta que hizo en realidad. El Barça Regal convirtió su debut en los play-off frente al Lucentum Alicante en un placentero ejercicio de terapia después de la decepción de la Euroliga, que le debería ir de maravilla para regenerarse a nivel anímico.

A pesar de la ausencia del escolta azulgrana, que arrastra una fascitis plantar en el pie izquierdo, lo que ya le ha hecho perderse 12 partidos esta temporada, el Barça pasó por encima de un Lucentum lastrado seriamente por numerosas lesiones. Fue tanta la diferencia entre los dos equipos, con el cuadro alicantino limitado a 43 puntos - la anotación más baja en la historia de los play-off-, que todo lo que no sea la clasificación del Barça para las semifinales este domingo en el segundo partido de Alicante será un sorpresón.

Vistas las importantes bajas en el Lucentum, que acudió al Palau sin Llompart, Dewar, Ellis y Rautins, la cuestión que se planteaba ayer, por encima del triunfo del Barça Regal, que se daba por descontado, es cómo reaccionarían los jugadores azulgranas después del mazazo de la final four. Y la conclusión es que la mayoría ha empezado a pasar página, pero aún quedan algunos que acusan el golpe moral que supuso la decepción de Estambul.

Te puede interesar

LORBEK Y MICKEAL, MAL / Los casos más claros parecen los de Lorbek y Mi-ckeal, dos jugadores que ayer no encontraron su sitio en la cancha y actuaron muy por debajo del nivel que se espera de ellos. Esa sensación se acentúa especialmente en el caso del pívot esloveno, que había sido uno de los referentes de la plantilla hasta la cita de Estambul y lleva varias jornadas bajo mínimos. Los números de Lorbek (6 puntos, con 2 de 8 en tiro y 3 rebotes) y de Mickeal (7 puntos, 2 de 7 en tiro, y 2 rebotes en 21 minutos) confirmaron un bajón preocupante para los intereses del equipo en su reto de revalidar el título liguero. Sin la mejor versión de Lorbek y una buena versión de Mi-ckeal será difícil que el Barça tenga posibilidades de ganar.

Mucha más positiva fue la versión que se vio de Marcelinho Huertas y Eidson, que parecen haber aprendido la lección de Estambul, y con la baja de Navarro decidieron asumir la responsabilidad de tirar del equipo. Su acierto exterior (seguramente el que faltó en las semifinales europeas) permitió al Barça romper rápidamente el encuentro. El base brasileño anotó 4 de 6 en triples, los mismos que el alero estadounidense y eso permitió al Barça acabar con un excelente 44% desde la línea de tres, con 12 triples, casi tantos como canastas de dos (14). Esa eficacia y su buena distribución de balón (24 asistencias) permitió al equipo azulgrana ir gustándose y cerrar el partido aplicando el rodillo sobre el conjunto alicantino.