POLIDEPORTIVO

El Barça se desquita del Kiel y se engancha a Europa

El equipo azulgrana reaccionó en la segunda parte para batir al campeón (32-29)

Iker Romero dispara sobre la portería del Kiel, defendida por Omeyer, en el partido de ayer en el Palau Blaugrana.

Iker Romero dispara sobre la portería del Kiel, defendida por Omeyer, en el partido de ayer en el Palau Blaugrana. / IGNASI PAREDES

2
Se lee en minutos
JOAN CARLES ARMENGOL
BARCELONA

Imparable en la Liga Asobal, el Barça aprobó ayer la asignatura pendiente de Europa con una victoria de prestigio en la Liga de Campeones. El encuentro del Palau (que reunió a 5.500 espectadores) presentaba todos los ingredientes de un choque eléctrico, aliñado además con cuentas pendientes. El Kiel de Alemania es el vigente campeón de la Champions del balon-

mano, título que logró en la última final de Colonia precisamente ante el conjunto azulgrana. La insolente celebración del triunfo, sobre todo por parte del portero francés Thierry Omeyer, dejó heridas que ayer el Barça restañó en buena parte con una trabajada victoria (32-29).

El Barça, que llevaba dos victorias, dos empates y dos derrotas en su irregular trayectoria continental, se enganchó de nuevo al torneo europeo con un convincente éxito ante un Kiel que, a pesar de acusar cinco bajas, se mostró como el rocoso conjunto que se esperaba. El equipo de Xavi Pascual, al contrario que en otras ocasiones, fue de menos a más y supo cerrar un duelo en el que no se puso por delante en el marcador hasta el minuto 37, bien entrada ya la segunda parte (20-19).

DUELO DE PORTEROS / El inicio fue de-sesperanzador, con un 0-3 y Omeyer bien asentado bajo los palos. Pero Saric se contagió pronto del acierto de su colega rival y, con tres paradas seguidas, dio aire al equipo. Un parcial de 3-0 situó al Barça a un gol (6-7),

pero el Kiel, con el extremo Reichmann y el lateral diestro checo Jicha plenos de aciertos, cobraron la máxima ventaja (11-15) antes de que dos tantos de Ugalde y Romero llevaran al descanso con una desventaja aceptable de dos goles (13-15).

En la reanudación, con el portero sueco Sjostrand en el puesto de Saric y un renovado ímpetu defensivo, el Barça salió dispuesto a darle la vuelta a la situación. Escocía la final de Colonia -«Tenemos un sentimiento de venganza, nunca podremos olvidar ese resultado», había dicho el sábado Juanín García- y jugaba a favor el debilitamiento del rival por las bajas de Narcisse, Andersson, Alhm, Klein y Sprenger. En 10 minutos, el Barça pasó de la desventaja del descanso a la máxima ventaja (22-19), gracias a un parcial de 6-0. Lo difícil ya estaba hecho. El Barça fue solvente también en el intercambio de goles que siguió y se aseguró el éxito.

Noticias relacionadas

Barça: Saric, Rocas, Igropulo, Sorhaindo, Jernemyr, R. Entrerríos (1), Juanín; Rutenka (4), Romero (4, 2p.), Noddesbo (5), Nagy (6), Sarmiento (5), Víctor Tomás (2), Ugalde (2).

THW Kiel: Omeyer, Reichmann (7), Dragicevic (2), Palmarsson, Ilic (2), J. Fernandez (1p.), Lundstrom (5); Kubes, Jicha (5), Zeitz (7).