EL BALÓN DE ORO AZULGRANA

El mundo le entrega el Balón de Oro al Barça

Messi, Iniesta y Xavi recrean para EL PERIÓDICO sus inicios antes de que la FIFA premie el estilo único de la cantera coronando a uno de ellos como el mejor

Viaje al Balón de Oro. / RICARD FADRIQUE

4
Se lee en minutos
DAVID TORRAS
BARCELONA

El balón que aparece en la portada de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA no es de oro como el que reposa en una vitrina en Zúrich a la espera de vivir hoy su día de gloria. Este no tiene ese glamur, pero encierra una gran historia. Ha dado unos cuantos tumbos que le han llevado de Terrassa a Fuentealbilla y de Fuentealbilla a Barcelona, en un viaje que le ha servido para sentir de cerca el suave toque de tres jóvenes excepcionales, primero con los pies al recordar los pasajes de su infancia cuando tejían las mismas ilusiones que tantos otros niños, y después con las manos cuando estamparon su firma con un agradecimiento común. En un simbólico gesto antes de saber quién de ellos se lleva el Balón de Oro de Zúrich, Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Leo Messi, le han dedicado esta sencilla réplica al Barça.

En la Plaza de Progrés de Terrassa, donde Xavi se entretenía cuando su madre le enviaba a buscar el pan, en la pista del colegio de Fuentalbilla, donde Iniesta se pasaba horas y horas regateando a cuantos se le ponían delante, y en el campo número 3 junto al Miniestadi, donde Messi pasó más nervios de los que jamás ha pasado, por estos tres escenarios rodó el balón mientras cada uno de ellos recuperaba recuerdos de aquellos tiempos, instantes de una infancia que marcaron sus pasos y les llevaron a un destino común: el Barça. Hoy, algunos años después, compartirán el honor de representar al club que les ha llevado a la cima en uno de los días más grandes de su historia. El podio del primer Balón de Oro global, después de haberse unificado el premio que concedía la revista France Football con el FIFA World Player, es azulgrana.

11, 12 Y 13 AÑOS / Un éxito más de este Barça incomparable. Solo existe un doble precedente: el Milan de Sacchi con Van Basten, Gullit y Rijkaard (1988) en una edición y la entrada de Baressi por Gullit al año siguiente. Pero hay diferencias. Entonces solo participaban jugadores europeos y solo votaban periodistas. Ahora, también lo han hecho los seleccionadores y capitanes de todos los países. Y, sobre todo, gane quien gane hoy, será un Balón de Oro hecho en casa, un triunfo más del modelo de cantera azulgrana que acogió a Xavi con 11 años, a Iniesta con 12 y a Messi con 13. De casa (Terrassa), de España (Fuentealbilla) y del mundo (Rosario, Argentina). Un modelo que Cruyff puso en marcha y que Guardiola ha convertido en una obra que el mundo entero contempla con admiración por su estilo y por su singularidad. No hay otro igual. Un modelo que, por más que algunos se esfuercen en esconderlo, le ha dado a España el Mundial.

NI CRUYFF NI NÚÑEZ / Iniesta, Xavi y Messi subirán al escenario pero no estarán solos. En el fondo, les acompañarán todos aquellos que han ayudado a forjar esta escuela y, sobre todo, el recuerdo de Ángel Pedraza, el primer miembro de La Masia que dio el salto al Camp Nou y uno de los entrenadores de Iniesta, que será enterrado hoy mientras una amplia expedición de 100 personas repartida en dos aviones viaja a Zúrich. El club ha aprovechado la cita para convertir la gala en una fiesta del Bar-

ça, con la presencia de jugadores -entre ellos, dos Balones de Oro como Luis Suárez y Hristo Stoichkov-,

entrenadores y responsables de la cantera que han puesto su grano de arena en este podio. La lista es larga: Rexach, Serra Ferrer, Antic, Venables, Eusebio, Amor... También habrá ausencias destacadas. A pesar de haber sido invitados, por distintos motivos no asistirán Johan Cruyff, ni Louis van Gaal, ni Frank Rijkaard. Tampoco lo harán Josep Lluís Núñez, ni Joan Gaspart ni Joan Laporta.

Hay otro presidente que tampoco estará en Zúrich a pesar de que Mourinho es candidato al premio como mejor entrenador. Pero también lo son Vicente del Bosque y Pep Guardiola, dos técnicos que no le hacen mucha gracia, uno porque lo echó y el otro porque no le deja ganar nada. Así que Florentino Pérez ha alegado motivos personales para quedarse en Madrid y, de paso, no sufrir otro ataque de barcelonitis. Y como ocurrió con la manita, otra vez, delante de todo el mundo.

Noticias relacionadas

Además de los tres nominados y de Guardiola, también viajarán Piqué, Puyol y Villa, nominados a figurar en el mejor once de la FIFA. Será un día de tensión y de nervios para los tres candidatos. Habrá que esperar hasta las siete de la tarde para conocer el nombre del ganador. Messi, el todavía Balón de Oro, es quien parece tener menos opciones, penalizado por el Mundial. Si Argentina fuera el Barça, no habría discusión. Sería otra vez suyo. Pero ni Maradona es Guardiola ni tiene al lado justamente a Iniesta y a Xavi.

Uno de los dos será el que recoja ese Balón de Oro que reposa en Zúrich. Pero cuando lo hagan recordarán que se pasaron horas y horas pateando en la pista del colegio de Fuentealbilla y en la Plaza del Progrés de Terrassa. Ahí empezó todo. Después, apareció el Barça. Hoy, ganan todos.