CONSECUENCIAS DE LA SUPERCOPA

El madridismo se avergüenza de Mourinho

La prensa deportiva madrileña tacha de "abominable" el comportamiento del entrenador y admite que "el Madrid no supo perder"

Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

La agresión deJosé Mourinho al segundo técnico azulgranaTito Vilanova y los malos modos del entrenador blanco en el partido de vuelta de la Supercopa en el Camp Nou han hecho cundir la indignación entre el madridismo.

Entusiastas defensores de la teoría delvillarato (según la cual los árbitros españoles ayudan al Barça por la buena relación del club con la federación) se han caído del caballo a raíz del penoso espectáculo de este miércoles.Alfredo Relaño, director del diarioAs, reconoce en suapunteque “elMadrid no supo perder” y añade: “ElMadrid tiene que controlar esto. Estos partidos se ven en todo el planeta y mientras elBarça da una imagen de exquisitez y buen juego, elMadrid se va haciendo un cartel de equipo pendenciero. Es hora de que Florentino reflexione seriamente sobre esto, porque empieza a ser grave”. Relaño concluye que el conjunto blanco “volvió a perder en la sala de prensa cuandoMourinho no fue capaz de disculparse por su horrible actitud conTito Vilanova”.

En similar sentido se manifiesta el periodista del mismo diario Tomás Roncero, quien tras reconocer en sucontracrónicala mejoría del juego blanco subraya que es “doloroso para un madridista de vieja cuna queMourinho metiese el dedo en el ojo aVilanova”. “Míster, le defenderé en todo lo que huela a fútbol y su orgullo para recuperar la jerarquía del mágico Real enEspaña yEuropa. Pero esa acción es impropia de un entrenador delMadrid”, manifiesta.

Mediocridad y cutrez de Mourinho

Noticias relacionadas

Mediocridad y cutrez de MourinhoLas críticas al preparador portugués también llegan del diarioMarca. El periodistaRoberto Palomar escribe en sublog queMourinho “cuando abandona las funciones propias de su cargo es, simplemente, abominable. Desde el pellizco aTito Vilanova a su disparatada rueda de prensa posterior”. “Si la mejoría en el juego sigue acompañada de la mediocridad y cutrez que rodea todo lo que tocaMourinho, Florentino no va a tener para pañales”, asegura.

Los reproches empezaron inmediatamente después del partido.Fernando Morientes, exdelantero delMadrid y comentarista de laCOPE, dijo sentir “asco” por el hecho de que los jugadores blancos no se quedaran en el césped cuando elBarça recibió el trofeo, y “vergüenza” de queCasillas dijera queCesc (que sufrió una violenta entrada deMarcelo) hizo teatro. El narrador estrella de laCOPE, Manolo Lama, remachó el comentario al proclamar que “elMadrid olvida que no hay que ser macarra para ganar”.