EL CIERRE DE LA TEMPORADA

Despedida con botín

Los jugadores se inmortalizan con las tres copas mientras el Barça celebra los 30 millones ingresados con la Champions

Padre e hijo: Carlos (preparador de porteros) y Sergio Busquets.

Padre e hijo: Carlos (preparador de porteros) y Sergio Busquets. / F.C BARCELONA

3
Se lee en minutos
JOAN DOMÈNECH
BARCELONA

El pasado, el presente y el futuro se fusionaron ayer en el Camp Nou. La última jornada de la temporada sirvió para inmortalizar el éxito, coronado el sábado con la conquista de la Champions, y dio inicio a la siguiente. Mientras los jugadores - algunos, no todos-, empiezan las vacaciones, y otros continúan con un pesado epílogo de partidos amistosos de selecciones, los técnicos abordaban la reestructuración de la plantilla que han perfilado en la sombra.

El presupuesto es limitado, pero más lo sería si el equipo no hubiera conquistado el título. El botín de los jugadores, que recibirán una segunda prima que se añade a la de la Liga (unos 16 millones de euros), es paralelo al del club. A las arcas de las oficinas han entrado 30,7 millones. Es el premio que corresponde al Barça por los resultados en la competición. Había sumado 21,7 hasta la semifinal, y el sábado añadió otros 9 millones como campeón. El Manchester percibió 5,6 millones.

PARA LAS PRIMAS / La cuenta de ingresos aumentará por dos vías. Una procederá del reparto de los derechos procedente del pool de televisión que retransmiten la competición. La otra vendrá de los propios patrocinadores, de acuerdo a las variables firmadas en los contratos. Gran parte de ese dinero irá al bolsillo de los jugadores que ayer se despedían.

Numerosas escenas emotivas se vivieron en el estadio. Como a lo largo de 9 meses y 9 días. Desde que se abrían las puertas del Camp Nou para que el Barça sometiera al Sevilla (4-0) y conquistara su primer título, la Supercopa de España. Desde que Leo Messi comenzara su particular recital y sumara sus primeros tres goles. Pero ayer, sin el balón de por medio, sin puntos ni eliminatorias en juego, se repitieron los abrazos y los gestos de compañerismo.

TELÉFONOS Y CÁMARAS / Vestidos con ropa de entrenamiento, con teléfonos y cámaras de fotografía, los jugadores se despidieron, conscientes de que alguno de esos amigos no estará el 18 de julio en Sant Joan Despí, el día en el que están citados para el inicio de los entrenamientos. Solos y agrupados, según sus afinidades, se retrataron con los tres trofeos como un recuerdo inolvidable de la bella travesía que han compartido.

Algunos se verán obligados a cambiar de rumbo. Milito, Jeffren, Bojan y Maxwell figuran en todas las quinielas. Todos lo intuyen por la falta de oportunidades que han tenido. Otros lo saben por boca de Pep Guardiola o de Andoni Zubizarreta, el director deportivo, que gestiona la renovación de la plantilla.

FICHAJES PERFILADOS / Muchos de los fichajes están perfilados, pendientes solo de cerrarse con la firma de los jugadores y sus clubs. El objetivo no pasa tanto por ampliar el vestuario sino por subir el nivel del banquillo para que se repartan mejor los minutos en una temporada que será más intensa y condensada que la que acaba de terminar.

Noticias relacionadas

«Messi es único, irrepetible, y esperemos que no se aburra, que el club le rodee de jugadores para que él se siente cómodo», dijo Guardiola el sábado. Esa es su preocupación, teniendo como tiene una plantilla que garantiza la continuidad del éxito con 10 títulos en tres años.

REVOLUCIÓN EN MANCHESTER / En cambio, el Manchester necesita una revolución. Sir Alex Ferguson despedirá a medio equipo, muy envejecido. El técnico, tal vez, se proponga llegar al nivel sideral del Barça. Gary Lineker, exinternacional inglés, lo resumió en el News of the World: «Los grandes equipos no solo ganan títulos. Los grandes equipos no solo juegan un fútbol atractivo. Los grandes equipos cambian la manera de jugar el fútbol. Eso es lo que ha hecho el Barcelona. Esta combinación de técnica, movimiento y velocidad nunca se ha visto antes».