La situación azulgrana // Los nuevos proyectos

República Mourinho

El nuevo cargo de mánager deportivo otorga al portugués el poder del club El técnico fijará las primas de los jugadores y no se dará un solo paso sin su aprobación previa

República Mourinho
Se lee en minutos

ANTONIO MERINO
MADRID

Última hora: Mourinho confirma a Florentino como presidente del Madrid. No, no es cierto, aunque podría serlo. Se trata del último chiste tras la dantesca salida de Jorge Valdano del club, algo que viene a confirmar el poder omnímodo del técnico portugués, certificado aún más tras convertirse en el nuevo mánager deportivo del club. Todo pasará por sus manos. Fichajes, salidas, primas de la plantilla, algo que hasta ahora competía a Florentino, los capitanes y al destituído director general. Y es que el poder hipnótico deMou sobre dirigentes, jugadores y aficionados es cada día más gigantesco.

Hace casi un año, Mourinho se fue a Kenia para pedir ayuda a unos brujos para poder triunfar en el Madrid, según reveló uno de ellos. No ha triunfado en su primera temporada, pero ahora es el amo. No solo ha admitido su nuevo rol en el club, sino que ya ejerce de mandamás. Antes de eso puso al presidente contra la pared y le dijo que o echaba a Valdano o se marchaba al Chelsea. Florentino obedeció y se cargó a un hombre que ha hecho gala de su madridismo durante 27 años y que ha respetado la historia del club, algo queMou desprecia en su particular cruzada encaminada a poner el mundo a sus pies.

Jugadores, con Valdano

Valdebebas lleva un año bajo el dominio de su patrón. Sin embargo, allí se habla de fútbol y de otras muchas cosas. Los jugadores conocen los sistemas tácticos de Mourinho, pero también su manera radical de encarar las situaciones. El portugués ya anunció a la plantilla que la próxima temporada no habría sitio para él y Valdano. Que uno de los dos sobraba. Tras la salida del director general deportivo el pasado 25 de mayo y la irrupción del modelo inglés con el que Florentino revistió su papelón, algunos jugadores han hablado con Valdano para mostrarle su apoyo y expresar su malestar con el técnico.

Todo eso se produjo a espaldas del técnico, quien desde su atalaya podría tomar represalias. Algo sabeMouy por eso también ha adoptado el papel de policía. No quiere ni una filtración por parte de nadie, algo que no resultará fácil. No es la primera vez que los jugadores se quejan de los métodos del técnico, pero también saben que nunca un entrenador tuvo tanto poder en un club en el que hasta ahora el dueño del banquillo se movía en el alambre de los resultados y estaba a merced de los vaivenes del presidente. Al menos, el portugués ha admitido recientemente que había sido injusto con algunos jugadores.

El nuevo mánager deportivo y espiritual del Madrid ha ganado un título y se ha atrevido a poner precio a su continuidad. El primer peaje fue Valdano. Los siguientes llegarán a la hora de elegir fichajes, salidas y todo lo que se mueva alrededor del club. La contratación de Sahin solo pasó el filtro de Mourinho. Nadie de la dirección deportiva tuvo la oportunidad de dar un informe sobre el jugador turco del Borussia.

Amenazas

En cuanto a Agüero,Mouha sido claro.«No soy hipócrita. El Kun es un jugador fantástico», dijo. Y Florentino sabe lo que tiene que hacer porque conoce cómo se las gasta el otro presidente del club, de origen portugués: «O se hace lo que yo diga o me voy». «O el club va por este camino en fichajes, relación con la UEFA o la Federación, o me marcho al Chelsea».

El siguiente en llegar será Coentrao, lateral izquierdo del Benfica, porque así lo quiere Mourinho, que persigue un sustituto para Lass. Todo dentro de ese ejercicio de fe del gurú blanco, al que se ha apuntado Florentino, empeñado en desbancar al gran rival de la élite futbolística al precio que sea, amparado en la teoría del entrenador, que dice que en sus segundas temporadas es cuando llegan los frutos. «No descansaré hasta conseguir la décima", declaró el presidente blanco en la última asamblea de socios hace nueve meses. Una frase que ha repetido hace unos días.

En esa afirmación cabe todo. Desde cambiar las bases de un club señor hasta convertirlo en pequeño o plegarse a las leoninas condiciones de un entrenador que destinado a engrosar la página más turbulenta de los últimos años de la entidad.

Noticias relacionadas

Por supuesto que nadie piensa que«reportará»con José Ángel Sánchez, el único director general que queda en pie en el club. Mou solo hablará con Florentino, al que lejos de ver como unser superior, lo observa como un hombre agobiado por las urgencias de sacar al

Barça de su dorada poltrona, un fin que ha llevado al presidente a entregar el club aMou.